Inicio ·Noticias · Artículo

20 muertos por choque de tren y autobús en noreste de México

Redacción

jesuarez

|

Sábado 14 de Febrero de 2015 - 17:29
compártelo
  • MÉXICO.- Las autoridades habían informado de al menos 16 personas fallecidas, entre ellas dos niños.
Video: MÉXICO.- Las autoridades habían informado de al menos 16 personas fallecidas, entre ellas dos niños.
El número de víctimas por un choque entre un autobús de pasajeros y un tren de carga en el estado de Nuevo León (noreste de México) subió a 20 muertos y 31 heridos, informó este sábado el alcalde de Anáhuac, donde sucedió el accidente.
 
"Cuatro de las personas que estaban atendiendo en (la cercana ciudad de Nuevo) Laredo fallecieron porque llevaban mucho daño, entonces lamentablemente ya estamos hablando de 20 personas" fallecidas, dijo el edil Desiderio Urteaga.
 
Anteriormente, las autoridades habían informado de al menos 16 personas fallecidas, entre ellas dos niños.
 
 
Urteaga precisó 31 personas resultaron heridas en el accidente, entre ellas el conductor del autobús, a quien las autoridades investigan por posible negligencia.
 
El director de Protección Civil del estado, Jorge Camacho, explicó anteriormente que aparentemente el autobús fue embestido por el tren en momentos en que cruzaba las vías férreas en una estación llamada Camarones.
 
El accidente se produjo pasadas las 17H00 locales (23H00 GMT) del viernes en el pequeño municipio de Anáhuac, de unos 23.000 habitantes y cercana a la frontera con Texas (Estados Unidos), donde agentes de la fiscalía, la policía estatal y del Ejército trabajaron hasta entrada la noche en busca de más víctimas.
 
El autobús quedó varado junto a las vías férreas, partido en dos y semidestrozado. A unos metros yacían los gigantescos vagones contenedores del tren, entre las decenas de maletas, almohadas y ropa de los pasajeros que quedaron esparcidas en el lugar.
 
"Tenemos el reporte de que la unidad traía 51 pasajeros", comentó Urteaga.
 
El autobús, que estaba haciendo la ruta que va desde Nuevo Laredo, en el vecino estado de Tamaulipas, hasta la ciudad de Nueva Rosita, en el también vecino Coahuila, estaba diseñado para transportar sólo a unas 43 personas.
 
Según las autoridades, las condiciones meteorológicas en el momento del siniestro eran buenas y no había ni lluvia ni niebla en el lugar, y actualmente investigan si el conductor del autobús quiso ganarle el paso al ferrocarril.
 
La empresa dueña del autobús se negó a dar una declaración de forma inmediata, pero aseguró que más tarde emitiría un comunicado.
Fuente: AFP

El número de víctimas por un choque entre un autobús de pasajeros y un tren de carga en el estado de Nuevo León (noreste de México) subió a 20 muertos y 31 heridos, informó este sábado el alcalde de Anáhuac, donde sucedió el accidente.

 

"Cuatro de las personas que estaban atendiendo en (la cercana ciudad de Nuevo) Laredo fallecieron porque llevaban mucho daño, entonces lamentablemente ya estamos hablando de 20 personas" fallecidas, dijo el edil Desiderio Urteaga.

 

Anteriormente, las autoridades habían informado de al menos 16 personas fallecidas, entre ellas dos niños.

 

Lea: Ola de frío provoca retrasos y alertas en el norte y medio oeste de EE.UU.

 

Urteaga precisó 31 personas resultaron heridas en el accidente, entre ellas el conductor del autobús, a quien las autoridades investigan por posible negligencia.

 

El director de Protección Civil del estado, Jorge Camacho, explicó anteriormente que aparentemente el autobús fue embestido por el tren en momentos en que cruzaba las vías férreas en una estación llamada Camarones.

 

El accidente se produjo pasadas las 17H00 locales (23H00 GMT) del viernes en el pequeño municipio de Anáhuac, de unos 23.000 habitantes y cercana a la frontera con Texas (Estados Unidos), donde agentes de la fiscalía, la policía estatal y del Ejército trabajaron hasta entrada la noche en busca de más víctimas.

 

El autobús quedó varado junto a las vías férreas, partido en dos y semidestrozado. A unos metros yacían los gigantescos vagones contenedores del tren, entre las decenas de maletas, almohadas y ropa de los pasajeros que quedaron esparcidas en el lugar.

 

"Tenemos el reporte de que la unidad traía 51 pasajeros", comentó Urteaga.

 

El autobús, que estaba haciendo la ruta que va desde Nuevo Laredo, en el vecino estado de Tamaulipas, hasta la ciudad de Nueva Rosita, en el también vecino Coahuila, estaba diseñado para transportar sólo a unas 43 personas.

 

Según las autoridades, las condiciones meteorológicas en el momento del siniestro eran buenas y no había ni lluvia ni niebla en el lugar, y actualmente investigan si el conductor del autobús quiso ganarle el paso al ferrocarril.

 

La empresa dueña del autobús se negó a dar una declaración de forma inmediata, pero aseguró que más tarde emitiría un comunicado.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos