Inicio ·Noticias · Artículo

Denuncian en Cotopaxi botadero de osamentas de animales

Redacción

jvite

|

Viernes 25 de Noviembre de 2016 - 20:54
compártelo
  • Habitantes de Saquisilí dicen que restos de cabezas de ganado contaminan ambiente.
Habitantes de Saquisilí dicen que restos de cabezas de ganado contaminan ambiente. Habitantes de Saquisilí dicen que restos de cabezas de ganado contaminan ambiente.

El lugar se denomina Quebrada Seca y pertenece a la jurisdicción del cantón Saquisilí, de la provincia de Cotopaxi
 
Desde una colina se observan centenares de cabezas de ganado botadas al aire libre, muy cerca de varias viviendas.     
 
Al bajar al lugar el olor es nauseabundo, insoportable.   
 
Se trata de un cementerio de cabezas de ganado, unas aún con sangre, cubiertas por una infinidad de moscas.
 
Estos insectos no solamente están impregnadas en las osamentas, sino también en las paredes de la quebrada. 
 
A pocos metros del lugar está el barrio La Libertad. Sus habitantes aseguran que el botadero no es nuevo, que han presentado una denuncia a las autoridades, pero no tienen ninguna respuesta. 
 
Uno de los moradores dice que la situación viene desde hace tiempo y que han acudido autoridades y que la situación sigue igual. 
 
Otro de los habitantes cree que se debería hacer una protesta para ver si se elimina el problema. Añaden que las moscas invaden sus cultivos. 
 
Según el jefe político de Saquisilí, Omar Venegas, le corresponde al Municipio tomar decisiones. 
 
“El que tiene que ver en este caso, dar el permiso para estas actividades es el Municipio, que tenía que haber tomado cartas en el asunto”, dijo. 
 
En el Municipio de Saquisilí un funcionario indicó que el alcalde se encontraba de viaje y que tampoco estaban los concejales.   
 
Según varios moradores, en las madrugadas se incineran los huesos y los restos son empaquetados en fundas, pero nadie sabe su destino.  

El lugar se denomina Quebrada Seca y pertenece a la jurisdicción del cantón Saquisilí, de la provincia de Cotopaxi

 

Desde una colina se observan centenares de cabezas de ganado botadas al aire libre, muy cerca de varias viviendas.     

 

Al bajar al lugar el olor es nauseabundo, insoportable.   

 

Se trata de un cementerio de cabezas de ganado, unas aún con sangre, cubiertas por una infinidad de moscas.

 

Estos insectos no solamente están impregnadas en las osamentas, sino también en las paredes de la quebrada. 

 

A pocos metros del lugar está el barrio La Libertad. Sus habitantes aseguran que el botadero no es nuevo, que han presentado una denuncia a las autoridades, pero no tienen ninguna respuesta. 

 

Uno de los moradores dice que la situación viene desde hace tiempo y que han acudido autoridades y que la situación sigue igual. 

 

Otro de los habitantes cree que se debería hacer una protesta para ver si se elimina el problema. Añaden que las moscas invaden sus cultivos. 

 

Según el jefe político de Saquisilí, Omar Venegas, le corresponde al Municipio tomar decisiones. 

 

“El que tiene que ver en este caso, dar el permiso para estas actividades es el Municipio, que tenía que haber tomado cartas en el asunto”, dijo. 

 

En el Municipio de Saquisilí un funcionario indicó que el alcalde se encontraba de viaje y que tampoco estaban los concejales.   

 

Según varios moradores, en las madrugadas se incineran los huesos y los restos son empaquetados en fundas, pero nadie sabe su destino.  

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos