Inicio ·Noticias · Artículo

Mamá entrega anaconda que su hijo compró por internet

Redacción

jzapata

|

Viernes 13 de Septiembre de 2013 - 15:55
compártelo
La mamá de un joven que compró una anaconda por internet no aguantó más. Aprovechó un viaje que su hijo hizo a Bogotá y, con la piel erizada y el corazón a millón, metió a la serpiente en una caja y se fue a entregarla a las autoridades ambientales del Distrito.
 
La mujer contó que su hijo compró el reptil a un portal de Internet por 450.000 pesos (234,45 dólares) y que la mantenía en un recipiente con agua. Una vez quedó en manos de la Guardia Ambiental de Cartagena, la serpiente fue sometida a estudios. Una bióloga del zoológico de Barranquilla, que viajó a esta ciudad para este propósito, dijo que se trataba de una anaconda macho, de un metro y medio de largo, que aún es bebé y puede llegar a medir, en su adultez, entre 8 y 10 metros.
 
Es el primer caso que se reporta en la ciudad de tenencia, como mascota, de una serpiente de este tipo, que tiene su hábitat en zonas húmedas, ya sean pantanos o ríos.
 
Germán Bernal, ingeniero ambiental y sanitario de la Guardia Ambiental, dijo que se han hallado tigrillos, caimanes, babillas, pero que nunca antes se tuvo conocimiento de una anaconda.
 
Se abstuvo de revelar la identidad de la familia que adquirió la serpiente y dijo que es materia de investigación porque el tráfico ilegal de especies animales se castiga con prisión.
 
La anaconda es mantenida en un recipiente plástico con abundante agua, en la sede de la Guardia Ambiental, en el Parque Espíritu del Manglar, en Chambacú.
 
Según Bernal la mantienen mucho cuidado para evitar que escape por cuanto puede representar un peligro para los humanos. Recordó los casos de mordeduras fatales que se registran con frecuencia en la Florida (EE. UU.) por cuenta de serpientes que son liberadas en zonas cercanas a centros urbanos.
 
Insistió en que especies salvajes como la anaconda no pueden convertirse en mascotas de hogar porque pueden causar lesiones graves, no sólo a los que las poseen, sino a sus vecinos.
Fuente: El Heraldo Colombia

La mamá de un joven que compró una anaconda por internet no aguantó más. Aprovechó un viaje que su hijo hizo a Bogotá y, con la piel erizada y el corazón a millón, metió a la serpiente en una caja y se fue a entregarla a las autoridades ambientales del Distrito.

 

La mujer contó que su hijo compró el reptil a un portal de Internet por 450.000 pesos (234,45 dólares) y que la mantenía en un recipiente con agua. Una vez quedó en manos de la Guardia Ambiental de Cartagena, la serpiente fue sometida a estudios. Una bióloga del zoológico de Barranquilla, que viajó a esta ciudad para este propósito, dijo que se trataba de una anaconda macho, de un metro y medio de largo, que aún es bebé y puede llegar a medir, en su adultez, entre 8 y 10 metros.

 

Es el primer caso que se reporta en la ciudad de tenencia, como mascota, de una serpiente de este tipo, que tiene su hábitat en zonas húmedas, ya sean pantanos o ríos.

 

Germán Bernal, ingeniero ambiental y sanitario de la Guardia Ambiental, dijo que se han hallado tigrillos, caimanes, babillas, pero que nunca antes se tuvo conocimiento de una anaconda.

 

Se abstuvo de revelar la identidad de la familia que adquirió la serpiente y dijo que es materia de investigación porque el tráfico ilegal de especies animales se castiga con prisión.

 

La anaconda es mantenida en un recipiente plástico con abundante agua, en la sede de la Guardia Ambiental, en el Parque Espíritu del Manglar, en Chambacú.

 

Según Bernal la mantienen mucho cuidado para evitar que escape por cuanto puede representar un peligro para los humanos. Recordó los casos de mordeduras fatales que se registran con frecuencia en la Florida (EE. UU.) por cuenta de serpientes que son liberadas en zonas cercanas a centros urbanos.

 

Insistió en que especies salvajes como la anaconda no pueden convertirse en mascotas de hogar porque pueden causar lesiones graves, no sólo a los que las poseen, sino a sus vecinos.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos