Inicio ·Noticias · Artículo

Argentina reconoce que carece de elementos para rescatar al ARA San Juan

Redacción

jesuarez

|

Sábado 17 de Noviembre de 2018 - 12:19
compártelo
  • BUENOS AIRES, Argentina.- El ministro de Defensa argentino y otras autoridades se dirigen a la prensa tras hallazgo. Foto: AFP.
Video: BUENOS AIRES, Argentina.- El ministro de Defensa argentino y otras autoridades se dirigen a la prensa tras hallazgo. Foto: AFP. BUENOS AIRES, Argentina.- El ministro de Defensa argentino y otras autoridades se dirigen a la prensa tras hallazgo. Foto: AFP.

El submarino argentino con 44 tripulantes a bordo intensamente buscado desde hace un año fue hallado implosionado en el fondo del Atlántico a 907 metros de profundidad, pero el gobierno argentino consideró este sábado 17 de noviembre de 2018 muy difícil el rescate de los restos.

En rueda de prensa brindada desde Buenos Aires, el ministro de Defensa argentino, Oscar Aguad, confesó que ese país no tiene los medios para recuperar el navío.

"No teníamos medios ni siquiera para bajar a las profundidades del mar. Tampoco tenemos equipamiento para extraer un buque de estas características", dijo Aguad, en una publicación recogida por diario El PAÍS. 

Estas declaraciones fueron acompañadas por el jefe de la Armada, José Villán, quien se dirigió a las familias de los tripulantes y les pidió "prudencia". "Hay dos límites que exceden nuestro conocimiento. El primero es legal, porque es la Justicia la que debe determinar cuándo se pueden remover las partes del submarino. El otro límite es práctico", explicó Villán, quien señaló que deben disponer de la ubicación del submarino para que sea reflotado.

Revise: Investigan presuntas irregularidades en el submarino argentino desaparecido

Conmocionados por la confirmación de la muerte de sus seres queridos, los familiares de los marinos pudieron ver tres fotos del submarino ARA San Juan tomadas por un robot del buque de búsqueda de la empresa estadounidense Ocean Infinity, sin obtener de las autoridades argentinas la certeza de que podrán ser algún día remontados a la superficie.

El ARA San Juan fue ubicado a 500 km de la costa, en el área en que se había registrado hace un año una señal sonora que podía corresponder a la implosión en el Golfo de San Jorge, indicaron las autoridades. Se calcula que ésta se produjo dos horas después del último contacto del submarino el 15 de noviembre de 2017.

Alojados entre una base militar y un hotel en Mar del Plata (400 kms al sur de Buenos Aires), los familiares de los tripulantes reclamaron a las autoridades la recuperación de los restos.

Familiares de la tripulación del submarino desaparecido hace un año ARA San Juan celebraron el jueves 15 de noviembre una misa en la base naval en Mar del Plata, Argentina. Foto: AP.

"El submarino sufrió una implosión. Se lo ve completo, pero obviamente implosionado", dijo Gabriel Attis, jefe de la base naval de Mar del Plata, tras reunirse con un grupo de familiares y mostrarles las fotos.

- "Estamos todos destruidos" -

Antes de anunciar públicamente el hallazgo la madrugada del sábado, las autoridades habían advertido a los familiares de los tripulantes que estos habían fallecido a bordo.

En medio del llanto, los manifestantes reclamaron que, según ellos, se les había ocultado información a lo largo de este año de búsqueda.

Foto: AP.

La mayor parte de los familiares de los tripulantes, entre los que había una mujer, han permanecido desde hace un año en Mar del Plata a la espera de noticias.

El último contacto con el submarino ARA San Juan ocurrió el 15 de noviembre de 2017, cuando navegaba en el Golfo de San Jorge a 450 km de la costa. Había zarpado de Ushuaia, en el extremo austral de Argentina, de regreso a Mar del Plata.

Antes de perder contacto, el capitán de la nave había reportado la superación de una falla en el sistema de baterías, por el ingreso de agua por el snorkel.

Lea: Los 44 tripulantes del submarino desaparecido en las costas de Argentina

La búsqueda del aparato comenzó 48 horas después de aquel último contacto. Colaboraron 13 países pero la mayoría se retiró antes del fin de 2017, sin resultados.

