Inicio ·Noticias · Artículo

Venezuela pidió a Interpol captura de diputado opositor Julio Borges

Redacción

jesuarez

|

Viernes 10 de Agosto de 2018 - 13:18
compártelo
  • CARACAS, Venezuela.- El opositor Borges dice sentirse seguro en Colombia. Foto: AP.
CARACAS, Venezuela.- El opositor Borges dice sentirse seguro en Colombia. Foto: AP.
Venezuela pidió a Interpol la captura del diputado opositor Julio Borges, exiliado en Colombia, por su presunta participación en un "atentado" contra el presidente Nicolás Maduro, informó el gobierno.
 
"Estamos solicitando código rojo para el señor Julio Borges", dijo el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, en una rueda de prensa, en la que indicó que la solicitud se extiende a otros supuestos implicados que viven en Colombia y Estados Unidos.
 
Tras difundir el video de una supuesta declaración que ofreció el diputado detenido Juan Requesens en la que reconoce que habría recibido órdenes de Borges para ayudar a ingresar al país a uno de los implicados en el caso, el ministro de Comunicación Jorge Rodríguez dijo a la prensa que las autoridades venezolanas emitieron “código rojo” para pedir a Interpol la captura del dirigente opositor.
 
“Julio Borges es un cobarde”, expresó Rodríguez en conferencia de prensa desde el palacio de gobierno al afirmar que Requesens, quien fue arrestado el pasado martes por la policía política, vinculó al dirigente opositor en sus declaraciones ante las autoridades.
 
El ministro reiteró la solicitud del gobierno venezolano para que Estados Unidos y Colombia respondan a la petición de entrega de los presuntos implicados en el intento de magnicidio que estarían en esos países, y agregó que próximamente se presentarían evidencias de la supuesta protección que se estaría dando a algunos de los solicitados en algunos países del continente.
 
Las autoridades venezolanas activaron la víspera los canales jurídicos y diplomáticos para solicitar la extradición de Borges, de 48 años, de Colombia.
 
De acuerdo con las leyes venezolanas las solicitudes de extradición deben ser aprobadas por el Tribunal Supremo de Justicia y luego tramitadas por la cancillería.
 
El Tribunal Supremo ordenó el miércoles la detención de Borges alegando que existen elementos que lo comprometen en los delitos de instigación pública, traición a la patria y homicidio intencional calificado en grado de frustración.
 
Asimismo, la oficialista Asamblea Nacional Constituyente acordó el retiro de la inmunidad parlamentaria de Borges y Requesens, de 29 años.
 
La Asamblea Nacional --que controla la oposición-- rechazó el jueves las acciones de la Constituyente y dijo que no reconocería el retiro de la inmunidad de dos de sus miembros.
 
El expresidente de la Asamblea Nacional denunció la noche del jueves que su residencia, ubicada en el este de la capital venezolana, fue allanada por miembros de las fuerzas de seguridad, acción que consideró como una “cobardía”.
 
“Están robando y desmantelando todo por donde van recorriendo”, dijo Borges en su cuenta de Twitter.
 
El apartamento donde vive Requesens también fue allanado la noche del miércoles por una treintena de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) que se aparecieron en el lugar con armas largas y algunos con los rostros cubiertos con capuchas, indicó a la prensa Rafaela Requesens, dirigente estudiantil y hermana del diputado.
 
La dirigente denunció que desde que su hermano fue detenido las autoridades lo mantienen incomunicado y no se le permite reunirse con sus familiares o abogados.
 
Los anuncios del ministro coincidieron con una marcha que realizaron varios cientos de opositores a las oficinas de la Organización de Estados Americanos, en el este de la capital, para denunciar los casos de Borges y Requesens, y rechazar lo que consideraron como “persecución política” contra los dos diputados.
 
Al grito “liberen a Requesens” y entre carteles en los que se leía “basta de persecución”, varios cientos de opositores marcharon por una de las avenidas del este de la capital hasta las oficinas de la OEA para denunciar el caso.
 
 
AFP - AP

Venezuela pidió a Interpol la captura del diputado opositor Julio Borges, exiliado en Colombia, por su presunta participación en un "atentado" contra el presidente Nicolás Maduro, informó el gobierno.

 

"Estamos solicitando código rojo para el señor Julio Borges", dijo el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, en una rueda de prensa, en la que indicó que la solicitud se extiende a otros supuestos implicados que viven en Colombia y Estados Unidos.

 

Tras difundir el video de una supuesta declaración que ofreció el diputado detenido Juan Requesens en la que reconoce que habría recibido órdenes de Borges para ayudar a ingresar al país a uno de los implicados en el caso, el ministro de Comunicación Jorge Rodríguez dijo a la prensa que las autoridades venezolanas emitieron “código rojo” para pedir a Interpol la captura del dirigente opositor.

 

“Julio Borges es un cobarde”, expresó Rodríguez en conferencia de prensa desde el palacio de gobierno al afirmar que Requesens, quien fue arrestado el pasado martes por la policía política, vinculó al dirigente opositor en sus declaraciones ante las autoridades.

 

El ministro reiteró la solicitud del gobierno venezolano para que Estados Unidos y Colombia respondan a la petición de entrega de los presuntos implicados en el intento de magnicidio que estarían en esos países, y agregó que próximamente se presentarían evidencias de la supuesta protección que se estaría dando a algunos de los solicitados en algunos países del continente.

 

Las autoridades venezolanas activaron la víspera los canales jurídicos y diplomáticos para solicitar la extradición de Borges, de 48 años, de Colombia.

 

De acuerdo con las leyes venezolanas las solicitudes de extradición deben ser aprobadas por el Tribunal Supremo de Justicia y luego tramitadas por la cancillería.

 

El Tribunal Supremo ordenó el miércoles la detención de Borges alegando que existen elementos que lo comprometen en los delitos de instigación pública, traición a la patria y homicidio intencional calificado en grado de frustración.

 

Asimismo, la oficialista Asamblea Nacional Constituyente acordó el retiro de la inmunidad parlamentaria de Borges y Requesens, de 29 años.

 

La Asamblea Nacional --que controla la oposición-- rechazó el jueves las acciones de la Constituyente y dijo que no reconocería el retiro de la inmunidad de dos de sus miembros.

 

El expresidente de la Asamblea Nacional denunció la noche del jueves que su residencia, ubicada en el este de la capital venezolana, fue allanada por miembros de las fuerzas de seguridad, acción que consideró como una “cobardía”.

 

“Están robando y desmantelando todo por donde van recorriendo”, dijo Borges en su cuenta de Twitter.

 

El apartamento donde vive Requesens también fue allanado la noche del miércoles por una treintena de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) que se aparecieron en el lugar con armas largas y algunos con los rostros cubiertos con capuchas, indicó a la prensa Rafaela Requesens, dirigente estudiantil y hermana del diputado.

 

La dirigente denunció que desde que su hermano fue detenido las autoridades lo mantienen incomunicado y no se le permite reunirse con sus familiares o abogados.

 

Los anuncios del ministro coincidieron con una marcha que realizaron varios cientos de opositores a las oficinas de la Organización de Estados Americanos, en el este de la capital, para denunciar los casos de Borges y Requesens, y rechazar lo que consideraron como “persecución política” contra los dos diputados.

 

Al grito “liberen a Requesens” y entre carteles en los que se leía “basta de persecución”, varios cientos de opositores marcharon por una de las avenidas del este de la capital hasta las oficinas de la OEA para denunciar el caso.

 

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos