Argentina: exjefe de Ejército, absuelto en juicio por secuestros

César Milani fue acusado de secuestro y tortura durante la última dictadura en Argentina.

César Milani fue acusado de secuestro y tortura durante la última dictadura en Argentina. Foto: AP
9 Agosto, 2019, 4:11 pm
Por: AFP 
César Milani, quien se desempeñó como jefe del Ejército durante el gobierno de la expresidenta Cristina Kirchner, fue absuelto este viernes de la acusación por el secuestro y tortura de un hombre y su hijo en 1977, durante la última dictadura en Argentina.
 
El tribunal de La Rioja, que juzgó también a otros diez imputados, ordenó su libertad inmediata, según la sentencia leída al cabo del juicio.
 
 
Milani fue acusado de participar, cuando era subteniente en el Batallón 141 de La Rioja (noroeste), en un operativo para secuestrar y luego someter a torturas a Pedro Olivera y su hijo Ramón.
 
La fiscalía había solicitado 18 años de prisión y la querella 20 para el exjefe del Ejército, quien vistió su uniforme militar en la audiencia.
 
Además de Milani, otros cuatro acusados fueron absueltos y seis condenados a penas de entre 3 años y medio y 10 de prisión por homicidio agravado, allanamiento ilegal, privación ilegítima de libertad e imposición de tormentos en el marco de los juicios por crímenes de lesa humanidad en la dictadura (1976-1983).
 
En su última declaración este viernes previa a la lectura del veredicto, Milani calificó las acusaciones en su contra como "difamaciones, calumnias e injurias" y pidió su absolución.
 
- Otro juicio en espera -
 
Este es el primer juicio al que es sometido Milani, de 64 años y quien fue jefe del Ejército entre 2013 y 2015 durante el gobierno de Kirchner (2007-2015).
 
El militar está acusado también por la desaparición forzada del soldado Alberto Ledo en 1976, caso por el cual afrontará un nuevo juicio en septiembre. Además está procesado por enriquecimiento ilícito cuando estaba al mando de la fuerza en democracia.
 
El exjefe del Ejército atribuyó el proceso judicial a la intención de "ahogar el último gran intento de lograr un Ejército defendiendo grandes proyectos nacionales y populares".
 
"Estoy de pie, no me van a quebrar, sigo creyendo en una patria grande, justa, libre y soberana", sostuvo.
 
Su ascenso a comandante en 2013 fue muy cuestionado por organismos humanitarios y generó fricción entre estos y la expresidenta Kirchner, quien hizo de los derechos humanos una de las banderas de su gobierno.
 
 
Fue una de las impulsoras de los juicios por crímenes de lesa humanidad tras la anulación de las leyes de amnistía en 2003 durante el gobierno de su esposo, el fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007).
 
Milani se retiró del Ejército en junio de 2015 y dos años más tarde fue arrestado por su presunta implicación en estos dos secuestros. Desde entonces estuvo en prisión preventiva en el cuartel militar Campo de Mayo, en las afueras de Buenos Aires.
 
La dictadura militar dejó 30.000 desaparecidos, según los organismos de defensa de los derechos humanos. Los militares y civiles acusados nunca admitieron culpa ni revelaron informaciones sobre la represión ilegal.
 
A marzo de 2019, había un total 3.161 personas investigadas en causas penales por delitos de lesa humanidad. De ellas, 30% estaban detenidas y 46%, libres. Aún hay 611 causas en trámite.
 
César Milani, quien se desempeñó como jefe del Ejército durante el gobierno de la expresidenta Cristina Kirchner, fue absuelto este viernes de la acusación por el secuestro y tortura de un hombre y su hijo en 1977, durante la última dictadura en Argentina.
 
El tribunal de La Rioja, que juzgó también a otros diez imputados, ordenó su libertad inmediata, según la sentencia leída al cabo del juicio.
 
 
Milani fue acusado de participar, cuando era subteniente en el Batallón 141 de La Rioja (noroeste), en un operativo para secuestrar y luego someter a torturas a Pedro Olivera y su hijo Ramón.
 
La fiscalía había solicitado 18 años de prisión y la querella 20 para el exjefe del Ejército, quien vistió su uniforme militar en la audiencia.
 
Además de Milani, otros cuatro acusados fueron absueltos y seis condenados a penas de entre 3 años y medio y 10 de prisión por homicidio agravado, allanamiento ilegal, privación ilegítima de libertad e imposición de tormentos en el marco de los juicios por crímenes de lesa humanidad en la dictadura (1976-1983).
 
En su última declaración este viernes previa a la lectura del veredicto, Milani calificó las acusaciones en su contra como "difamaciones, calumnias e injurias" y pidió su absolución.
 
- Otro juicio en espera -
 
Este es el primer juicio al que es sometido Milani, de 64 años y quien fue jefe del Ejército entre 2013 y 2015 durante el gobierno de Kirchner (2007-2015).
 
El militar está acusado también por la desaparición forzada del soldado Alberto Ledo en 1976, caso por el cual afrontará un nuevo juicio en septiembre. Además está procesado por enriquecimiento ilícito cuando estaba al mando de la fuerza en democracia.
 
El exjefe del Ejército atribuyó el proceso judicial a la intención de "ahogar el último gran intento de lograr un Ejército defendiendo grandes proyectos nacionales y populares".
 
"Estoy de pie, no me van a quebrar, sigo creyendo en una patria grande, justa, libre y soberana", sostuvo.
 
Su ascenso a comandante en 2013 fue muy cuestionado por organismos humanitarios y generó fricción entre estos y la expresidenta Kirchner, quien hizo de los derechos humanos una de las banderas de su gobierno.
 
 
Fue una de las impulsoras de los juicios por crímenes de lesa humanidad tras la anulación de las leyes de amnistía en 2003 durante el gobierno de su esposo, el fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007).
 
Milani se retiró del Ejército en junio de 2015 y dos años más tarde fue arrestado por su presunta implicación en estos dos secuestros. Desde entonces estuvo en prisión preventiva en el cuartel militar Campo de Mayo, en las afueras de Buenos Aires.
 
La dictadura militar dejó 30.000 desaparecidos, según los organismos de defensa de los derechos humanos. Los militares y civiles acusados nunca admitieron culpa ni revelaron informaciones sobre la represión ilegal.
 
A marzo de 2019, había un total 3.161 personas investigadas en causas penales por delitos de lesa humanidad. De ellas, 30% estaban detenidas y 46%, libres. Aún hay 611 causas en trámite.