31 muertos en estampida en Irak

Tragedia ocurrió durante peregrinación chiita de Ashura, al sur de Bagdad.

  • Tragedia ocurrió durante peregrinación chiita de Ashura, al sur de Bagdad. Foto: AFP
10 Septiembre, 2019, 4:08 pm
Por: AFP 
Al menos 31 personas murieron y un centenar resultaron heridos este martes en una estampida humana que enlutó la peregrinación chiita de Ashura, en la ciudad iraquí de Kerbala, al sur de Bagdad.
 
La multitud se vio envuelta en una estampida en una de las últimas etapas de la Ashura, que conmemora el martirio del imán Husein, nieto del profeta Mahoma, uno de los acontecimientos fundacionales del islam chiita.
 
 
Ocurrió al final del día, durante un recorrido ritual hacia el mausoleo, cuando los peregrinos se golpeaban la cabeza en señal de luto y gritaban: "Nos sacrificamos por ti, ¡oh Husein!".
 
El ministerio de la Salud iraquí dio cuenta de al menos 31 muertos y 100 heridos, aunque la cifra de fallecidos podría aumentar. Entre los heridos, al menos diez se encuentran en estado crítico, según la institución.
 
Delante del hospital Al Husein, en Kerbala, las ambulancias estuvieron trasladando a heridos toda la tarde.
 
"Los peregrinos empezaron a caer, lo que nos sorprendió", explicó un joven en una silla de ruedas, el ojo izquierdo amoratado y parte de la piel de su sien arrancada. "Se fueron amontonando los unos encima de los otros. Hubo una estampida y asfixias", prosiguió.
 
El martes por la noche, el ministro de Salud, Alaa Al Allwan se desplazó a Kerbala y el presidente, Barham Saleh, presentó sus "profundas condolencias" a las familias de las víctimas.
 
Esta estampida no tiene precedentes en Kerbala, aunque el peregrinaje de la Ashura ha sido blanco en el pasado de ataques extremistas sunitas.
 
Hasta ahora no se había informado de ningún incidente en la actual celebración, casi dos años después de que Irak se declarara vencedor sobre los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).
 
 
Cientos de miles de chiitas que llegaron de otros países, principalmente del vecino Irán, se concentraban en Kerbala, como cada año.
 
- Procesiones y flagelaciones -
 
Desde el inicio del mes musulmán de 'moharram', hace diez días, los chiitas celebran un periodo de luto. 
 
En Bagdad, Basora o Nayaf, en el sur, se organizan procesiones que alcanzan su paroxismo en el décimo día del mes santo, llamado Ashura, que se celebró este martes.
 
Como cada año, estas peregrinaciones dejan imágenes impresionantes de hombres que se autoflagelan o se hacen heridas en la cabeza, con espadas o cuchillos, para conmemorar el martirio del imán Husein, asesinado en el año 680 por el califa Yazid, durante la batalla de Kerbala.
 
La mayoría de los peregrinos lloran, mientras que algunos se cubren el rostro y el torso de cenizas en señal de luto.
 
Los dos principales santuarios del chiismo están en Irak. Además de Kerbala, hay otra ciudad santa, Najaf, a 160 km al sur de Bagdad, donde se encuentra el mausoleo del imán Alí, yerno del profeta Mahoma.
 
 
En 2013, el peregrinaje de la Ashura estuvo marcado por una serie de atentados que provocaron la muerte de unos 40 fieles chiitas en varias ciudades de Irak.
 
En 2005, otro peregrinaje chiita, el del Imán Musa Kazim en el mausoleo de Bagdad, se vio enlutado por una atroz estampida en un puente sobre el Tigris en la que murieron al menos 965 peregrinos. La causa fue un rumor sobre la presencia de un kamikaze suicida entre la multitud.
 
