Inicio ·Noticias · Artículo

Miles de personas siguen aisladas por lluvias en India

Redacción

mguaman

|

Domingo 19 de Agosto de 2018 - 9:10
compártelo
  • Miles de personas siguen aisladas por las inundaciones en India. Foto: AFP
Miles de personas siguen aisladas por las inundaciones en India. Foto: AFP
Miles de personas continúan este domingo aisladas por las inundaciones en un estado muy turístico de India, Kerala, donde se registraron más de 350 muertos a causa de las lluvias torrenciales que no dan tregua.
 
Los socorristas no bajan la guardia para rescatar a personas aisladas en sus hogares inundados o para distribuir agua y alimentos en las zonas afectadas, apoyados de decenas de helicópteros y cientos de embarcaciones.
 
El balance de estas inundaciones, las más graves que han golpeado este estado del sur de la India en un siglo, subió a 357 muertos, anunciaron este domingo las autoridades locales. El balance anterior era de 324 muertos.
 
Esta región muy frecuentada por turistas por sus playas paradisíacas, ha sufrido fuertes lluvias desde finales del mes de mayo que han provocado deslizamientos de tierra e inundaciones repentinas que han sumergido pueblos enteros.
 
Unas 350.000 personas damnificadas han tenido que refugiarse en 3.000 campamentos de emergencia. Miles de soldados del ejército de tierra, de la Marina y Fuerza aérea han sido desplegados para ayudar a aquellos que están aislados por las inundaciones.
 
Numerosas rutas y 134 puentes resultaron dañados y dejaron incomunicados distritos en las zonas de las colinas de Kerala que son las más golpeadas por el fenómeno meteorológico.
 
Los habitantes en estado de pánico lanzan llamados de auxilio a través de las redes sociales, desesperados porque no logran contactarse con los servicios de rescate.
 
Un funcionario local confirmó que siguen sin restablecerse las redes locales, afectadas por un fallo general, lo cual ha complicado las comunicaciones en la zona.
 
Varios helicópteros han estado distribuyendo agua potable y comida en zonas aisladas, y también se han enviados trenes a Kerala con suministros esenciales.
 
- Desconectados del mundo - 
 
Decenas de represas y reservas han tenido que ser abiertas ya que el agua ha alcanzado niveles peligrosos.
 
Más de 10.000 kilómetros de rutas se han dañado, según dijo el gobierno local.
 
La situación en la ciudad de Chengannur, situada a unos 120 km al norte de la capital de Kerala Thiruvananthapuram, y que quedó desconectada del mundo durante cuatro días, era el domingo particularmente alarmante.
 
Barcos del ejército y militares fueron enviados a esta ciudad, donde según los medios locales han ido encontrando cuerpos de víctimas mortales.
 
Saji Cherian, que representa a Chengannur en la Asamblea de Kerala, dijo al canal de televisión Asianet TV que teme un balance de al menos 50 muertos en su ciudad, y reclamó sollozando que envíen helicópteros para rescatar a sus habitantes.
 
El aeropuerto internacional de Kochi permanecerá cerrado hasta al menos el 26 de agosto. 
 
Kerala fue visitada por más de un millón de turistas el año pasado, según estadísticas oficiales.
 
Todos los años sufre las lluvias torrenciales propias del monzón (fenómeno que se produce entre junio y septiembre), pero este año las precipitaciones han sido particularmente fuertes.
 
Según el ministerio del Interior indio, 868 personas han muerto en siete estados desde el inicio del monzón.
 
Según el gobierno local, las pérdidas causadas en Kerala por estas lluvias son de unos 2.900 millones de dólares, "según estimaciones preliminares". El monto definitivo sólo podrá conocerse una vez que bajen las aguas, precisaron las autoridades en un comunicado.
AFP

Miles de personas continúan este domingo aisladas por las inundaciones en un estado muy turístico de India, Kerala, donde se registraron más de 350 muertos a causa de las lluvias torrenciales que no dan tregua.

 

Los socorristas no bajan la guardia para rescatar a personas aisladas en sus hogares inundados o para distribuir agua y alimentos en las zonas afectadas, apoyados de decenas de helicópteros y cientos de embarcaciones.

 

El balance de estas inundaciones, las más graves que han golpeado este estado del sur de la India en un siglo, subió a 357 muertos, anunciaron este domingo las autoridades locales. El balance anterior era de 324 muertos.

 

Esta región muy frecuentada por turistas por sus playas paradisíacas, ha sufrido fuertes lluvias desde finales del mes de mayo que han provocado deslizamientos de tierra e inundaciones repentinas que han sumergido pueblos enteros.

 

Unas 350.000 personas damnificadas han tenido que refugiarse en 3.000 campamentos de emergencia. Miles de soldados del ejército de tierra, de la Marina y Fuerza aérea han sido desplegados para ayudar a aquellos que están aislados por las inundaciones.

 

Numerosas rutas y 134 puentes resultaron dañados y dejaron incomunicados distritos en las zonas de las colinas de Kerala que son las más golpeadas por el fenómeno meteorológico.

 

Los habitantes en estado de pánico lanzan llamados de auxilio a través de las redes sociales, desesperados porque no logran contactarse con los servicios de rescate.

 

Un funcionario local confirmó que siguen sin restablecerse las redes locales, afectadas por un fallo general, lo cual ha complicado las comunicaciones en la zona.

 

Varios helicópteros han estado distribuyendo agua potable y comida en zonas aisladas, y también se han enviados trenes a Kerala con suministros esenciales.

 

- Desconectados del mundo - 

 

Decenas de represas y reservas han tenido que ser abiertas ya que el agua ha alcanzado niveles peligrosos.

 

Más de 10.000 kilómetros de rutas se han dañado, según dijo el gobierno local.

 

La situación en la ciudad de Chengannur, situada a unos 120 km al norte de la capital de Kerala Thiruvananthapuram, y que quedó desconectada del mundo durante cuatro días, era el domingo particularmente alarmante.

 

Barcos del ejército y militares fueron enviados a esta ciudad, donde según los medios locales han ido encontrando cuerpos de víctimas mortales.

 

Saji Cherian, que representa a Chengannur en la Asamblea de Kerala, dijo al canal de televisión Asianet TV que teme un balance de al menos 50 muertos en su ciudad, y reclamó sollozando que envíen helicópteros para rescatar a sus habitantes.

 

El aeropuerto internacional de Kochi permanecerá cerrado hasta al menos el 26 de agosto. 

 

Kerala fue visitada por más de un millón de turistas el año pasado, según estadísticas oficiales.

 

Todos los años sufre las lluvias torrenciales propias del monzón (fenómeno que se produce entre junio y septiembre), pero este año las precipitaciones han sido particularmente fuertes.

 

Según el ministerio del Interior indio, 868 personas han muerto en siete estados desde el inicio del monzón.

 

Según el gobierno local, las pérdidas causadas en Kerala por estas lluvias son de unos 2.900 millones de dólares, "según estimaciones preliminares". El monto definitivo sólo podrá conocerse una vez que bajen las aguas, precisaron las autoridades en un comunicado.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos