Venezuela: Capriles llama a la oposición a reorganizar

El opositor estuvo alejado de la escena pública para acompañar a su padre enfermo.

VENEZUELA.- El opositor Capriles estuvo alejado de la escena pública para acompañar a su padre enfermo. Foto: AP
18 Julio, 2018, 12:21 pm
Por: Redacción 
El excandidato presidencial y dirigente opositor Henrique Capriles llamó a las fuerzas políticas venezolanas una reorganización para hacer frente a la compleja situación que atraviesa el país sudamericano.
 
Tras permanecer casi cinco meses alejado de los medios, Capriles reapareció la noche del 17 de julio de 2018 para hacer frente a las fuerzas políticas adversas al gobierno a superar la crisis en la que está sumida la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que enfrenta el riesgo de desaparecer debido a las fracturas internas.
 
"Necesitamos las fuerzas políticas nuevamente articuladas", dijo el líder opositor, de 46 años, durante un programa que difundió por Facebook en el que instó a los partidos a diseñar un plan de acción para enfrentar la hiperinflación, la creciente escasez de alimentos y medicinas y la severa recesión.
 
La crisis de la oposición se convirtió en un contexto económico y social y un aumento en el contexto de la población que se evidenció el miércoles con algunas protestas callejeras y bloqueos de vías en Caracas en reclamo de mejores salarios y el pago de pensiones.
 
Capriles, que fue derrotado por el presidente Nicolás Maduro en los comicios de 2013, estuvo distanciado varios meses de la escena pública para acompañar a su padre enfermo. Capriles quedó el año pasado inhabilitado para participar por 15 años en cualquier evento electoral tras un proceso que abrió la Contraloría General, controlada por el gobierno, por supuestas irregularidades administrativas que se cometieron durante su gestión como gobernador del estado central de Miranda.
 
"Cada día estamos perdiendo terreno. Estamos convencidos de que el liderazgo político no está entendiendo la realidad".
 
La crisis interna en la oposición venezolana se ha agravado en los últimos meses debido a que algunas de sus principales figuras se encuentran detenidas, inhabilitadas políticamente o salieron del país debido a procesos judiciales o amenazas de detención.
 
La MUD sufrió un inicio de un golpe duro cuando Acción Democrática, uno de los principales partidos, anunció su separación de la coalición alegando problemas operativos.
 
"La oposición nunca había estado en un momento peor", afirmó el miércoles el director de la encuestadora local Delphos, Félix Seijas. En diálogo con la emisora ​​local Éxitos sostuvo que la falta de coherencia y de dirección ha alimentado el descontento de la población hacia la dirección opositora.
 
Tras el fracaso de las protestas antigubernamentales del año pasado y la instalación en agosto de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, la oposición comenzó a sufrir fracturas que se profundizaron en febrero luego de que los tres pequeños partidos resultaron en el boicot promovido por la alianza y apoyaron la candidatura del líder de Avanzada Progresista, Henri Falcón, para enfrentarse a Maduro en los comicios presidenciales.
 
Luego de la victoria de Maduro en la consulta de mayo, que recibió fuertes cuestionamientos locales e internacionales, los partidos opositores no lograron conciliar una postura para enfrentar el nuevo escenario político.
 
AP
El excandidato presidencial y dirigente opositor Henrique Capriles llamó a las fuerzas políticas venezolanas una reorganización para hacer frente a la compleja situación que atraviesa el país sudamericano.
 
Tras permanecer casi cinco meses alejado de los medios, Capriles reapareció la noche del 17 de julio de 2018 para hacer frente a las fuerzas políticas adversas al gobierno a superar la crisis en la que está sumida la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que enfrenta el riesgo de desaparecer debido a las fracturas internas.
 
"Necesitamos las fuerzas políticas nuevamente articuladas", dijo el líder opositor, de 46 años, durante un programa que difundió por Facebook en el que instó a los partidos a diseñar un plan de acción para enfrentar la hiperinflación, la creciente escasez de alimentos y medicinas y la severa recesión.
 
La crisis de la oposición se convirtió en un contexto económico y social y un aumento en el contexto de la población que se evidenció el miércoles con algunas protestas callejeras y bloqueos de vías en Caracas en reclamo de mejores salarios y el pago de pensiones.
 
Capriles, que fue derrotado por el presidente Nicolás Maduro en los comicios de 2013, estuvo distanciado varios meses de la escena pública para acompañar a su padre enfermo. Capriles quedó el año pasado inhabilitado para participar por 15 años en cualquier evento electoral tras un proceso que abrió la Contraloría General, controlada por el gobierno, por supuestas irregularidades administrativas que se cometieron durante su gestión como gobernador del estado central de Miranda.
 
"Cada día estamos perdiendo terreno. Estamos convencidos de que el liderazgo político no está entendiendo la realidad".
 
La crisis interna en la oposición venezolana se ha agravado en los últimos meses debido a que algunas de sus principales figuras se encuentran detenidas, inhabilitadas políticamente o salieron del país debido a procesos judiciales o amenazas de detención.
 
La MUD sufrió un inicio de un golpe duro cuando Acción Democrática, uno de los principales partidos, anunció su separación de la coalición alegando problemas operativos.
 
"La oposición nunca había estado en un momento peor", afirmó el miércoles el director de la encuestadora local Delphos, Félix Seijas. En diálogo con la emisora ​​local Éxitos sostuvo que la falta de coherencia y de dirección ha alimentado el descontento de la población hacia la dirección opositora.
 
Tras el fracaso de las protestas antigubernamentales del año pasado y la instalación en agosto de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, la oposición comenzó a sufrir fracturas que se profundizaron en febrero luego de que los tres pequeños partidos resultaron en el boicot promovido por la alianza y apoyaron la candidatura del líder de Avanzada Progresista, Henri Falcón, para enfrentarse a Maduro en los comicios presidenciales.
 
Luego de la victoria de Maduro en la consulta de mayo, que recibió fuertes cuestionamientos locales e internacionales, los partidos opositores no lograron conciliar una postura para enfrentar el nuevo escenario político.