Los demócratas dan alegatos finales contra Trump en juicio político

Este viernes concluyen con la acusación de "encubrimiento" en contra del presidente.

El presidente de EE.UU. sigue con sus actividades a pesar del proceso. Foto: DREW ANGERER / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP
24 Enero, 2020, 6:18 pm
Por: AFP 
Los demócratas concluyen este viernes su alegato inicial con el abordaje del cargo de obstrucción al Congreso en el juicio político contra el presidente de Estados Unidos Donald Trump acusando al mandatario de "encubrimiento", tras ser señalado por presionar al gobierno de Ucrania en beneficio propio.
 
Los demócratas buscan quebrar la sólida unidad de la bancada republicana del Senado, que con su mayoría de 53 a 47 probablemente absuelva al presidente de los dos cargos por abuso de poder y obstrucción al Congreso.
 
"El presidente trató de hacer trampa, lo pillaron y entonces trabajó afanosamente para encubrirlo", dijo el congresista demócrata Hakeem Jeffries durante su alegato. 
 
 
Según la acusación, Trump intentó presionar a su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, en una llamada el 25 de julio para que investigara los negocios del hijo de Joe Biden, quien podría ser su rival demócrata en las presidenciales de noviembre. 
 
Este es el último día de los alegatos iniciales para los demócratas, que a diez meses de las elecciones buscan que las audiencias movilicen al electorado. 
 
A partir del sábado y hasta el martes -con un receso el domingo- la defensa del presidente tomará la palabra. 
 
 
Jordan Sekulow, uno de los miembros de la defensa de Trump, descalificó los argumentos demócratas como "más de lo mismo, una política hiperpartidista bajo la forma de una jerga legal". 
 
"Vamos a defender el caso del presidente porque él estaba actuando totalmente de acuerdo a sus derechos constitucionales", dijo a la cadena conservadora Fox News. 
 
Después de los alegatos de la acusación y de la defensa, los dos partidos tendrán un total de 16 horas para responder a preguntas planteadas por escrito por los senadores. 
 
Finalizada esta fase, deberán decidir por mayoría simple si quieren seguir el proceso convocando a nuevos testigos, como exige la acusación.  En caso contrario deben votar sobre la culpabilidad del presidente. Para destituirlo es necesaria una mayoría de dos tercios, lo que por el momento parece improbable. 
Los demócratas concluyen este viernes su alegato inicial con el abordaje del cargo de obstrucción al Congreso en el juicio político contra el presidente de Estados Unidos Donald Trump acusando al mandatario de "encubrimiento", tras ser señalado por presionar al gobierno de Ucrania en beneficio propio.
 
Los demócratas buscan quebrar la sólida unidad de la bancada republicana del Senado, que con su mayoría de 53 a 47 probablemente absuelva al presidente de los dos cargos por abuso de poder y obstrucción al Congreso.
 
"El presidente trató de hacer trampa, lo pillaron y entonces trabajó afanosamente para encubrirlo", dijo el congresista demócrata Hakeem Jeffries durante su alegato. 
 
 
Según la acusación, Trump intentó presionar a su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, en una llamada el 25 de julio para que investigara los negocios del hijo de Joe Biden, quien podría ser su rival demócrata en las presidenciales de noviembre. 
 
Este es el último día de los alegatos iniciales para los demócratas, que a diez meses de las elecciones buscan que las audiencias movilicen al electorado. 
 
A partir del sábado y hasta el martes -con un receso el domingo- la defensa del presidente tomará la palabra. 
 
 
Jordan Sekulow, uno de los miembros de la defensa de Trump, descalificó los argumentos demócratas como "más de lo mismo, una política hiperpartidista bajo la forma de una jerga legal". 
 
"Vamos a defender el caso del presidente porque él estaba actuando totalmente de acuerdo a sus derechos constitucionales", dijo a la cadena conservadora Fox News. 
 
Después de los alegatos de la acusación y de la defensa, los dos partidos tendrán un total de 16 horas para responder a preguntas planteadas por escrito por los senadores. 
 
Finalizada esta fase, deberán decidir por mayoría simple si quieren seguir el proceso convocando a nuevos testigos, como exige la acusación.  En caso contrario deben votar sobre la culpabilidad del presidente. Para destituirlo es necesaria una mayoría de dos tercios, lo que por el momento parece improbable.