Juventud alemana se manifiesta a favor del clima en Berlín

Protestas por el medio ambiente ponen en evidencia un conflicto generacional en ese país.

  • BERLÍN, Alemania.- Al menos 20.000 personas participaron de esta manifestación. Foto: AFP.
30 Marzo, 2019, 12:34 pm
Por: Redacción 

Los alemanes miran con sorpresa a su juventud que manifiesta todos los viernes a favor del clima en vez de ir a clase, una militancia política inédita desde la reunificación del país y que deja en evidencia los conflictos generacionales.

"Queremos un futuro: ¿es pedir mucho?", lanzó Greta Thunberg, la joven sueca que inspira a la juventud.

"Es sólo el comienzo", dijo invitando a los berlineses a continuar el combate contra el cambio climático.

Al menos 20.000 personas participaron el viernes de esta manifestación, indicó la policía a AFP.

Greta Thunberg, es una niña sueca que inició una huelga de colegio contra el cambio climático para conseguir llamar la atención de los medios. Ella participó en la marcha de Berlín. Foto: AFP

"Vamos a seguir faltando a clase todos los viernes porque ya no puede seguir así con el clima. Hay que activar el freno de emergencia", advirtió Franziska Wessel, una organizadora en Berlín del "FridaysForfuture" que reúne desde diciembre a miles de estudiantes secundarios.

- 'Muy inhabitual' -

La primera economía de la Unión Europea no había suscitado tal interés político de sus jóvenes desde la reunificación, señala Klaus Hurrelmann, profesor de Hertie School of Gobernance de Berlín. "Es muy inhabitual", indicó a AFP.

La militancia de la juventud alemana se borró durante la crisis financiera mundial de 2008 y recién renace, principalmente a través de las redes sociales y con el regreso de la prosperidad económica y la reducción del desempleo.

Greta Thunberg, que demostró la importancia de la movilización en la calle, fue un elemento que activó la militancia. "Copiamos su obstinación, copiamos sus huelgas, copiamos también su muy buena preparación sobre el tema (el clima), Greta es un modelo", estimó.

Frente a su determinación, los responsables políticos están "irritados y desarmados", continúa Hurrelmann.

En particular los del partido conservador de la canciller Angel Merkel. El ministro de Economía, Peter Altmaier, con una pizca de paternalismo, criticó a los jóvenes que faltan a clases estimando que "las manifestaciones serían más pertinentes fuera de los horarios de clase".

La canciller saludó el combate, lo que Jakob Blasel, un estudiante de secundaria de 18 años y organizador del movimiento en la ciudad de Kiel (norte), considera "ridículo".

"¡La protesta está dirigida justamente contra Angela Merkel y su gobierno que no hace nada para frenar la crisis del clima!", dijo a AFP.

- Conflicto de generaciones -

En regla general, jóvenes y adolescentes alemanes reclaman que los responsables piensen en ellos en un país en donde un adulto sobre cinco tiene más de 65 años, según la oficina de estadísticas, y en donde la tercera edad ya es el mayor contingente de electores.

Un fenómeno que se va a ampliar en los próximos años.

Los debates dentro de la coalición gubernamental que reúne a conservadores y socialdemócratas sobre un proyecto de jubilación de base universal dan la pauta de cuál es la principal preocupación y prioridad de los partidos tradicionales.

Los jóvenes no ven con claridad "cómo será nuestra sociedad en 20, 30 años", y quieren que su voz se escuche, subrayaba recientemente Horst Opaschowski, del instituto de investigación sobre el futuro de Hamburgo que publicó un estudio sobre el compromiso político de los jóvenes de entre 14 y 20 años.

Su revuelta toca a un conflicto de generaciones. Ya que no es inhabitual que los jóvenes rechacen la política de los adultos, pero "un voto de rechazo tan claro, tal como se expresó estas últimas semanas, es único y debería sacudir a los partidos", señala el semanario Der Spiegel.

Ello podría ser una oportunidad, sostiene Klaus Hurrelmann, si las formaciones representadas en el Bundestag deciden tomar seriamente a la juventud.

Rebajar a 16 años la edad para votar, como lo evoca el Partido Socialdemócrata (SPD), o una cuota fija de candidatos de menos de 30 años en las próximas elecciones, podrían, según él, alentarlos a adherir a los partidos que necesitan "conectarse nuevamente con las jóvenes generaciones".

AFP

Los alemanes miran con sorpresa a su juventud que manifiesta todos los viernes a favor del clima en vez de ir a clase, una militancia política inédita desde la reunificación del país y que deja en evidencia los conflictos generacionales.

"Queremos un futuro: ¿es pedir mucho?", lanzó Greta Thunberg, la joven sueca que inspira a la juventud.

"Es sólo el comienzo", dijo invitando a los berlineses a continuar el combate contra el cambio climático.

Al menos 20.000 personas participaron el viernes de esta manifestación, indicó la policía a AFP.

Greta Thunberg, es una niña sueca que inició una huelga de colegio contra el cambio climático para conseguir llamar la atención de los medios. Ella participó en la marcha de Berlín. Foto: AFP

"Vamos a seguir faltando a clase todos los viernes porque ya no puede seguir así con el clima. Hay que activar el freno de emergencia", advirtió Franziska Wessel, una organizadora en Berlín del "FridaysForfuture" que reúne desde diciembre a miles de estudiantes secundarios.

- 'Muy inhabitual' -

La primera economía de la Unión Europea no había suscitado tal interés político de sus jóvenes desde la reunificación, señala Klaus Hurrelmann, profesor de Hertie School of Gobernance de Berlín. "Es muy inhabitual", indicó a AFP.

La militancia de la juventud alemana se borró durante la crisis financiera mundial de 2008 y recién renace, principalmente a través de las redes sociales y con el regreso de la prosperidad económica y la reducción del desempleo.

Greta Thunberg, que demostró la importancia de la movilización en la calle, fue un elemento que activó la militancia. "Copiamos su obstinación, copiamos sus huelgas, copiamos también su muy buena preparación sobre el tema (el clima), Greta es un modelo", estimó.

Frente a su determinación, los responsables políticos están "irritados y desarmados", continúa Hurrelmann.

En particular los del partido conservador de la canciller Angel Merkel. El ministro de Economía, Peter Altmaier, con una pizca de paternalismo, criticó a los jóvenes que faltan a clases estimando que "las manifestaciones serían más pertinentes fuera de los horarios de clase".

La canciller saludó el combate, lo que Jakob Blasel, un estudiante de secundaria de 18 años y organizador del movimiento en la ciudad de Kiel (norte), considera "ridículo".

"¡La protesta está dirigida justamente contra Angela Merkel y su gobierno que no hace nada para frenar la crisis del clima!", dijo a AFP.

- Conflicto de generaciones -

En regla general, jóvenes y adolescentes alemanes reclaman que los responsables piensen en ellos en un país en donde un adulto sobre cinco tiene más de 65 años, según la oficina de estadísticas, y en donde la tercera edad ya es el mayor contingente de electores.

Un fenómeno que se va a ampliar en los próximos años.

Los debates dentro de la coalición gubernamental que reúne a conservadores y socialdemócratas sobre un proyecto de jubilación de base universal dan la pauta de cuál es la principal preocupación y prioridad de los partidos tradicionales.

Los jóvenes no ven con claridad "cómo será nuestra sociedad en 20, 30 años", y quieren que su voz se escuche, subrayaba recientemente Horst Opaschowski, del instituto de investigación sobre el futuro de Hamburgo que publicó un estudio sobre el compromiso político de los jóvenes de entre 14 y 20 años.

Su revuelta toca a un conflicto de generaciones. Ya que no es inhabitual que los jóvenes rechacen la política de los adultos, pero "un voto de rechazo tan claro, tal como se expresó estas últimas semanas, es único y debería sacudir a los partidos", señala el semanario Der Spiegel.

Ello podría ser una oportunidad, sostiene Klaus Hurrelmann, si las formaciones representadas en el Bundestag deciden tomar seriamente a la juventud.

Rebajar a 16 años la edad para votar, como lo evoca el Partido Socialdemócrata (SPD), o una cuota fija de candidatos de menos de 30 años en las próximas elecciones, podrían, según él, alentarlos a adherir a los partidos que necesitan "conectarse nuevamente con las jóvenes generaciones".

Le puede interesar
TEMAS RELACIONADOS