Inicio ·Noticias · Artículo

Rebeldes se oponen al acuerdo EE.UU. - Rusia sobre Siria

Redacción

tmenendez

|

Sábado 14 de Septiembre de 2013 - 12:05
compártelo
Los rebeldes rechazaron el acuerdo entre Estados Unidos y Rusia para desmantelar el arsenal químico de Siria, mientras que un responsable del régimen de Damasco afirmó que los inspectores internacionales podrán acceder fácilmente a las instalaciones en su país. En este sentido, el jefe del opositor Ejército Libre Sirio (ELS), Salim Idris, aseguró que no frenará la lucha de los insurgentes contra el régimen de Bachar al Asad.
 
"No estamos interesados en ninguna parte de la iniciativa porque nosotros no tenemos armas químicas. Mis colegas y yo continuaremos los combates hasta la caída del régimen", prometió Idris en una rueda de prensa en Estambul, transmitida por las televisiones árabes.
 
De esta forma, el líder insurgente reaccionaba al pacto alcanzado entre el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, después de tres días de reuniones en Ginebra.
 
Idris lamentó que en la iniciativa no se hable ni del pueblo sirio ni del armamento convencional: "Es como si la sangre de los sirios fuera un puente para destruir solo las armas químicas".
 
En tanto, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal grupo opositor, eligió hoy al islamista moderado Ahmed Teama como primer ministro del Gobierno interino de la oposición. Teama fue designado en Estambul (Turquía) con el 80% de los votos de los 115 miembros de la Secretaría General de la CNFROS.
 
El acuerdo entre Rusia y EE.UU. establece un plazo de una semana para que el régimen de Al Asad dé cuenta de su armamento químico, además de estipular el despliegue sobre el terreno de los inspectores internacionales antes de finales de noviembre. 
 
Al respecto, el presidente norteamericano, Barack Obama, aplaudió el acuerdo alcanzado, pero advirtió de que "si falla la diplomacia, EE.UU. está preparado para actuar".
 
"Este marco proporciona una oportunidad para la eliminación de las armas químicas de Siria de un modo transparente, expeditivo y verificable, lo que podría poner fin a la amenaza que estas armas representan no sólo para el pueblo sirio, sino para la región y el resto del mundo", aseguró el Mandatario en un comunicado.
 
En el documento, añadió que su país "seguirá trabajando con Rusia, Reino Unido, Francia, las Naciones Unidas y otros para asegurar que este proceso sea verificable, y que haya consecuencias si el régimen de (Bachar) Al Asad no cumple con el marco acordado hoy". 
 
Foto: EFE
Fuente: EFE

Los rebeldes rechazaron el acuerdo entre Estados Unidos y Rusia para desmantelar el arsenal químico de Siria, mientras que un responsable del régimen de Damasco afirmó que los inspectores internacionales podrán acceder fácilmente a las instalaciones en su país. En este sentido, el jefe del opositor Ejército Libre Sirio (ELS), Salim Idris, aseguró que no frenará la lucha de los insurgentes contra el régimen de Bachar al Asad.

 

"No estamos interesados en ninguna parte de la iniciativa porque nosotros no tenemos armas químicas. Mis colegas y yo continuaremos los combates hasta la caída del régimen", prometió Idris en una rueda de prensa en Estambul, transmitida por las televisiones árabes.

 

De esta forma, el líder insurgente reaccionaba al pacto alcanzado entre el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, después de tres días de reuniones en Ginebra.

 

Idris lamentó que en la iniciativa no se hable ni del pueblo sirio ni del armamento convencional: "Es como si la sangre de los sirios fuera un puente para destruir solo las armas químicas".

 

En tanto, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal grupo opositor, eligió hoy al islamista moderado Ahmed Teama como primer ministro del Gobierno interino de la oposición. Teama fue designado en Estambul (Turquía) con el 80% de los votos de los 115 miembros de la Secretaría General de la CNFROS.

 

El acuerdo entre Rusia y EE.UU. establece un plazo de una semana para que el régimen de Al Asad dé cuenta de su armamento químico, además de estipular el despliegue sobre el terreno de los inspectores internacionales antes de finales de noviembre. 

 

Al respecto, el presidente norteamericano, Barack Obama, aplaudió el acuerdo alcanzado, pero advirtió de que "si falla la diplomacia, EE.UU. está preparado para actuar".

 

"Este marco proporciona una oportunidad para la eliminación de las armas químicas de Siria de un modo transparente, expeditivo y verificable, lo que podría poner fin a la amenaza que estas armas representan no sólo para el pueblo sirio, sino para la región y el resto del mundo", aseguró el Mandatario en un comunicado.

 

En el documento, añadió que su país "seguirá trabajando con Rusia, Reino Unido, Francia, las Naciones Unidas y otros para asegurar que este proceso sea verificable, y que haya consecuencias si el régimen de (Bachar) Al Asad no cumple con el marco acordado hoy". 

 

Foto: EFE

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos