Cumbre con Corea es ocasión única, dice Trump

Desde Canadá, el mandatario de Estados Unidos aseguró que Pyongyang "trabaja muy bien".

Desde Canadá, el mandatario aseguró que Pyongyang "trabaja muy bien". Foto: Archivo lopezdoriga.com
9 Junio, 2018, 10:54 am
Por: Redacción 


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estimó este sábado 9 de junio de 2018 que su encuentro con el líder Kim Jong Un es "una ocasión única" para lograr un acuerdo nuclear con Corea del Norte, que "trabaja muy bien" con su país.


 
La cita prevista para el martes "es una ocasión única", dijo Trump en una conferencia de prensa antes de retirarse de la cumbre del G7 en Canadá. 
 
 
El mandatario aseguró que Pyongyang "trabaja muy bien" y estimó que sabrá desde el "primer minuto" si podrán llegar a un entendimiento.
 
El 7 de junio de 2018, el presidente Trump dijo que es más importante la “actitud” que la preparación, de cara a la cumbre con el líder norcoreano Kim Jong Un para la desnuclearización de la Península de Corea. 
 
Trump describió el próximo encuentro con el autócrata de tercera generación como una “negociación amistosa” y dijo que “realmente creo que Kim Jong Un quiere lograr algo”. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Los comentarios de Trump se dan en un momento en el que intenta tranquilizar a sus aliados que no cederá de más en su intento por definir su legado al concretar un acuerdo con Kim, quien desde hace tiempo ha intentado desprenderse de su estatus de paria en el escenario internacional. Corea del Norte ha enfrentado agobiantes sanciones diplomáticas y económicas conforme avanza en el desarrollo de sus programas de misiles nucleares y balísticos. 
 
“No creo que deba prepararme demasiado”, declaró Trump. “Se requiere actitud. Se requiere voluntad para lograr algo”. 
 
El mandatario aseveró que el encuentro es “mucho más que una oportunidad para tomarse fotografías”, y pronosticó un “tremendo éxito o un éxito modificado” una vez que se reúna con Kim el próximo martes en Singapur. Dijo que las pláticas darán inicio a un proceso para resolver el tema nuclear. 
 
“No creo que sea algo que se resuelva en una reunión”, comentó. Cuando se le preguntó sobre cuántos días estaría dispuesto a quedarse a dialogar con Kim, Trump respondió: “Uno, dos tres, dependiendo de lo que suceda”. 
 
De cualquier forma pronosticó que no tardará en darse cuenta si Kim habla en serio sobre lidiar con las exigencias de Estados Unidos. 
 
“Deben ceder sus armas nucleares”, afirmó Trump. “Si no se desnuclearizan, no será aceptable. Y no podremos retirar las sanciones”. 
 
Trump, quien utilizó el término “máxima presión” para describir las sanciones de Estados Unidos contra Corea del Norte, dijo que estas serán un indicador del éxito o el fracaso en las negociaciones. 
 
“Ya no usamos ese término porque vamos a una negociación amistosa”, dijo el mandatario. “Tal vez después de esa negociación lo utilice nuevamente. Ustedes saben lo bien que negociamos. Si me escuchan decir ‘Vamos a utilizar máxima presión’ sabrán que las negociaciones no resultaron nada bien”. 
 
AP-AFP
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estimó este sábado 9 de junio de 2018 que su encuentro con el líder Kim Jong Un es "una ocasión única" para lograr un acuerdo nuclear con Corea del Norte, que "trabaja muy bien" con su país. 
La cita prevista para el martes "es una ocasión única", dijo Trump en una conferencia de prensa antes de retirarse de la cumbre del G7 en Canadá. 
 
 
El mandatario aseguró que Pyongyang "trabaja muy bien" y estimó que sabrá desde el "primer minuto" si podrán llegar a un entendimiento.
 
El 7 de junio de 2018, el presidente Trump dijo que es más importante la “actitud” que la preparación, de cara a la cumbre con el líder norcoreano Kim Jong Un para la desnuclearización de la Península de Corea. 
 
Trump describió el próximo encuentro con el autócrata de tercera generación como una “negociación amistosa” y dijo que “realmente creo que Kim Jong Un quiere lograr algo”. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Los comentarios de Trump se dan en un momento en el que intenta tranquilizar a sus aliados que no cederá de más en su intento por definir su legado al concretar un acuerdo con Kim, quien desde hace tiempo ha intentado desprenderse de su estatus de paria en el escenario internacional. Corea del Norte ha enfrentado agobiantes sanciones diplomáticas y económicas conforme avanza en el desarrollo de sus programas de misiles nucleares y balísticos. 
 
“No creo que deba prepararme demasiado”, declaró Trump. “Se requiere actitud. Se requiere voluntad para lograr algo”. 
 
El mandatario aseveró que el encuentro es “mucho más que una oportunidad para tomarse fotografías”, y pronosticó un “tremendo éxito o un éxito modificado” una vez que se reúna con Kim el próximo martes en Singapur. Dijo que las pláticas darán inicio a un proceso para resolver el tema nuclear. 
 
“No creo que sea algo que se resuelva en una reunión”, comentó. Cuando se le preguntó sobre cuántos días estaría dispuesto a quedarse a dialogar con Kim, Trump respondió: “Uno, dos tres, dependiendo de lo que suceda”. 
 
De cualquier forma pronosticó que no tardará en darse cuenta si Kim habla en serio sobre lidiar con las exigencias de Estados Unidos. 
 
“Deben ceder sus armas nucleares”, afirmó Trump. “Si no se desnuclearizan, no será aceptable. Y no podremos retirar las sanciones”. 
 
Trump, quien utilizó el término “máxima presión” para describir las sanciones de Estados Unidos contra Corea del Norte, dijo que estas serán un indicador del éxito o el fracaso en las negociaciones. 
 
“Ya no usamos ese término porque vamos a una negociación amistosa”, dijo el mandatario. “Tal vez después de esa negociación lo utilice nuevamente. Ustedes saben lo bien que negociamos. Si me escuchan decir ‘Vamos a utilizar máxima presión’ sabrán que las negociaciones no resultaron nada bien”.