El Triunfo registra fuertes vientos mientras que Los Ríos pierde sus cultivos por las lluvias

En Pimocha, unas 600 familias quedaron aisladas tras los intensos aguaceros.

LOS RÍOS, Ecuador.- En algunos cantones, los habitantes tienen que nadar para salir de sus casas. Foto: Radio Fluminense
27 Febrero, 2018, 1:05 pm
Por: Redacción 
Fuertes vientos que cientos de habitantes calificaron de "huracanados" azotaron este lunes 26 de febrero al cantón El Triunfo, en la provincia del Guayas. 
 
Los residentes de esta localidad señalan que este fue la lluvia más fuerte del 2018.
 
A través de fotografías y videos que circulaban en redes, se evidenciaron techos dañados, árboles caídos, carpas derribadas y letreros desprendidos. 
Las viviendas sufrieron las peores consecuencias. 
 
El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) se reunió con miembros de la Secretaría de Gestión de Riesgos para determinar a cuánto asciende el daño en este cantón. 
 
Mientras que en la zona rural de Babahoyo, cientos de personas  padecen las inclemencias del tiempo.
 
Por ejemplo en Pimocha, la parroquia más extensa  de la provincia de Los Ríos,  unas 600 familias quedaron aisladas tras los intensos aguaceros  y el desbordamiento de afluentes.
 
En el recinto La Legua, de esta jurisdicción fluminense, desde hace una semana moradores debe nadar todos los días para llegar a su trabajo.
 
Además en esta comunidad, al menos 200 hectáreas de terrenos cultivables quedaron bajo dos metros de agua. 
 
Javier Díaz, Presidente de la Junta Parroquial de Pimocha, explicó que aunque conoce muy bien lo que ocurre todos los años en época de lluvias existen dificultades para brindar ayuda a los habitantes de Pimocha.
 
Redacción
Fuertes vientos que cientos de habitantes calificaron de "huracanados" azotaron este lunes 26 de febrero al cantón El Triunfo, en la provincia del Guayas. 
 
Los residentes de esta localidad señalan que este fue la lluvia más fuerte del 2018.
 
A través de fotografías y videos que circulaban en redes, se evidenciaron techos dañados, árboles caídos, carpas derribadas y letreros desprendidos. 
Las viviendas sufrieron las peores consecuencias. 
 
El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) se reunió con miembros de la Secretaría de Gestión de Riesgos para determinar a cuánto asciende el daño en este cantón. 
 
Mientras que en la zona rural de Babahoyo, cientos de personas  padecen las inclemencias del tiempo.
 
Por ejemplo en Pimocha, la parroquia más extensa  de la provincia de Los Ríos,  unas 600 familias quedaron aisladas tras los intensos aguaceros  y el desbordamiento de afluentes.
 
En el recinto La Legua, de esta jurisdicción fluminense, desde hace una semana moradores debe nadar todos los días para llegar a su trabajo.
 
Además en esta comunidad, al menos 200 hectáreas de terrenos cultivables quedaron bajo dos metros de agua. 
 
Javier Díaz, Presidente de la Junta Parroquial de Pimocha, explicó que aunque conoce muy bien lo que ocurre todos los años en época de lluvias existen dificultades para brindar ayuda a los habitantes de Pimocha.