Portugal: incendio afecta partes de Funchal

Un incendio en la capital de Madeira obliga a evacuar un hospital y a vecinos.

17 Agosto, 2013, 12:20 pm
Por: Redacción 
Un incendio activo desde hace más de un día en Funchal, capital del archipiélago portugués de Madeira, ha obligado a evacuar esta madrugada un hospital con unos 200 enfermos y a cerca de una veintena de vecinos.
 
Las autoridades municipales no han registrado ni heridos graves ni víctimas mortales consecuencia del fuego que ya ha calcinado al menos 50 hectáreas en Funchal, donde la escarpada y frondosa vegetación y el viento han dificultado la tarea de los bomberos.
 
No obstante, la protección civil informó esta mañana que la situación está bajo control e indicó que ya apenas existen dos frentes activos.
 
Durante la última madrugada, los enfermos del hospital de Marmeleiros, en el norte de esta ciudad de unos 120.000 habitantes, fueron trasladados a otros centro de salud, mientras algunos vecinos del barrio del Monte, también en la zona norte, fueron alojados temporalmente en un cuartel del Ejército,
 
Las llamas también se han adentrado en el Parque Ecológico de Funchal, cuya superficie fue drásticamente menguada por otro gran incendio en 2010.
 
El pequeño archipiélago de Madeira, uno de los puntos más turísticos de Portugal, ha padecido varias catástrofes naturales en los últimos años, la más dramática en febrero de 2010, cuando unas inundaciones provocaron la muerte de 42 personas y notables destrozos materiales.
 
En el Portugal continental, se contabilizaron hoy varios incendios de envergadura, especialmente en la parte interior-norte.
 
A pesar de la proliferación de fuegos en las últimas semanas, por el momento su gravedad ha sido menor que en años anteriores.
 
Según el último informe referente a datos recogidos hasta finales de julio, la superficie quemada en lo que va de 2013 es de 18.000 hectáreas, cuatro veces menos que en el mismo periodo de 2012.
 
No obstante, dos bomberos ya han perdido la vida este mes en la extinción de incendios, el último esta semana perteneciente a la corporación de Covilha, en el interior del país.
 
Varios años de la pasada década fueron fatídicos para los montes y los bosques portugueses.
 
En 2003, el peor año que se recuerda, se calcinaron 400.000 hectáreas forestales; en 2005, 300.000; en 2010, 118.000, y en 2012, casi 100.000.
Fuente: eldiario.es
Un incendio activo desde hace más de un día en Funchal, capital del archipiélago portugués de Madeira, ha obligado a evacuar esta madrugada un hospital con unos 200 enfermos y a cerca de una veintena de vecinos.
 
Las autoridades municipales no han registrado ni heridos graves ni víctimas mortales consecuencia del fuego que ya ha calcinado al menos 50 hectáreas en Funchal, donde la escarpada y frondosa vegetación y el viento han dificultado la tarea de los bomberos.
 
No obstante, la protección civil informó esta mañana que la situación está bajo control e indicó que ya apenas existen dos frentes activos.
 
Durante la última madrugada, los enfermos del hospital de Marmeleiros, en el norte de esta ciudad de unos 120.000 habitantes, fueron trasladados a otros centro de salud, mientras algunos vecinos del barrio del Monte, también en la zona norte, fueron alojados temporalmente en un cuartel del Ejército,
 
Las llamas también se han adentrado en el Parque Ecológico de Funchal, cuya superficie fue drásticamente menguada por otro gran incendio en 2010.
 
El pequeño archipiélago de Madeira, uno de los puntos más turísticos de Portugal, ha padecido varias catástrofes naturales en los últimos años, la más dramática en febrero de 2010, cuando unas inundaciones provocaron la muerte de 42 personas y notables destrozos materiales.
 
En el Portugal continental, se contabilizaron hoy varios incendios de envergadura, especialmente en la parte interior-norte.
 
A pesar de la proliferación de fuegos en las últimas semanas, por el momento su gravedad ha sido menor que en años anteriores.
 
Según el último informe referente a datos recogidos hasta finales de julio, la superficie quemada en lo que va de 2013 es de 18.000 hectáreas, cuatro veces menos que en el mismo periodo de 2012.
 
No obstante, dos bomberos ya han perdido la vida este mes en la extinción de incendios, el último esta semana perteneciente a la corporación de Covilha, en el interior del país.
 
Varios años de la pasada década fueron fatídicos para los montes y los bosques portugueses.
 
En 2003, el peor año que se recuerda, se calcinaron 400.000 hectáreas forestales; en 2005, 300.000; en 2010, 118.000, y en 2012, casi 100.000.