El buque de la estadounidense Ocean Infinity había zarpado el 7 de septiembre con cuatro familiares a bordo y estaba a punto de cesar la búsqueda cuando se produjo este hallazgo.

Las tareas de búsqueda ya costaron 920 millones de pesos (25,5 millones de dólares). El gobierno argentino se comprometió con Ocean Infinity a recompensarla con 7 millones de dólares si encontraba el submarino.

AFP y Redacción

El submarino argentino con 44 tripulantes a bordo intensamente buscado desde hace un año fue hallado implosionado en el fondo del Atlántico a 907 metros de profundidad, pero el gobierno argentino consideró este sábado 17 de noviembre de 2018 muy difícil el rescate de los restos.

En rueda de prensa brindada desde Buenos Aires, el ministro de Defensa argentino, Oscar Aguad, confesó que ese país no tiene los medios para recuperar el navío.

"No teníamos medios ni siquiera para bajar a las profundidades del mar. Tampoco tenemos equipamiento para extraer un buque de estas características", dijo Aguad, en una publicación recogida por diario El PAÍS. 

Estas declaraciones fueron acompañadas por el jefe de la Armada, José Villán, quien se dirigió a las familias de los tripulantes y les pidió "prudencia". "Hay dos límites que exceden nuestro conocimiento. El primero es legal, porque es la Justicia la que debe determinar cuándo se pueden remover las partes del submarino. El otro límite es práctico", explicó Villán, quien señaló que deben disponer de la ubicación del submarino para que sea reflotado.

Revise: Investigan presuntas irregularidades en el submarino argentino desaparecido

Conmocionados por la confirmación de la muerte de sus seres queridos, los familiares de los marinos pudieron ver tres fotos del submarino ARA San Juan tomadas por un robot del buque de búsqueda de la empresa estadounidense Ocean Infinity, sin obtener de las autoridades argentinas la certeza de que podrán ser algún día remontados a la superficie.

El ARA San Juan fue ubicado a 500 km de la costa, en el área en que se había registrado hace un año una señal sonora que podía corresponder a la implosión en el Golfo de San Jorge, indicaron las autoridades. Se calcula que ésta se produjo dos horas después del último contacto del submarino el 15 de noviembre de 2017.

Alojados entre una base militar y un hotel en Mar del Plata (400 kms al sur de Buenos Aires), los familiares de los tripulantes reclamaron a las autoridades la recuperación de los restos.

Familiares de la tripulación del submarino desaparecido hace un año ARA San Juan celebraron el jueves 15 de noviembre una misa en la base naval en Mar del Plata, Argentina. Foto: AP.

"El submarino sufrió una implosión. Se lo ve completo, pero obviamente implosionado", dijo Gabriel Attis, jefe de la base naval de Mar del Plata, tras reunirse con un grupo de familiares y mostrarles las fotos.

- "Estamos todos destruidos" -

Antes de anunciar públicamente el hallazgo la madrugada del sábado, las autoridades habían advertido a los familiares de los tripulantes que estos habían fallecido a bordo.

En medio del llanto, los manifestantes reclamaron que, según ellos, se les había ocultado información a lo largo de este año de búsqueda.

Foto: AP.

La mayor parte de los familiares de los tripulantes, entre los que había una mujer, han permanecido desde hace un año en Mar del Plata a la espera de noticias.

El último contacto con el submarino ARA San Juan ocurrió el 15 de noviembre de 2017, cuando navegaba en el Golfo de San Jorge a 450 km de la costa. Había zarpado de Ushuaia, en el extremo austral de Argentina, de regreso a Mar del Plata.

Antes de perder contacto, el capitán de la nave había reportado la superación de una falla en el sistema de baterías, por el ingreso de agua por el snorkel.

Lea: Los 44 tripulantes del submarino desaparecido en las costas de Argentina

La búsqueda del aparato comenzó 48 horas después de aquel último contacto. Colaboraron 13 países pero la mayoría se retiró antes del fin de 2017, sin resultados.

El buque de la estadounidense Ocean Infinity había zarpado el 7 de septiembre con cuatro familiares a bordo y estaba a punto de cesar la búsqueda cuando se produjo este hallazgo.

Las tareas de búsqueda ya costaron 920 millones de pesos (25,5 millones de dólares). El gobierno argentino se comprometió con Ocean Infinity a recompensarla con 7 millones de dólares si encontraba el submarino.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos