Comunas que sirvieron al narcotráfico hoy son zonas de trabajo y sana producción

El Consep impulsa negocios y actividades económicas que ayuden a los habitantes locales.

22 Agosto, 2013, 8:41 pm
Por: Redacción 
Llega la noche y en la comuna Engunga, provincia de Santa Elena, la cosecha de camarón está en su máximo nivel.
 
Cinco horas es el tiempo que tarda la comunidad en recogerlo, pesarlo y embarcarlo para que sea empacado y exportado a Europa.
 
Pero hasta hace seis años, lo que Engunga enviaba al 'Viejo Continente' era droga. Antinarcóticos halló más de cinco toneladas de estupefacientes, nueve embarcaciones y ocho motores fuera de borda que se cree iban a ser utilizados para sacar el cargamento. La camaronera fue incautada por el Consep y entregada a la comunidad.
 
Ahora existen seis piscinas que producen 60 mil libras de camarón cada tres meses. La meta es que el próximo año se habiliten dos piscinas más.
 
Engunga y junto al balneario de Montañita son solo dos de las 83 zonas vulnerables al narcotráfico en Ecuador. Un 90 por ciento de estas parroquias tiene conexión con el océano y es limitado el control policial y militar.
 
En estas zonas es donde el Consep intenta hacer un trabajo de prevención, por medio de negocios y actividades económicas que ayuden a los habitantes locales.
 
El financiamiento de estos proyectos es mixto. Las empresas del sector privado consumen o compran los productos, mientras que el Consep otorga los bienes, y los diferentes ministerios dan el apoyo técnico. La utilidad de los proyectos debe ser invertida en la población.
 
Así se pretende combatir la producción, acopio y tráfico de drogas en sitios cuya población, por su condición socioeconómica, se vuelve un blanco fácil para los narcotraficantes.
Llega la noche y en la comuna Engunga, provincia de Santa Elena, la cosecha de camarón está en su máximo nivel.
 
Cinco horas es el tiempo que tarda la comunidad en recogerlo, pesarlo y embarcarlo para que sea empacado y exportado a Europa.
 
Pero hasta hace seis años, lo que Engunga enviaba al 'Viejo Continente' era droga. Antinarcóticos halló más de cinco toneladas de estupefacientes, nueve embarcaciones y ocho motores fuera de borda que se cree iban a ser utilizados para sacar el cargamento. La camaronera fue incautada por el Consep y entregada a la comunidad.
 
Ahora existen seis piscinas que producen 60 mil libras de camarón cada tres meses. La meta es que el próximo año se habiliten dos piscinas más.
 
Engunga y junto al balneario de Montañita son solo dos de las 83 zonas vulnerables al narcotráfico en Ecuador. Un 90 por ciento de estas parroquias tiene conexión con el océano y es limitado el control policial y militar.
 
En estas zonas es donde el Consep intenta hacer un trabajo de prevención, por medio de negocios y actividades económicas que ayuden a los habitantes locales.
 
El financiamiento de estos proyectos es mixto. Las empresas del sector privado consumen o compran los productos, mientras que el Consep otorga los bienes, y los diferentes ministerios dan el apoyo técnico. La utilidad de los proyectos debe ser invertida en la población.
 
Así se pretende combatir la producción, acopio y tráfico de drogas en sitios cuya población, por su condición socioeconómica, se vuelve un blanco fácil para los narcotraficantes.