Estas peregrinaciones son muy seguidas en Irak, cuyos dos tercios de población es chiita. Bajo el régimen sunita de Sadam Husein, celebraciones chiitas como la peregrinación de la Ashura fueron prohibidas. Actualmente, el día es una fiesta nacional.
Al menos 31 personas murieron y un centenar resultaron heridos este martes en una estampida humana que enlutó la peregrinación chiita de Ashura, en la ciudad iraquí de Kerbala, al sur de Bagdad.
 
La multitud se vio envuelta en una estampida en una de las últimas etapas de la Ashura, que conmemora el martirio del imán Husein, nieto del profeta Mahoma, uno de los acontecimientos fundacionales del islam chiita.
 
 
Ocurrió al final del día, durante un recorrido ritual hacia el mausoleo, cuando los peregrinos se golpeaban la cabeza en señal de luto y gritaban: "Nos sacrificamos por ti, ¡oh Husein!".
 
El ministerio de la Salud iraquí dio cuenta de al menos 31 muertos y 100 heridos, aunque la cifra de fallecidos podría aumentar. Entre los heridos, al menos diez se encuentran en estado crítico, según la institución.
 
Delante del hospital Al Husein, en Kerbala, las ambulancias estuvieron trasladando a heridos toda la tarde.
 
"Los peregrinos empezaron a caer, lo que nos sorprendió", explicó un joven en una silla de ruedas, el ojo izquierdo amoratado y parte de la piel de su sien arrancada. "Se fueron amontonando los unos encima de los otros. Hubo una estampida y asfixias", prosiguió.
 
El martes por la noche, el ministro de Salud, Alaa Al Allwan se desplazó a Kerbala y el presidente, Barham Saleh, presentó sus "profundas condolencias" a las familias de las víctimas.
 
Esta estampida no tiene precedentes en Kerbala, aunque el peregrinaje de la Ashura ha sido blanco en el pasado de ataques extremistas sunitas.
 
Hasta ahora no se había informado de ningún incidente en la actual celebración, casi dos años después de que Irak se declarara vencedor sobre los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).
 
 
Cientos de miles de chiitas que llegaron de otros países, principalmente del vecino Irán, se concentraban en Kerbala, como cada año.
 
- Procesiones y flagelaciones -
 
Desde el inicio del mes musulmán de 'moharram', hace diez días, los chiitas celebran un periodo de luto. 
 
En Bagdad, Basora o Nayaf, en el sur, se organizan procesiones que alcanzan su paroxismo en el décimo día del mes santo, llamado Ashura, que se celebró este martes.
 
Como cada año, estas peregrinaciones dejan imágenes impresionantes de hombres que se autoflagelan o se hacen heridas en la cabeza, con espadas o cuchillos, para conmemorar el martirio del imán Husein, asesinado en el año 680 por el califa Yazid, durante la batalla de Kerbala.
 
La mayoría de los peregrinos lloran, mientras que algunos se cubren el rostro y el torso de cenizas en señal de luto.
 
Los dos principales santuarios del chiismo están en Irak. Además de Kerbala, hay otra ciudad santa, Najaf, a 160 km al sur de Bagdad, donde se encuentra el mausoleo del imán Alí, yerno del profeta Mahoma.
 
 
En 2013, el peregrinaje de la Ashura estuvo marcado por una serie de atentados que provocaron la muerte de unos 40 fieles chiitas en varias ciudades de Irak.
 
En 2005, otro peregrinaje chiita, el del Imán Musa Kazim en el mausoleo de Bagdad, se vio enlutado por una atroz estampida en un puente sobre el Tigris en la que murieron al menos 965 peregrinos. La causa fue un rumor sobre la presencia de un kamikaze suicida entre la multitud.
 
Estas peregrinaciones son muy seguidas en Irak, cuyos dos tercios de población es chiita. Bajo el régimen sunita de Sadam Husein, celebraciones chiitas como la peregrinación de la Ashura fueron prohibidas. Actualmente, el día es una fiesta nacional.
Le puede interesar
TEMAS RELACIONADOS