Inicio ·Noticias · Artículo

Cuatro personas fueron detenidas por falsificar medicinas en Quito, Guayaquil y Santo Domingo

Redacción

jesuarez

|

Miércoles 02 de Diciembre de 2015 - 16:22
compártelo
  • QUITO, Ecuador.- La pena establecida en la ley para este delito es de tres a cinco años prisión. Foto: Twitter Ministerio Interior.
QUITO, Ecuador.- La pena establecida en la ley para este delito es de tres a cinco años prisión. Foto: Twitter Ministerio Interior. QUITO, Ecuador.- La pena establecida en la ley para este delito es de tres a cinco años prisión. Foto: Twitter Ministerio Interior.
La policía desarticuló una banda dedicada a la falsificación de medicinas para el colesterol, además de otras como el viagra y la pastilla del día después. Como resultado de la operación, cuatro personas fueron detenidas, entre ellas un extranjero. 
 
Para atrapar a los antisociales, se realizaron allanamientos simultáneos en Quito, Guayaquil y Santo Domingo de los Tsáchilas. Uno de los agentes de la Policía Judicial indicó que la banda transportaba la carga desde la capital hasta Guayaquil, donde era comercializada en la Bahía de la ciudad. 
 
El operativo también incautó una máquina procesadora de medicamentos y desmanteló un laboratorio clandestino, ubicado en una casa del sector Bellavista de San Carlos, en el norte de Quito.
 
La pena establecida en la ley para este delito es de tres a cinco años prisión. 
 
 
 
 

La policía desarticuló una banda dedicada a la falsificación de medicinas para el colesterol, además de otras como el viagra y la pastilla del día después. Como resultado de la operación, cuatro personas fueron detenidas, entre ellas un extranjero. 

 

Para atrapar a los antisociales, se realizaron allanamientos simultáneos en Quito, Guayaquil y Santo Domingo de los Tsáchilas. Uno de los agentes de la Policía Judicial indicó que la banda transportaba la carga desde la capital hasta Guayaquil, donde era comercializada en la Bahía de la ciudad. 

 

El operativo también incautó una máquina procesadora de medicamentos y desmanteló un laboratorio clandestino, ubicado en una casa del sector Bellavista de San Carlos, en el norte de Quito.

 

La pena establecida en la ley para este delito es de tres a cinco años prisión. 

 

 

 

 

Le puede interesar
Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos