Inicio ·Noticias · Artículo

Nueva modalidad en el contrabando de combustible se descubre en la frontera sur

Redacción

jesuarez

|

Lunes 18 de Mayo de 2015 - 22:50
compártelo
  • EL ORO.- Los tanques de gasolina de los vehículos son agrandados para transportar el combustible. Fotos: Captura Video.
EL ORO.- Los tanques de gasolina de los vehículos son agrandados para transportar el combustible. Fotos: Captura Video.
Los tanques de gasolina de los vehículos son agrandados para transportar el combustible. Esta es una actividad ilegal que sigue activa y se vuelve difícil de controlar en lugares como Huaquillas
 
Los agentes del orden fueron recibidos con piedras por los contrabandistas.
 
La policía debió tomar medidas disuasivas para controlar la avalancha de personas que con piedras querían ocultar lo evidente.
 
Los garajes de algunas casas funcionan como bodegas para el contrabando de hidrocarburos.
 
Dos viviendas allanadas y un delito al descubierto: 1000 galones de combustible a la intemperie. Toda una bomba de tiempo.
 
 
Quienes viven en la zona justifican la actividad.
 
“Aquí no hay una fuente de trabajo en Huaquillas (...) ¿En qué podemos trabajar nosotros? Así sea ilegalmente, pero es algo de lo que podemos vivir nosotros”, argumentó una habitante del sector. 
 
“Es que en la frontera todo es ilegal”, defendió otra moradora. 
 
7 personas fueron detenidas, entre ellas, dos ciudadanos peruanos.
 
“Claro que es ilegal, todos sabemos que es ilegal. Pero no hay trabajo”, aseveró un detenido. 
 
El fiscal de Hidrocarburos, Alberto Caiminalqui, argumentó que se endurecieron las penas. Pese a esto, aún existen quienes se rehúsan a dejar la ilegal actividad.
 
“Almacenamiento, transporte y comercialización ilegal de derivado de hidrocarburos. Esto está sancionado con una pena de entre 5 y 7 años de privativa de libertad”, indicó el Caiminalqui.
 
Según las investigaciones de las autoridades, el tanque de combustible de los vehículos es agrandado para contener el doble de su capacidad. Luego los carros ingresan a los garajes y con mangueras se descarga el material hacia depósitos más grandes. Cada carro puede realizar hasta 4 recorridos al día.
 
Luego de sacar el combustible de los vehículos se enfundan de forma antitécnica. Cada funda tiene aproximadamente 5 galones de gasolina o diesel. Todo estaba listo para ser llevado a Perú.
 
En la frontera se realiza un promedio de 3 operativos al mes, en esta ocasión participaron 40 uniformados.
 
“Estas personas que ya están identificadas, al igual que los inmuebles, ellos protegen este tipo de actividad”, declaró la autoridad policial del lugar. 
 
El combustible es un producto subsidiado por el Estado. Por ejemplo, el galón de diesel vale en Ecuador 1 dólar y en Perú su costo puede cuadruplicarse.
 

Los tanques de gasolina de los vehículos son agrandados para transportar el combustible. Esta es una actividad ilegal que sigue activa y se vuelve difícil de controlar en lugares como Huaquillas

 

Los agentes del orden fueron recibidos con piedras por los contrabandistas.

 

La policía debió tomar medidas disuasivas para controlar la avalancha de personas que con piedras querían ocultar lo evidente.

 

Los garajes de algunas casas funcionan como bodegas para el contrabando de hidrocarburos.

 

Dos viviendas allanadas y un delito al descubierto: 1000 galones de combustible a la intemperie. Toda una bomba de tiempo.

 

Lea además: “Verifícame”, la app que permite a consumidores saber si un licor es legal o no

 

Quienes viven en la zona justifican la actividad.

 

“Aquí no hay una fuente de trabajo en Huaquillas (...) ¿En qué podemos trabajar nosotros? Así sea ilegalmente, pero es algo de lo que podemos vivir nosotros”, argumentó una habitante del sector. 

 

“Es que en la frontera todo es ilegal”, defendió otra moradora. 

 

7 personas fueron detenidas, entre ellas, dos ciudadanos peruanos.

 

“Claro que es ilegal, todos sabemos que es ilegal. Pero no hay trabajo”, aseveró un detenido. 

 

El fiscal de Hidrocarburos, Alberto Caiminalqui, argumentó que se endurecieron las penas. Pese a esto, aún existen quienes se rehúsan a dejar la ilegal actividad.

 

“Almacenamiento, transporte y comercialización ilegal de derivado de hidrocarburos. Esto está sancionado con una pena de entre 5 y 7 años de privativa de libertad”, indicó el Caiminalqui.

 

Según las investigaciones de las autoridades, el tanque de combustible de los vehículos es agrandado para contener el doble de su capacidad. Luego los carros ingresan a los garajes y con mangueras se descarga el material hacia depósitos más grandes. Cada carro puede realizar hasta 4 recorridos al día.

 

Luego de sacar el combustible de los vehículos se enfundan de forma antitécnica. Cada funda tiene aproximadamente 5 galones de gasolina o diesel. Todo estaba listo para ser llevado a Perú.

 

En la frontera se realiza un promedio de 3 operativos al mes, en esta ocasión participaron 40 uniformados.

 

“Estas personas que ya están identificadas, al igual que los inmuebles, ellos protegen este tipo de actividad”, declaró la autoridad policial del lugar. 

 

El combustible es un producto subsidiado por el Estado. Por ejemplo, el galón de diesel vale en Ecuador 1 dólar y en Perú su costo puede cuadruplicarse.

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos