Inicio ·Noticias · Artículo

Crisis en frontera desplaza a 158 familias ecuatorianas

Redacción

arivera

|

Miércoles 18 de Abril de 2018 - 6:40
compártelo
  • Militar patrulla las calles de Tumaco, municipio del departamento de Nariño, cerca de la frontera con Ecuador. Foto: AFP
Militar patrulla las calles de Tumaco, municipio del departamento de Nariño, cerca de la frontera con Ecuador. Foto: AFP
La inusual oleada de violencia con atentados y secuestros que azota a Ecuador en su frontera con Colombia ha dejado 158 familias desplazadas, informaron las autoridades el martes 17 de abril de 2018.
 
Ecuador, que nunca había sufrido en carne propia la violencia derivada del narcotráfico en Colombia, se ha visto sorprendido en últimos meses por una serie de ataques, con un saldo de siete muertos, decenas de heridos y dos secuestrados, estos últimos conocidos este martes.
 
"Hasta este momento hemos atendido a 158 familias que se encuentran en esta situación de desplazamiento interno" en la provincia de Esmeraldas (norte), señaló Berenice Cordero, ministra de Inclusión Económica y Social, en una rueda de prensa.
 
Ecuador ha recibido durante décadas a decenas de miles de refugiados que huían del largo y sangriento conflicto colombiano. Pero no se recuerdan desplazamientos por motivos de violencia interna.
 
Los desplazamientos comenzaron "hace aproximadamente unas tres semanas", cuando fue secuestrado un equipo de prensa del diario quiteño El Comercio que posteriormente fue asesinado en cautiverio, indicó la funcionaria.
 
Los desplazados proceden de los poblados limítrofes de El Pan y Mataje, donde se produjeron atentados contra fuerzas militares y policiales ecuatorianas atribuidos a disidentes de la exguerrilla de las FARC encabezados por Walter Artízala, alias Guacho.
 
Precisamente en Mataje se produjo el secuestro de los periodistas.
 
Hay "una atmósfera en la que las familias se sienten inseguras y por eso toman esta decisión de dejar sus lugares de vivienda y buscar un refugio temporal", expresó Cordero.
 
De las 158 familias, 54 se encuentran en un albergue de la iglesia Católica, ubicada en el cantón de San Lorenzo.
 
 
AFP

La inusual oleada de violencia con atentados y secuestros que azota a Ecuador en su frontera con Colombia ha dejado 158 familias desplazadas, informaron las autoridades el martes 17 de abril de 2018.

 

Ecuador, que nunca había sufrido en carne propia la violencia derivada del narcotráfico en Colombia, se ha visto sorprendido en últimos meses por una serie de ataques, con un saldo de siete muertos, decenas de heridos y dos secuestrados, estos últimos conocidos este martes.

 

"Hasta este momento hemos atendido a 158 familias que se encuentran en esta situación de desplazamiento interno" en la provincia de Esmeraldas (norte), señaló Berenice Cordero, ministra de Inclusión Económica y Social, en una rueda de prensa.

 

Ecuador ha recibido durante décadas a decenas de miles de refugiados que huían del largo y sangriento conflicto colombiano. Pero no se recuerdan desplazamientos por motivos de violencia interna.

 

Los desplazamientos comenzaron "hace aproximadamente unas tres semanas", cuando fue secuestrado un equipo de prensa del diario quiteño El Comercio que posteriormente fue asesinado en cautiverio, indicó la funcionaria.

 

Los desplazados proceden de los poblados limítrofes de El Pan y Mataje, donde se produjeron atentados contra fuerzas militares y policiales ecuatorianas atribuidos a disidentes de la exguerrilla de las FARC encabezados por Walter Artízala, alias Guacho.

 

Precisamente en Mataje se produjo el secuestro de los periodistas.

 

Hay "una atmósfera en la que las familias se sienten inseguras y por eso toman esta decisión de dejar sus lugares de vivienda y buscar un refugio temporal", expresó Cordero.

 

De las 158 familias, 54 se encuentran en un albergue de la iglesia Católica, ubicada en el cantón de San Lorenzo.

 

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos