Se empieza a sentir escasez de alimentos por paro agrario en Colombia

El paro que ya lleva 8 días, está provocando el desabastecimiento de productos básicos.

26 Agosto, 2013, 2:21 pm
Por: Redacción 
Poblaciones colombianas empiezan a sentir la escasez de alimentos por el paro general que cumple 8 días sin una solución a la vista.  
 
Tras el fracaso del diálogo de este fin de semana, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, señaló que la protesta convocada por campesinos, ha sido infiltrada por grupos que quieren seguir con la violencia y evitar que haya acuerdos.
 
El municipio de Tunja, capital del departamento de Boyacá, fue escenario de un cacerolazo contra el gobierno al que piden apoyo para los campesinos en paro.
 
Estuvieron tres horas en las calles y reconocieron que la situación está provocando desabastecimiento de productos básicos.
 
Mientras en el municipio de Popayán en la zona sur-ocidental del país, la fuerza pública responde con gases lacrimógenos a los manifestantes que lanzan palo, piedras y artefactos explosivos, en una nueva jornada del llamado paro agrario y popular, que desde el pasado lunes afecta a gran parte del país.
 
Cuatro muertos, decenas de heridos y 220 detenidos es el resultado de víctimas hasta hoy. Durante uno de los bloqueos de carreteras estas unidades de transporte fueron atacadas e incendiadas.
 
El presidente Santos dijo: "El tal paro nacional agrario no existe”. Esta declaración disgustó a los campesinos. Luego, el presidente señaló que no hay que exagerar, pero tampoco menospreciar la protesta y que el gobierno sigue dispuesto al diálogo.
Poblaciones colombianas empiezan a sentir la escasez de alimentos por el paro general que cumple 8 días sin una solución a la vista.  
 
Tras el fracaso del diálogo de este fin de semana, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, señaló que la protesta convocada por campesinos, ha sido infiltrada por grupos que quieren seguir con la violencia y evitar que haya acuerdos.
 
El municipio de Tunja, capital del departamento de Boyacá, fue escenario de un cacerolazo contra el gobierno al que piden apoyo para los campesinos en paro.
 
Estuvieron tres horas en las calles y reconocieron que la situación está provocando desabastecimiento de productos básicos.
 
Mientras en el municipio de Popayán en la zona sur-ocidental del país, la fuerza pública responde con gases lacrimógenos a los manifestantes que lanzan palo, piedras y artefactos explosivos, en una nueva jornada del llamado paro agrario y popular, que desde el pasado lunes afecta a gran parte del país.
 
Cuatro muertos, decenas de heridos y 220 detenidos es el resultado de víctimas hasta hoy. Durante uno de los bloqueos de carreteras estas unidades de transporte fueron atacadas e incendiadas.
 
El presidente Santos dijo: "El tal paro nacional agrario no existe”. Esta declaración disgustó a los campesinos. Luego, el presidente señaló que no hay que exagerar, pero tampoco menospreciar la protesta y que el gobierno sigue dispuesto al diálogo.