Gabriela Rivadeneira califica como "represalia" la detención de su padre

El hombre es investigado por enriquecimiento privado no justificado.

Gabriela Rivadeneira, asambleísta correísta, estuvo refugiada por casi 3 meses en la embajada de México en Quito. Foto: API
13 Enero, 2020, 6:37 pm
Por: Redacción 

La asambleísta Gabriela Rivadeneira calificó la detención de su padre, Pedro Rivadeneria, como una "represalia" por haber validado "su derecho al asilo", otorgado por el Gobierno de México, país en donde se encuentra desde el jueves 9 de enero. 

A través de un video, de más de cuatro minutos de duración, Rivadeneira se pronunció sobre su situación y la de su progenitor, quien es investigado por presunta asociación ilícita y enriquecimiento privado no justificado.

Tanto él como Mauro Flores fueron aprehendidos en Imbabura, horas después de que se conociera sobre la salida del país de la legisladora. El fin de semana la justicia liberó al padre de la congresista, pero le dictó medidas cautelares; mientras que Flores continúa con prisión preventiva. 

"La verdadera razón de la persecusión es porque durante estos dos años quienes somos dirigentes de la Revolución Ciudadana hemos ejercido la oposición en democracia y con argumentos", añadió la dirigente correísta en su video. 

La también exgobernadora de Imbabura denunció que "durante dos años" ha sido víctima de persecuciones de vehículos "con vidrios polarizados y sin placas", de drones y de intervenciones telefónicas. 

Además de Rivadeneira, los legisladores Soledad Buendía, Christian Viteri y Luis Molina (asambleísta alterno) abandonaron el país el jueves pasado. Ellos permanecieron casi tres meses refugiados en la embajada de México en Quito tras los once días de protestas en octubre del año pasado. 

Durante las manifestaciones se registraron saqueos, ataques a medios de comunicación, un incendio en el edificio de la Contraloría, varios muertos y cientos de heridos.

Al inicio de las movilizaciones, Rivadeneira pidió la destitución del presidente Lenín Moreno y solicitó además adelantar elecciones.  

La asambleísta Gabriela Rivadeneira calificó la detención de su padre, Pedro Rivadeneria, como una "represalia" por haber validado "su derecho al asilo", otorgado por el Gobierno de México, país en donde se encuentra desde el jueves 9 de enero. 

A través de un video, de más de cuatro minutos de duración, Rivadeneira se pronunció sobre su situación y la de su progenitor, quien es investigado por presunta asociación ilícita y enriquecimiento privado no justificado.

Tanto él como Mauro Flores fueron aprehendidos en Imbabura, horas después de que se conociera sobre la salida del país de la legisladora. El fin de semana la justicia liberó al padre de la congresista, pero le dictó medidas cautelares; mientras que Flores continúa con prisión preventiva. 

"La verdadera razón de la persecusión es porque durante estos dos años quienes somos dirigentes de la Revolución Ciudadana hemos ejercido la oposición en democracia y con argumentos", añadió la dirigente correísta en su video. 

La también exgobernadora de Imbabura denunció que "durante dos años" ha sido víctima de persecuciones de vehículos "con vidrios polarizados y sin placas", de drones y de intervenciones telefónicas. 

Además de Rivadeneira, los legisladores Soledad Buendía, Christian Viteri y Luis Molina (asambleísta alterno) abandonaron el país el jueves pasado. Ellos permanecieron casi tres meses refugiados en la embajada de México en Quito tras los once días de protestas en octubre del año pasado. 

Durante las manifestaciones se registraron saqueos, ataques a medios de comunicación, un incendio en el edificio de la Contraloría, varios muertos y cientos de heridos.

Al inicio de las movilizaciones, Rivadeneira pidió la destitución del presidente Lenín Moreno y solicitó además adelantar elecciones.