Ecuatoriana mató a su primo a puñaladas en España

La joven fue condenada a 7 años de internamiento en un reformatorio.

Ecuatoriana que mató a su primo con 39 puñaladas en España. Foto: www.diariodenavarra.es
29 Mayo, 2018, 12:33 pm
Por: Redacción 
Una joven de 17 años de nacionalidad ecuatoriana fue condenada este martes por el asesinato de Paul Cabrera, su primo de 26 años y con quien mantuvo una relación sentimental, al que asesinó con 39 puñaladas. El hecho ocurrió en Caparroso, municipio de Navarra, España.
 
La joven fue condenada a 7 años de internamiento en un centro de reforma y a 4 años de libertad vigilada por ser una menor de edad. La condena se produce de conformidad entre la Fiscalía, la acusación particular y la defensa.
 
El asesinato se produjo durante la madrugada del 19 de noviembre de 2017 en Caparroso, después de una fiesta que celebraba la comunidad ecuatoriana. 
 
Al día siguiente la familia de Paul Cabrera alertó a los servicios de emergencia la desapareción del joven y se puso en marcha un dispositivo de búsqueda que mantuvo en vilo a toda la localidad.
 
Tras dos semanas de intensas investigaciones, los servicios de búsqueda localizaron el cadáver de la víctima en las aguas del río Aragón, en una zona apartada de la ciudad.
 
Tan solo un día después, el juez de guardia enviaba a un centro de menores a la prima del chico asesinado, ya que había confesado tener relación con la muerte de Paul Cabrera.
 
Desde que se produjo la confesión de la menor ahora condenada, la Policía centró la investigación en averiguar si había más personas que pudieron ayudar a la chica a cometer el macabro crimen.
 
Ahora la investigación judicial concluyó que la menor pudo actuar sola y logró apuñalar al chico hasta en 39 ocasiones después de haber concertado una cita, donde lo sedujo, lo desnudó, lo ató, le tapó los ojos y cometió el crimen. Posteriormente, arrojó el cadáver, que no presentaba signos de defensa, al río Aragón, en donde desapareció arrastrado por la corriente. 
 
Según el acuerdo alcanzado en el Juzgado de Menores de Pamplona, la chica y sus padres como responsables civiles deberán indemnizar a los padres de la víctima y sus tres hermanos con un total de 200.000 euros. (230.000 dólares).
 
Paul Cabrera y la chica habían mantenido una relación sentimental entre julio y diciembre de 2016. Según recoge el escrito de acusación del fiscal aceptado por la menor, ella planeó desde enero de 2017 matar a su primo.
 
Con información de Navarra.elespanol.com
 
 
Redacción
Una joven de 17 años de nacionalidad ecuatoriana fue condenada este martes por el asesinato de Paul Cabrera, su primo de 26 años y con quien mantuvo una relación sentimental, al que asesinó con 39 puñaladas. El hecho ocurrió en Caparroso, municipio de Navarra, España.
 
La joven fue condenada a 7 años de internamiento en un centro de reforma y a 4 años de libertad vigilada por ser una menor de edad. La condena se produce de conformidad entre la Fiscalía, la acusación particular y la defensa.
 
El asesinato se produjo durante la madrugada del 19 de noviembre de 2017 en Caparroso, después de una fiesta que celebraba la comunidad ecuatoriana. 
 
Al día siguiente la familia de Paul Cabrera alertó a los servicios de emergencia la desapareción del joven y se puso en marcha un dispositivo de búsqueda que mantuvo en vilo a toda la localidad.
 
Tras dos semanas de intensas investigaciones, los servicios de búsqueda localizaron el cadáver de la víctima en las aguas del río Aragón, en una zona apartada de la ciudad.
 
Tan solo un día después, el juez de guardia enviaba a un centro de menores a la prima del chico asesinado, ya que había confesado tener relación con la muerte de Paul Cabrera.
 
Desde que se produjo la confesión de la menor ahora condenada, la Policía centró la investigación en averiguar si había más personas que pudieron ayudar a la chica a cometer el macabro crimen.
 
Ahora la investigación judicial concluyó que la menor pudo actuar sola y logró apuñalar al chico hasta en 39 ocasiones después de haber concertado una cita, donde lo sedujo, lo desnudó, lo ató, le tapó los ojos y cometió el crimen. Posteriormente, arrojó el cadáver, que no presentaba signos de defensa, al río Aragón, en donde desapareció arrastrado por la corriente. 
 
Según el acuerdo alcanzado en el Juzgado de Menores de Pamplona, la chica y sus padres como responsables civiles deberán indemnizar a los padres de la víctima y sus tres hermanos con un total de 200.000 euros. (230.000 dólares).
 
Paul Cabrera y la chica habían mantenido una relación sentimental entre julio y diciembre de 2016. Según recoge el escrito de acusación del fiscal aceptado por la menor, ella planeó desde enero de 2017 matar a su primo.
 
Con información de Navarra.elespanol.com