Reclamos por cupos escolares se extienden a la Amazonía

Los casos serán enviados al Ministerio de Educación, en Quito. Los padres están consternados.

20 Agosto, 2013, 5:34 pm
Por: Redacción 
Malestar por el cambio de planteles de sus hijos es lo que experimentan padres de familia de las provincias de la Amazonía, tal como ocurre en las provincias de la Sierra, a 13 días de iniciar oficialmente el período escolar en esas regiones del país.
 
Solo el primer día llegaron a la Dirección de Educación de Pastaza más de 500 progenitores a reclamar porque sus hijos habían sido cambiados a planteles muy distantes de su lugar de residencia. Es el caso de Betty Hernández, quien vive en el barrio Obrero de Puyo, y su hija fue cambiada a un centro educativo de la comunidad Pindo Mirador, del cantón Mera, a unos 20 kilómetros de Puyo. 
 
Este martes 20 de agosto, la situación seguía tensa, puesto que desde las 08H00 la fila de reclamos la conformaban no menos de 300 personas. María Elena Pisango, moradora de la comunidad kichwa de Sama Suncha, del cantón Santa Clara, dijo que en su comunidad hay ocho familias con problemas. Otras de las irregularidades detectadas es que hay niños inscritos que no constan en ningún plantel.
 
El director provincial de Educación, José López, manifestó que hasta este miércoles 21 de agosto se remitirá la información de las quejas hacia la matriz del Ministerio de Educación, para buscar una pronta solución.
Malestar por el cambio de planteles de sus hijos es lo que experimentan padres de familia de las provincias de la Amazonía, tal como ocurre en las provincias de la Sierra, a 13 días de iniciar oficialmente el período escolar en esas regiones del país.
 
Solo el primer día llegaron a la Dirección de Educación de Pastaza más de 500 progenitores a reclamar porque sus hijos habían sido cambiados a planteles muy distantes de su lugar de residencia. Es el caso de Betty Hernández, quien vive en el barrio Obrero de Puyo, y su hija fue cambiada a un centro educativo de la comunidad Pindo Mirador, del cantón Mera, a unos 20 kilómetros de Puyo. 
 
Este martes 20 de agosto, la situación seguía tensa, puesto que desde las 08H00 la fila de reclamos la conformaban no menos de 300 personas. María Elena Pisango, moradora de la comunidad kichwa de Sama Suncha, del cantón Santa Clara, dijo que en su comunidad hay ocho familias con problemas. Otras de las irregularidades detectadas es que hay niños inscritos que no constan en ningún plantel.
 
El director provincial de Educación, José López, manifestó que hasta este miércoles 21 de agosto se remitirá la información de las quejas hacia la matriz del Ministerio de Educación, para buscar una pronta solución.