Inicio ·Noticias · Artículo

De zapatero a artesano: Jaime un emprendedor de la vida

Redacción

mguaman

|

Jueves 30 de Abril de 2015 - 15:59
compártelo
  • La falta de sus piernas no ha sido impedimento para que Jaime ahora realice artesanías en cuero.
La falta de sus piernas no ha sido impedimento para que Jaime ahora realice artesanías en cuero. La falta de sus piernas no ha sido impedimento para que Jaime ahora realice artesanías en cuero.
Jaime Chamba fue un talentoso zapatero que perdió una de sus piernas y quedó parapléjico luego de ser atropellado por un conductor en estado de embriaguez.
 
Esta es la historia de un hombre que no se quedó en la tragedia que lo alejó de su oficio.
 
Él es Jaime Chamba de 53 años y tiene su taller de artesanías llamado 'Arte Fénix', en el sur de Quito. Lleva ese nombre porque hace 13 años Jaime casi muere a causa de un accidente de tránsito que lo dejó parapléjico y sin una pierna. Tuvo que dejar su negocio de zapatería, pero como el ave Fénix surgió con otro emprendimiento.
 
La falta de sus piernas no ha sido impedimento para que Jaime ahora realice artesanías en cuero.
 
Adquirió máquinas especiales para ser utilizadas a mano, ya no requiere la fuerza de las piernas, así arregla y fabrica artículos en cuero.
 
Jaime es casado y tiene dos hijos. Con su trabajo sustenta su hogar aunque vive independiente en una casa para personas con discapacidad.
 
Dice que el trabajo lo ayuda también a mantener su mente ocupada y a olvidar su condición física.
 
Jaime crea sombreros, cinturones en todos los colores, monederos en todos los tamaños, sandalias, estuches para celulares, para computadoras y si el cliente lo requiere graba nombres o crea dibujos.
 
Nunca le ha dicho no al trabajo, se siente bendecido de tenerlo y hoy da un mensaje a todos los trabajadores ecuatorianos.
 
Jaime Chamba en sus horas libres también se dedica a la música. Tiene un grupo musical que próximamente se dedicará a tocar en eventos. Un hombre sin duda emprendedor, orgulloso de su trabajo y del talento de sus manos.

Jaime Chamba fue un talentoso zapatero que perdió una de sus piernas y quedó parapléjico luego de ser atropellado por un conductor en estado de embriaguez.

 

Esta es la historia de un hombre que no se quedó en la tragedia que lo alejó de su oficio.

 

Él es Jaime Chamba de 53 años y tiene su taller de artesanías llamado 'Arte Fénix', en el sur de Quito. Lleva ese nombre porque hace 13 años Jaime casi muere a causa de un accidente de tránsito que lo dejó parapléjico y sin una pierna. Tuvo que dejar su negocio de zapatería, pero como el ave Fénix surgió con otro emprendimiento.

 

La falta de sus piernas no ha sido impedimento para que Jaime ahora realice artesanías en cuero.

 

Adquirió máquinas especiales para ser utilizadas a mano, ya no requiere la fuerza de las piernas, así arregla y fabrica artículos en cuero.

 

Jaime es casado y tiene dos hijos. Con su trabajo sustenta su hogar aunque vive independiente en una casa para personas con discapacidad.

 

Dice que el trabajo lo ayuda también a mantener su mente ocupada y a olvidar su condición física.

 

Jaime crea sombreros, cinturones en todos los colores, monederos en todos los tamaños, sandalias, estuches para celulares, para computadoras y si el cliente lo requiere graba nombres o crea dibujos.

 

Nunca le ha dicho no al trabajo, se siente bendecido de tenerlo y hoy da un mensaje a todos los trabajadores ecuatorianos.

 

Jaime Chamba en sus horas libres también se dedica a la música. Tiene un grupo musical que próximamente se dedicará a tocar en eventos. Un hombre sin duda emprendedor, orgulloso de su trabajo y del talento de sus manos.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos