Inicio ·Noticias · Artículo

México pedirá a OEA condena a división de familias en EE.UU.

Redacción

jvite

|

Martes 26 de Junio de 2018 - 15:59
compártelo
  • Proyecto de resolución busca dar mandato a CIDH para adoptar medidas correspondientes. Foto: AP
Proyecto de resolución busca dar mandato a CIDH para adoptar medidas correspondientes. Foto: AP

México espera obtener el viernes 29 de junio de 2018 en el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) una resolución de condena a la política estadounidense de separación de familias inmigrantes, dijo este martes 26 de junio de 2018 el canciller Luis Videgaray.
 
De acuerdo con el jefe de la diplomacia mexicana "habrá de presentar un proyecto de resolución de condena" ya que considera que la política de separación de familias inmigrantes es "cruel, inhumana y además injustificada".
 
El proyecto de resolución, además, busca dar un mandato a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para "hacer visitas en sitio y, caso lo considere, adopte las medidas correspondientes en el ámbito de sus facultades", dijo.
 
Los estatutos de la CIDH no consideran específicamente la posibilidad de un Estado pida medidas cautelares contra otro, aunque defensores del pueblo (ombudsman) de varios países centroamericanos ya dieron ese paso ante la Comisión.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Para ajustar los detalles de la iniciativa ante el Consejo Permanente de la OEA, Videgaray y un grupo de legisladores mexicanos se reunieron este martes con el secretario general de la entidad, el uruguayo Luis Almagro.
 
 
 
Según Videgaray, la OEA planea realizar una sesión ordinaria de su Consejo Permanente el viernes, y la idea es lograr la inclusión en el temario de un apartado para discutir este proyecto de resolución.
 
"El tema de fondo es la criminalización de la migración, algo que creemos es absolutamente inaceptable", dijo.
 
Pero aunque los niños no sean separados de sus familias por fuerza de la política de "tolerancia cero", aún su manutención en retención constituye "la criminalización de la infancia, y eso es violatorio de los más elementales principios de derechos humanos".
 
Por su parte, el presidente del Senado mexicano, Ernesto Cordero, señaló que la política de separación de familias es "indefendible".
 
"México no puede ayudar eso de ninguna manera. Es inadmisible que eso suceda, aunque los niños y niñas no sean mexicanos", comentó.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Por ello, recordó que el Congreso ya solicitó al Gobierno "que suspenda toda colación con el Gobierno de EEUU" en materia de seguridad, combate al terrorismo y delincuencia organizada y migración, "en tanto no haya una relación de respeto de parte del presidente (Donald) Trump hacia los mexicanos".
 
En la capital estadounidense, Videgaray y la delegación de legisladores tiene en agenda reuniones en el Congreso, la Casa Blanca y también con la dirección del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
 
Este martes el director de la Oficina estadounidense de Aduanas y Protección Fronteriza aseguró a la prensa local que se había suspendido el procesamiento y separación de familias que ingresen ilegalmente al país.
 
Sin embargo, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, insistió en que la política de "tolerancia cero" seguía siendo aplicada sin cambio.
 
AFP

México espera obtener el viernes 29 de junio de 2018 en el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) una resolución de condena a la política estadounidense de separación de familias inmigrantes, dijo este martes 26 de junio de 2018 el canciller Luis Videgaray.

 

De acuerdo con el jefe de la diplomacia mexicana "habrá de presentar un proyecto de resolución de condena" ya que considera que la política de separación de familias inmigrantes es "cruel, inhumana y además injustificada".

 

El proyecto de resolución, además, busca dar un mandato a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para "hacer visitas en sitio y, caso lo considere, adopte las medidas correspondientes en el ámbito de sus facultades", dijo.

 

Los estatutos de la CIDH no consideran específicamente la posibilidad de un Estado pida medidas cautelares contra otro, aunque defensores del pueblo (ombudsman) de varios países centroamericanos ya dieron ese paso ante la Comisión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LEA: EE.UU.: Más de 2.300 niños fueron separados de sus familias

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para ajustar los detalles de la iniciativa ante el Consejo Permanente de la OEA, Videgaray y un grupo de legisladores mexicanos se reunieron este martes con el secretario general de la entidad, el uruguayo Luis Almagro.

 

 

 

Según Videgaray, la OEA planea realizar una sesión ordinaria de su Consejo Permanente el viernes, y la idea es lograr la inclusión en el temario de un apartado para discutir este proyecto de resolución.

 

"El tema de fondo es la criminalización de la migración, algo que creemos es absolutamente inaceptable", dijo.

 

Pero aunque los niños no sean separados de sus familias por fuerza de la política de "tolerancia cero", aún su manutención en retención constituye "la criminalización de la infancia, y eso es violatorio de los más elementales principios de derechos humanos".

 

Por su parte, el presidente del Senado mexicano, Ernesto Cordero, señaló que la política de separación de familias es "indefendible".

 

"México no puede ayudar eso de ninguna manera. Es inadmisible que eso suceda, aunque los niños y niñas no sean mexicanos", comentó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LEA: Trump anuncia decreto para poner fin a la separación de familias migrantes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por ello, recordó que el Congreso ya solicitó al Gobierno "que suspenda toda colación con el Gobierno de EEUU" en materia de seguridad, combate al terrorismo y delincuencia organizada y migración, "en tanto no haya una relación de respeto de parte del presidente (Donald) Trump hacia los mexicanos".

 

En la capital estadounidense, Videgaray y la delegación de legisladores tiene en agenda reuniones en el Congreso, la Casa Blanca y también con la dirección del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

 

Este martes el director de la Oficina estadounidense de Aduanas y Protección Fronteriza aseguró a la prensa local que se había suspendido el procesamiento y separación de familias que ingresen ilegalmente al país.

 

Sin embargo, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, insistió en que la política de "tolerancia cero" seguía siendo aplicada sin cambio.

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos