Inicio ·Noticias · Artículo

Policía salva a una anciano de ser arrastrado por la corriente en Colombia

Redacción

gpinasco

|

Miércoles 11 de Septiembre de 2013 - 16:57
compártelo
En una heroica acción, un policía de Barranquilla salvó a un hombre de ser arrastrado por una fuerte corriente de agua. 
 
En las imágenes tomadas se observa cuando Roberto Blanco de 92 años luchaba contra la corriente del arroyo “El Salado”, a la altura del barrio El Pueblito al sur occidente de la ciudad colombiana. En ese momento, el arroyo alcanza su mayor nivel debido a un aguacero.
 
Varios policías que patrullaban la zona, le lanzaron una cuerda y con la ayuda de la comunidad lograron sujetarlo. 
 
Luego de casi 20 minutos, entre comunidad y policías, lo pusieron a salvo. 
 
Blanco explicó que se quedó dormido a la orilla del arrayo cuando buscaba elementos para reciclar.
 
El teniente de policía, Carlos Quintero, fue quien lideró el rescate: “Pude hacerle un nudo de agarre y de ahí, con la gente teniéndome las piernas, pude bajar hasta lo que más pude al arroyo y hacerle un agarre al señor para poderlo sacar”.
 
El anciano no se cansa de agradecerle al policía que le salvó la vida, y señaló que ahora ni por equivocación, se volverá a acercar a un arroyo.

En una heroica acción, un policía de Barranquilla salvó a un hombre de ser arrastrado por una fuerte corriente de agua. 

 

En las imágenes tomadas se observa cuando Roberto Blanco de 92 años luchaba contra la corriente del arroyo “El Salado”, a la altura del barrio El Pueblito al sur occidente de la ciudad colombiana. En ese momento, el arroyo alcanza su mayor nivel debido a un aguacero.

 

Varios policías que patrullaban la zona, le lanzaron una cuerda y con la ayuda de la comunidad lograron sujetarlo. 

 

Luego de casi 20 minutos, entre comunidad y policías, lo pusieron a salvo. 

 

Blanco explicó que se quedó dormido a la orilla del arrayo cuando buscaba elementos para reciclar.

 

El teniente de policía, Carlos Quintero, fue quien lideró el rescate: “Pude hacerle un nudo de agarre y de ahí, con la gente teniéndome las piernas, pude bajar hasta lo que más pude al arroyo y hacerle un agarre al señor para poderlo sacar”.

 

El anciano no se cansa de agradecerle al policía que le salvó la vida, y señaló que ahora ni por equivocación, se volverá a acercar a un arroyo.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos