Inicio ·Noticias · Artículo

Desmantelan mini laboratorio que servía para reempacar cocaína en Manabí

Redacción

redaccion

|

Martes 02 de Enero de 2018 - 22:20
compártelo
  • Según autoridades, la droga se dirigía hacia Centroamérica, cuyo destino final era EEUU. Foto: Ecuavisa.
Video: Según autoridades, la droga se dirigía hacia Centroamérica, cuyo destino final era EEUU. Foto: Ecuavisa. Según autoridades, la droga se dirigía hacia Centroamérica, cuyo destino final era EEUU. Foto: Ecuavisa.
En la provincia de Manabí, se desmanteló un mini laboratorio donde se tenía previsto reempacar drogas para evitar que se estropeen con el agua salada, una nueva estrategia que sería utilizada por los narcos para no ser detenidos y poder recuperar la mercancía.
 
El mini laboratorio estaba ubicado en una finca del cantón Olmedo, donde los agentes de la Unidad Contra el Crimen Organizado (ULCO) encontraron caletas subterráneas con dos metros y medio de profundidad, en el cual se encondían casi 800 kilos de cocaína. 
 
En total, los agentes decomisaron 2 toneladas de drogas en 3 caletas subteráneas. También se decomisó armamento y equipos utilizados para la ilegal tarea.
 
Según el jefe nacional de Antinarcóticos, Pablo Aguirre, se cree que la drogra se dirigía hacia Centroamérica, cuyo destino final era Estados Unidos. Dos personas están detenidas por vinculaciones al caso. 
 
Esta incursión se denominó “Operativo de fin de año”, uno de los agentes relata que el cargamento estaba listo para pasar por un proceso de impermeabilización por medio de un minilaboratorio, que estaba en proceso de instalación:
 
“Consiste en colocar dentro de una máquina los bloques de droga para empaquetarlos al vacío, con una envoltura plástica que debe ser compactada retirando el aire del interior, eliminando cualquier posibilidad de filtraciones”. 
 
“Este método permite que la droga sea llevada por vía marítima sin ser detectada, cuándo es tirada al mar, el producto no se daña y puede ser retirada después de unos días. Además, los delicuentes tienen dispositivos tecnológicos para localizarla”, narra un agente de la Unidad Contra el Crimen Organizado.
 
“Presumiblemente, ellos (narcos) con esta capcidad tranquilamente podían hacer envíos de tres o cuatro lanchas mensuales”, manifestó el agente haciendo referencia que este sistema ilegal tiene gran capacidad logística para envios por altamar.
 
Actualmente, Ecuador es parte del Corredor Internacional del Narcotráfico que opera a lo largo de los países que bordean el Oceano Pacífico, donde los cárteles financian los envíos.
 
Redacción

En la provincia de Manabí, se desmanteló un mini laboratorio donde se tenía previsto reempacar drogas para evitar que se estropeen con el agua salada, una nueva estrategia que sería utilizada por los narcos para no ser detenidos y poder recuperar la mercancía.

 

El mini laboratorio estaba ubicado en una finca del cantón Olmedo, donde los agentes de la Unidad Contra el Crimen Organizado (ULCO) encontraron caletas subterráneas con dos metros y medio de profundidad, en el cual se encondían casi 800 kilos de cocaína. 

 

En total, los agentes decomisaron 2 toneladas de drogas en 3 caletas subteráneas. También se decomisó armamento y equipos utilizados para la ilegal tarea.

 

Según el jefe nacional de Antinarcóticos, Pablo Aguirre, se cree que la drogra se dirigía hacia Centroamérica, cuyo destino final era Estados Unidos. Dos personas están detenidas por vinculaciones al caso. 

 

Esta incursión se denominó “Operativo de fin de año”, uno de los agentes relata que el cargamento estaba listo para pasar por un proceso de impermeabilización por medio de un minilaboratorio, que estaba en proceso de instalación:

 

“Consiste en colocar dentro de una máquina los bloques de droga para empaquetarlos al vacío, con una envoltura plástica que debe ser compactada retirando el aire del interior, eliminando cualquier posibilidad de filtraciones”. 

 

“Este método permite que la droga sea llevada por vía marítima sin ser detectada, cuándo es tirada al mar, el producto no se daña y puede ser retirada después de unos días. Además, los delicuentes tienen dispositivos tecnológicos para localizarla”, narra un agente de la Unidad Contra el Crimen Organizado.

 

“Presumiblemente, ellos (narcos) con esta capcidad tranquilamente podían hacer envíos de tres o cuatro lanchas mensuales”, manifestó el agente haciendo referencia que este sistema ilegal tiene gran capacidad logística para envios por altamar.

 

Actualmente, Ecuador es parte del Corredor Internacional del Narcotráfico que opera a lo largo de los países que bordean el Oceano Pacífico, donde los cárteles financian los envíos.

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos