Eslabon 35 deja 12 detenidos en Latacunga y Quevedo

La Policía y la Fiscalía actuaron en cinco provincias simultáneamente.

  • QUITO.- El viceministro del Interior, Diego Fuentes, explicó que la organización era liderada por cuatro reos. Foto: Tomado de Twitter de Ministerio del Interior.
10 Julio, 2015, 6:48 pm
Por: Redacción 
Una organización presuntamente dedicada a la extorsión fue desarticulada este viernes. Operaba en cinco provincias y era coordinada desde dos cárceles del país. 
 
Como resultado del operativo policial, 12 personas fueron vinculadas con el delito. 
 
La Policía y la Fiscalía actuaron en cinco provincias simultáneamente. 
 
 
¿El objetivo? Desarticular una banda que desde hace cuatro meses se dedicaba a la extorsión.
 
El viceministro del Interior, Diego Fuentes, explicó que la organización era liderada por cuatro reos, tres de ellos presos en el centro de Rehabilitación de Latacunga y uno en el de Quevedo. Ellos eran quienes se dedicaban a extorsionar a sus compañeros de celda .
 
“Se les comenzaba a intimidar y se les solicitaba a los familiares para que hagan depósitos de entre mil 500 y 5 mil dólares”, aseveró Fuentes.
 
También había perjudicados fuera de la cárcel. Según la investigación, en cinco ciudades los delincuentes identificaban posibles víctimas, las indagaban y luego las contactaban telefónicamente para extorsionarlas.
 
La unidad antisecuestro y extorsión de la policía, Unase, investigó el caso durante dos meses. El jefe de esta dependencia, el coronel Edgar Vinueza, indicó que en la acción de este viernes se realizaron siete allanamientos.
 
Según informó el general Milton Zárate, director de la Policía Judicial, la persona que lideraba la organización desde la cárcel de Latacunga tuvo 18 detenciones previas, por eso dijo, es necesaria la colaboración de la ciudadanía.
 
“Cuando sean víctimas de extorsión denuncien inmediatamente en cualquier dependencia sea en la Fiscalía, para que inicie de inmediato la investigación”, expresó Zárate. 
 
Una vez desarticulada esta agrupación, las autoridades refuerzan los controles en las cárceles del país para evitar que se repitan este tipo de acciones delictivas.
 
Una organización presuntamente dedicada a la extorsión fue desarticulada este viernes. Operaba en cinco provincias y era coordinada desde dos cárceles del país. 
 
Como resultado del operativo policial, 12 personas fueron vinculadas con el delito. 
 
La Policía y la Fiscalía actuaron en cinco provincias simultáneamente. 
 
 
¿El objetivo? Desarticular una banda que desde hace cuatro meses se dedicaba a la extorsión.
 
El viceministro del Interior, Diego Fuentes, explicó que la organización era liderada por cuatro reos, tres de ellos presos en el centro de Rehabilitación de Latacunga y uno en el de Quevedo. Ellos eran quienes se dedicaban a extorsionar a sus compañeros de celda .
 
“Se les comenzaba a intimidar y se les solicitaba a los familiares para que hagan depósitos de entre mil 500 y 5 mil dólares”, aseveró Fuentes.
 
También había perjudicados fuera de la cárcel. Según la investigación, en cinco ciudades los delincuentes identificaban posibles víctimas, las indagaban y luego las contactaban telefónicamente para extorsionarlas.
 
La unidad antisecuestro y extorsión de la policía, Unase, investigó el caso durante dos meses. El jefe de esta dependencia, el coronel Edgar Vinueza, indicó que en la acción de este viernes se realizaron siete allanamientos.
 
Según informó el general Milton Zárate, director de la Policía Judicial, la persona que lideraba la organización desde la cárcel de Latacunga tuvo 18 detenciones previas, por eso dijo, es necesaria la colaboración de la ciudadanía.
 
“Cuando sean víctimas de extorsión denuncien inmediatamente en cualquier dependencia sea en la Fiscalía, para que inicie de inmediato la investigación”, expresó Zárate. 
 
Una vez desarticulada esta agrupación, las autoridades refuerzan los controles en las cárceles del país para evitar que se repitan este tipo de acciones delictivas.
 
Le puede interesar

NOTICIAS DESTACADAS