Colombia: más de mil policías refuerzan vigilancia por paro

El paro nacional ha cobrado la vida de tres personas y deja millonarias pérdidas para la economía.

24 Agosto, 2013, 3:06 pm
Por: Redacción 
La Policía colombiana reforzó hoy con más de mil de sus miembros los puntos neurálgicos de la huelga nacional convocada por sectores agrarios que ya se ha cobrado la vida de tres personas y que deja millonarias pérdidas para la economía.
 
El director general de la Policía, general Rodolfo Palomino, señaló que con esta medida se busca no sólo "darle seguridad a los ejes viales, sino evitar desmanes" como los ocurridos en los últimos días en el central departamento de Boyacá.
 
En Tunja, la capital departamental, Duitama y Sogamoso, las tres principales ciudades de ese departamento, manifestantes causaron en las últimas horas daños en algunos peajes y comercios al tiempo que han quemado neumáticos en las calles, lo que impide el normal movimiento de los lugareños.
 
Boyacá es el departamento que más sufre el paro pues 18 de sus vías han estado o están bloqueadas por la acción de los campesinos que reclaman ayudas del Gobierno para salir de la crisis, según ellos, generada por la llegada al país de alimentos importados luego de la aprobación de tratados de libre comercio con varios países, entre ellos el de Estados Unidos.
 
La protesta también se sintió en las últimas horas en Bogotá, en donde Corabastos, el mayor centro de acopio de alimentos del país, sufrió una interrupción de sus servicios, situación que fue conjurada por las autoridades que garantizaron que los camiones descargaran sus productos.
 
El ministro de Agricultura, Francisco Estupiñán, quien estuvo esta madrugada en el sector, reiteró que la huelga no tiene razón y señaló que en la central de abastos "hay comida".
 
Varias de las marchas que se tenían programadas en Bogotá para este sábado fueron suspendidas porque la convocatoria no encontró el eco suficiente.
 
Las autoridades estudian la implementación en las próximas horas de caravanas en varios departamentos para permitir el desplazamiento de viajeros desde y hacia sus sitios de vivienda y trabajo.
 
Las tres víctimas mortales que hasta el momento se han registrado en hechos relacionados con el paro han sido en Boyacá, un importante punto de tránsito entre el noreste y el centro del país. 
Fuente: EFE
La Policía colombiana reforzó hoy con más de mil de sus miembros los puntos neurálgicos de la huelga nacional convocada por sectores agrarios que ya se ha cobrado la vida de tres personas y que deja millonarias pérdidas para la economía.
 
El director general de la Policía, general Rodolfo Palomino, señaló que con esta medida se busca no sólo "darle seguridad a los ejes viales, sino evitar desmanes" como los ocurridos en los últimos días en el central departamento de Boyacá.
 
En Tunja, la capital departamental, Duitama y Sogamoso, las tres principales ciudades de ese departamento, manifestantes causaron en las últimas horas daños en algunos peajes y comercios al tiempo que han quemado neumáticos en las calles, lo que impide el normal movimiento de los lugareños.
 
Boyacá es el departamento que más sufre el paro pues 18 de sus vías han estado o están bloqueadas por la acción de los campesinos que reclaman ayudas del Gobierno para salir de la crisis, según ellos, generada por la llegada al país de alimentos importados luego de la aprobación de tratados de libre comercio con varios países, entre ellos el de Estados Unidos.
 
La protesta también se sintió en las últimas horas en Bogotá, en donde Corabastos, el mayor centro de acopio de alimentos del país, sufrió una interrupción de sus servicios, situación que fue conjurada por las autoridades que garantizaron que los camiones descargaran sus productos.
 
El ministro de Agricultura, Francisco Estupiñán, quien estuvo esta madrugada en el sector, reiteró que la huelga no tiene razón y señaló que en la central de abastos "hay comida".
 
Varias de las marchas que se tenían programadas en Bogotá para este sábado fueron suspendidas porque la convocatoria no encontró el eco suficiente.
 
Las autoridades estudian la implementación en las próximas horas de caravanas en varios departamentos para permitir el desplazamiento de viajeros desde y hacia sus sitios de vivienda y trabajo.
 
Las tres víctimas mortales que hasta el momento se han registrado en hechos relacionados con el paro han sido en Boyacá, un importante punto de tránsito entre el noreste y el centro del país.