Inicio ·Noticias · Artículo

Militares con fusil al hombro vigilan calles de Bogotá, tras orden de Santos

Redacción

gpinasco

|

Viernes 30 de Agosto de 2013 - 14:00
compártelo
Centenares de militares salieron hoy a recorrer las calles de Bogotá en cumplimiento de una orden del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, para garantizar la seguridad ciudadana comprometida por los disturbios del jueves, relacionados con la huelga agropecuaria.
 
Los militares, vestidos con uniforme de combate, fusil al hombro y cascos en algunos casos, empezaron a circular por calles y avenidas de la capital colombiana entre las miradas de asombro y curiosidad de los transeúntes.
 
A lo largo de la Carrera Séptima, avenida que corta Bogotá de sur a norte y por la que suelen realizarse las manifestaciones políticas y sociales, los soldados estaban este viernes apostados en casi todas las esquinas, mientras que grupos mayores vigilaban lugares estratégicos como los centros financieros de la calle 72 y la calle 116.
 
Algunos militares caminaban mezclados con los peatones, mientras otros aprovechaban la calma que registra hoy la ciudad para conversar con los vendedores callejeros.
 
La presencia militar también es visible en las calles del centro y en barrios de la zona sur de la ciudad, como Venecia, con el fin de prevenir desórdenes como los registrados el jueves en la jornada de solidaridad de organizaciones sociales y sindicales con la huelga agropecuaria que dejó al menos dos muertos en Bogotá y cuantiosos daños materiales por la acción de vándalos.
 
"Ayer mismo, anoche ordené la militarización de Bogotá y así lo haré a partir de hoy en cualquier municipio o en cualquier zona donde sea necesaria la presencia de nuestros soldados", manifestó el presidente Juan Manuel Santos en una alocución desde la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.
 
Pese a que el conflicto armado que vive Colombia involucra a las Fuerzas Armadas, no es tan frecuente poner a militares a vigilar las calles de la ciudades, función que corresponde a la Policía.
 
El analista político y experto en seguridad Jairo Libreros, profesor de la Universidad Externado de Colombia, dijo a Efe que la decisión de Santos de sacar los militares a la calle "muestra que su política de seguridad ciudadana es un fracaso".
 
"El presidente desplazó a la Policía y puso en la calle a un Ejército que debe empezar a buscar nuevas funciones si las negociaciones de paz con las FARC en La Habana llevan al fin del conflicto", manifestó Libreros. 
 
Fuente: EFE

Centenares de militares salieron hoy a recorrer las calles de Bogotá en cumplimiento de una orden del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, para garantizar la seguridad ciudadana comprometida por los disturbios del jueves, relacionados con la huelga agropecuaria.

 

Los militares, vestidos con uniforme de combate, fusil al hombro y cascos en algunos casos, empezaron a circular por calles y avenidas de la capital colombiana entre las miradas de asombro y curiosidad de los transeúntes.

 

A lo largo de la Carrera Séptima, avenida que corta Bogotá de sur a norte y por la que suelen realizarse las manifestaciones políticas y sociales, los soldados estaban este viernes apostados en casi todas las esquinas, mientras que grupos mayores vigilaban lugares estratégicos como los centros financieros de la calle 72 y la calle 116.

 

Algunos militares caminaban mezclados con los peatones, mientras otros aprovechaban la calma que registra hoy la ciudad para conversar con los vendedores callejeros.

 

La presencia militar también es visible en las calles del centro y en barrios de la zona sur de la ciudad, como Venecia, con el fin de prevenir desórdenes como los registrados el jueves en la jornada de solidaridad de organizaciones sociales y sindicales con la huelga agropecuaria que dejó al menos dos muertos en Bogotá y cuantiosos daños materiales por la acción de vándalos.

 

"Ayer mismo, anoche ordené la militarización de Bogotá y así lo haré a partir de hoy en cualquier municipio o en cualquier zona donde sea necesaria la presencia de nuestros soldados", manifestó el presidente Juan Manuel Santos en una alocución desde la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

 

Pese a que el conflicto armado que vive Colombia involucra a las Fuerzas Armadas, no es tan frecuente poner a militares a vigilar las calles de la ciudades, función que corresponde a la Policía.

 

El analista político y experto en seguridad Jairo Libreros, profesor de la Universidad Externado de Colombia, dijo a Efe que la decisión de Santos de sacar los militares a la calle "muestra que su política de seguridad ciudadana es un fracaso".

 

"El presidente desplazó a la Policía y puso en la calle a un Ejército que debe empezar a buscar nuevas funciones si las negociaciones de paz con las FARC en La Habana llevan al fin del conflicto", manifestó Libreros. 

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos