Juan Manuel Santos: “El tal paro nacional agrario no existe”

El presidente colombiano dijo que la huelga agraria no existe y que la situación está bajo control.

25 Agosto, 2013, 1:16 pm
Por: Redacción 
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo hoy que la huelga agraria, que en siete días deja al menos cuatro muertos y bloqueos de carreteras, "no existe" y señaló que la situación "está bajo control", aunque denunció que la protesta campesina ha sido 'infiltrada' para que no haya solución.
 
"El tal paro nacional agrario no existe", señaló el mandatario al hablar en la "Caminata de Solidaridad", una obra social que busca recursos para lo más necesitados a través de actividades que involucran a diferentes estamentos de la sociedad colombiana.
 
A juicio de Santos, las protestas convocadas por campesinos, camioneros y líderes de otros sectores han sido infiltradas "para que no haya ninguna posibilidad de llegar a ningún tipo de acuerdo y seguir con la violencia".
 
"Y lo que quieren es generar una sensación de miedo en el país", enfatizó Santos.
 
El mandatario defendió que sectores como el de los cultivadores de papa de los departamentos de Boyacá y Cundinamarca, ambos en el centro del país, y de Nariño, en la frontera con Ecuador, donde más se han sentido los cortes de vías, reclamen "alguna ayuda del Estado" por su situación.
 
Sin embargo, aclaró que hay otro tipo de personas que están aprovechando la situación para causar un daño terrible, y ahí "el Estado va a ser absoluta y totalmente contundente contra esos violentos", dijo.
 
El jefe de Estado llamó a los manifestantes a no dejarse "conquistar" por sectores de la extrema derecha o de la extrema izquierda.
 
Santos reiteró que el Gobierno dio instrucciones precisas a la Policía para proteger los derechos de los campesinos a manifestarse pacíficamente porque "eso es parte fundamental de la democracia".
 
El mandatario agregó que el sábado, en un sobrevuelo que hizo por algunos sitios de Cundinamarca, departamento del que Bogotá es capital, vio que no había lugar para la amenaza de aislar a la ciudad, pues apenas pequeños grupos, que no superaban las 20 personas, estaban quemando neumáticos en algunas carreteras para generar ese miedo entre la población.
 
Enfatizó que en todo caso, "la situación está totalmente bajo control" pues cuando hay bloqueos, se solucionan.
 
De todos modos, equipos negociadores del Gobierno enviados a varios sitios del país, en especial a Boyacá, Meta y Antioquia, continúan los diálogos con líderes campesinos y mineros para que levanten la protesta, desbloqueen las vías y dialoguen con el Gobierno para dar soluciones a sus peticiones.
 
Fuente: EFE
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo hoy que la huelga agraria, que en siete días deja al menos cuatro muertos y bloqueos de carreteras, "no existe" y señaló que la situación "está bajo control", aunque denunció que la protesta campesina ha sido 'infiltrada' para que no haya solución.
 
"El tal paro nacional agrario no existe", señaló el mandatario al hablar en la "Caminata de Solidaridad", una obra social que busca recursos para lo más necesitados a través de actividades que involucran a diferentes estamentos de la sociedad colombiana.
 
A juicio de Santos, las protestas convocadas por campesinos, camioneros y líderes de otros sectores han sido infiltradas "para que no haya ninguna posibilidad de llegar a ningún tipo de acuerdo y seguir con la violencia".
 
"Y lo que quieren es generar una sensación de miedo en el país", enfatizó Santos.
 
El mandatario defendió que sectores como el de los cultivadores de papa de los departamentos de Boyacá y Cundinamarca, ambos en el centro del país, y de Nariño, en la frontera con Ecuador, donde más se han sentido los cortes de vías, reclamen "alguna ayuda del Estado" por su situación.
 
Sin embargo, aclaró que hay otro tipo de personas que están aprovechando la situación para causar un daño terrible, y ahí "el Estado va a ser absoluta y totalmente contundente contra esos violentos", dijo.
 
El jefe de Estado llamó a los manifestantes a no dejarse "conquistar" por sectores de la extrema derecha o de la extrema izquierda.
 
Santos reiteró que el Gobierno dio instrucciones precisas a la Policía para proteger los derechos de los campesinos a manifestarse pacíficamente porque "eso es parte fundamental de la democracia".
 
El mandatario agregó que el sábado, en un sobrevuelo que hizo por algunos sitios de Cundinamarca, departamento del que Bogotá es capital, vio que no había lugar para la amenaza de aislar a la ciudad, pues apenas pequeños grupos, que no superaban las 20 personas, estaban quemando neumáticos en algunas carreteras para generar ese miedo entre la población.
 
Enfatizó que en todo caso, "la situación está totalmente bajo control" pues cuando hay bloqueos, se solucionan.
 
De todos modos, equipos negociadores del Gobierno enviados a varios sitios del país, en especial a Boyacá, Meta y Antioquia, continúan los diálogos con líderes campesinos y mineros para que levanten la protesta, desbloqueen las vías y dialoguen con el Gobierno para dar soluciones a sus peticiones.