Inicio ·Noticias · Artículo

Gran incendio forestal azota el norte de California

Redacción

mmarcos

|

Jueves 05 de Julio de 2018 - 10:01
compártelo
  • Foto: AFP
  • Internet
Foto: AFP Internet

Más de 2.000 bomberos combaten un gran incendio forestal en el norte de California, mientras se espera un fin de semana de mucho calor que podría extender las llamas.

El llamado "County Fire" arrasó el martes 283 km2 en los condados de Napa y Yolo, y hasta el momento sólo ha sido contenido en un 5%, según las autoridades, que pidieron a los residentes del área a estar listos para ser evacuados si las condiciones empeoran.

El incendio comenzó el sábado a unos 80 km al oeste de Sacramento, capital de California, y se ha esparcido a velocidad.

El humo y las cenizas dieron un tono naranja al cielo, que llevó al departamento de bomberos de San Francisco a emitir una alerta el domingo sobre la calidad del aire, exhortando a ancianos, niños y enfermos cardíacos a evitar actividades físicas.

Lo bomberos trabajan en otro incendio, el Pawnee, que para la mañana del martes estaba contenido en un 80%.

La portavoz de los bomberos de California (Cal Fire), Tricia Austin, dijo a la AFP que las llamas del Pawnee afectaron un área de 60,2 km2 en el condado de Lake, al norte de San Francisco, destruyendo 22 estructuras. Según Austin, se espera que este incendio esté controlado para el fin de semana.

La portavoz indicó que la temporada de incendios forestales, que normalmente se desarrolla entre Septiembre y Octubre, comenzó este año más temprano que lo habitual.

"No es sólo durante la temporada de incendios", dijo. "Tenemos que estar siempre listos".

Un tercer fuego, el "Waverly Fire", en el condado de San Joaquín, fue declarado completamente bajo control el lunes después de quemar casi 50 km2 desde el viernes.

Las autoridades esperan además nuevos incendios durante el feriado del 4 de Julio, día de la Independencia de los Estados Unidos, en el que mucha gente enciende fuegos artificiales ilegales y hace fogatas.

"Condiciones críticas"

El pronóstico para el fin de semana es de temperaturas por encima de los 40 grados centígrados, lo que representa "condiciones críticas" para incendios.

Los expertos han dicho que estos incendios son generados por el calor, el clima seco, y la muerte de unos 129 millones de árboles por las recientes sequías y por el ataque de insectos.

Los estados de Colorado, Utah, Washington y Oregon, ubicados igualmente en el oeste del país, también fueron foco de incendios esta semana.

El gobernador de California, Jerry Brown, informó en un comunicado el lunes que durante el primer semestre de este año ya se han quemado en California "214,5 km2 contra un promedio de 93,1 en los últimos años" durante el mismo periodo.

Tras años de sequía, California sufrió en 2017 incendios letales.

Entre ellos el "Thomas Fire", que azotó el área de Santa Bárbara en diciembre, fue decretado el tercero más destructivo desde 1932, tras causar la muerte de dos personas, destruir más de 1.000 edificios y arrasar más de 1.140 km2 de terreno.

El "Thomas Fire" también causó un corrimiento de tierra que acabó con la vida de 17 personas más.

Cerca de 40 personas fallecieron en los incendios de octubre en las regiones vinícolas de los valles de Napa y Sonoma, en el norte de San Francisco, que arrasaron con 245.000 acres forestales y destruyeron más de 7.000 casas y edificios

AFP

Más de 2.000 bomberos combaten un gran incendio forestal en el norte de California, mientras se espera un fin de semana de mucho calor que podría extender las llamas.

El llamado "County Fire" arrasó el martes 283 km2 en los condados de Napa y Yolo, y hasta el momento sólo ha sido contenido en un 5%, según las autoridades, que pidieron a los residentes del área a estar listos para ser evacuados si las condiciones empeoran.

El incendio comenzó el sábado a unos 80 km al oeste de Sacramento, capital de California, y se ha esparcido a velocidad.

El humo y las cenizas dieron un tono naranja al cielo, que llevó al departamento de bomberos de San Francisco a emitir una alerta el domingo sobre la calidad del aire, exhortando a ancianos, niños y enfermos cardíacos a evitar actividades físicas.

Lo bomberos trabajan en otro incendio, el Pawnee, que para la mañana del martes estaba contenido en un 80%.

La portavoz de los bomberos de California (Cal Fire), Tricia Austin, dijo a la AFP que las llamas del Pawnee afectaron un área de 60,2 km2 en el condado de Lake, al norte de San Francisco, destruyendo 22 estructuras. Según Austin, se espera que este incendio esté controlado para el fin de semana.

La portavoz indicó que la temporada de incendios forestales, que normalmente se desarrolla entre Septiembre y Octubre, comenzó este año más temprano que lo habitual.

"No es sólo durante la temporada de incendios", dijo. "Tenemos que estar siempre listos".

Un tercer fuego, el "Waverly Fire", en el condado de San Joaquín, fue declarado completamente bajo control el lunes después de quemar casi 50 km2 desde el viernes.

Las autoridades esperan además nuevos incendios durante el feriado del 4 de Julio, día de la Independencia de los Estados Unidos, en el que mucha gente enciende fuegos artificiales ilegales y hace fogatas.

"Condiciones críticas"

El pronóstico para el fin de semana es de temperaturas por encima de los 40 grados centígrados, lo que representa "condiciones críticas" para incendios.

Los expertos han dicho que estos incendios son generados por el calor, el clima seco, y la muerte de unos 129 millones de árboles por las recientes sequías y por el ataque de insectos.

Los estados de Colorado, Utah, Washington y Oregon, ubicados igualmente en el oeste del país, también fueron foco de incendios esta semana.

El gobernador de California, Jerry Brown, informó en un comunicado el lunes que durante el primer semestre de este año ya se han quemado en California "214,5 km2 contra un promedio de 93,1 en los últimos años" durante el mismo periodo.

Tras años de sequía, California sufrió en 2017 incendios letales.

Entre ellos el "Thomas Fire", que azotó el área de Santa Bárbara en diciembre, fue decretado el tercero más destructivo desde 1932, tras causar la muerte de dos personas, destruir más de 1.000 edificios y arrasar más de 1.140 km2 de terreno.

El "Thomas Fire" también causó un corrimiento de tierra que acabó con la vida de 17 personas más.

Cerca de 40 personas fallecieron en los incendios de octubre en las regiones vinícolas de los valles de Napa y Sonoma, en el norte de San Francisco, que arrasaron con 245.000 acres forestales y destruyeron más de 7.000 casas y edificios

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos