La desalinización del agua de mar, una costosa posibilidad

En el mundo, más del 80% de las aguas residuales vuelven al ecosistema sin ser tratadas.

  • AMRITSAR, India.- 1800 millones de personas usan una fuente de agua contaminada a nivel mundial. Foto: AFP
22 Marzo, 2018, 11:07 am
Por: Redacción 
"Una gota de agua es flexible. Una gota de agua es poderosa. Una gota de agua es más necesaria que nunca". De esta manera, la página web de las Naciones Unidas remarca la urgencia que hay por el líquido vital en el planeta hoy, 22 de marzo, Día Mundial del Agua.   
 
La ONU ha establecido que acceder a ella es un derecho humano y es gratuita. Pero obtenerla, trasladarla y procesarla hasta que llegue a un grifo no lo es.
 
Según datos de este mismo organismo, más del 80% de las aguas residuales a nivel mundial vuelve a los ecosistemas sin ser tratada ni reciclada. Mientras 1800 millones de personas (120 veces la población de Ecuador) usan una fuente de agua contaminada por material fecal, lo que las pone en riesgo de contraer el cólera, la disentería, el tifus o la polio.
 
El agua no potable y unas pobres infraestructuras sanitarias, así como la falta de higiene, causan alrededor de 842 000 muertes al año.
 
Con estas estadísticas y en el marco de la conmeración de esta fecha, en Brasilia, capital del país carioca, se lleva a cabo el 8º Foro Mundial del Agua, lugar al que han asistido expertos de distintos países. Este año, el cónclave se ha enfocado en estrategias para acceder al líquido vital de forma más limpia aunque la meta de garantizar la disponibilidad de agua y su respectivo saneamiento para toda la humanidad no es simple debido a las cifras anteriormente señaladas.  
 
 
"La comida es una necesidad humana y todos entienden que hay que pagar por los alimentos. Pero eso no está claro a la hora de tener que pagar por el agua", sostuvo Guangzhe Chen, director de prácticas globales del agua en el Banco Mundial. 
 
Chen coincidió con otros especialistas acerca del bajo costo del agua como servicio público en las ciudades y sugirió que un aumento podría atraer a inversores sedientos de ganancias.
 
El déficit en inversiones de infraestructura en ese campo es inmenso. Se sitúa entre 150.000 y 350.000 millones de dólares, según un cálculo conservador publicado por Alex Money, profesor de Oxford, que firmó el informe del Foro.
 
Por otro lado, las Naciones Unidas destacan que existen "enormes oportunidades" para explotar aguas residuales como un recurso. "El agua tratada de una forma segura es una fuente sostenible y asequible de  energía, así como para obtener nutrientes y otros materiales recuperables", se señala en la página web del organismo. 
 
Asimismo, se han discutido otras alternativas para acceder al líquido vital y las alternativas de la desalinización del agua de mar a gran escala o la captación de humedad de la atmósfera podrían volverse realidad pronto, aunque en el mismo Foro se destacó que no resolverían la crisis global del agua potable.
 
En Indonesia el acceso al agua potable implica horas de esfuerzo. Foto: AFP
 
Peter Thomson, enviado especial de la ONU para los océanos, cree que esas opciones que hoy suenan a teoría científica podrían ser parte de una solución más amplia si primero se detiene el cambio climático.
 
"Las soluciones, las ideas, están todas ahí. Ahora se trata de trabajar para definir cuáles son financieramente viables y cuáles son científicamente viables. Pero hay soluciones para casi todos los problemas que se presentan", dijo a la AFP.
 
"Al igual que la agricultura, la desalinización tiene sus problemas. ¿Qué hacer con el desecho de solución salina que se obtiene durante el proceso? o ¿cómo producir en forma sustentable para el medio ambiente? Si no los tuviera, estaríamos hablando de magia", añadió aunque pese a todo, es optimista: "cuando me dicen que la próxima guerra será por el agua, yo respondo: ¡Basura! La oferta de agua en este planeta es infinita", concluyó. 
 
Con información de AFP
"Una gota de agua es flexible. Una gota de agua es poderosa. Una gota de agua es más necesaria que nunca". De esta manera, la página web de las Naciones Unidas remarca la urgencia que hay por el líquido vital en el planeta hoy, 22 de marzo, Día Mundial del Agua.   
 
La ONU ha establecido que acceder a ella es un derecho humano y es gratuita. Pero obtenerla, trasladarla y procesarla hasta que llegue a un grifo no lo es.
 
Según datos de este mismo organismo, más del 80% de las aguas residuales a nivel mundial vuelve a los ecosistemas sin ser tratada ni reciclada. Mientras 1800 millones de personas (120 veces la población de Ecuador) usan una fuente de agua contaminada por material fecal, lo que las pone en riesgo de contraer el cólera, la disentería, el tifus o la polio.
 
El agua no potable y unas pobres infraestructuras sanitarias, así como la falta de higiene, causan alrededor de 842 000 muertes al año.
 
Con estas estadísticas y en el marco de la conmeración de esta fecha, en Brasilia, capital del país carioca, se lleva a cabo el 8º Foro Mundial del Agua, lugar al que han asistido expertos de distintos países. Este año, el cónclave se ha enfocado en estrategias para acceder al líquido vital de forma más limpia aunque la meta de garantizar la disponibilidad de agua y su respectivo saneamiento para toda la humanidad no es simple debido a las cifras anteriormente señaladas.  
 
 
"La comida es una necesidad humana y todos entienden que hay que pagar por los alimentos. Pero eso no está claro a la hora de tener que pagar por el agua", sostuvo Guangzhe Chen, director de prácticas globales del agua en el Banco Mundial. 
 
Chen coincidió con otros especialistas acerca del bajo costo del agua como servicio público en las ciudades y sugirió que un aumento podría atraer a inversores sedientos de ganancias.
 
El déficit en inversiones de infraestructura en ese campo es inmenso. Se sitúa entre 150.000 y 350.000 millones de dólares, según un cálculo conservador publicado por Alex Money, profesor de Oxford, que firmó el informe del Foro.
 
Por otro lado, las Naciones Unidas destacan que existen "enormes oportunidades" para explotar aguas residuales como un recurso. "El agua tratada de una forma segura es una fuente sostenible y asequible de  energía, así como para obtener nutrientes y otros materiales recuperables", se señala en la página web del organismo. 
 
Asimismo, se han discutido otras alternativas para acceder al líquido vital y las alternativas de la desalinización del agua de mar a gran escala o la captación de humedad de la atmósfera podrían volverse realidad pronto, aunque en el mismo Foro se destacó que no resolverían la crisis global del agua potable.
 
En Indonesia el acceso al agua potable implica horas de esfuerzo. Foto: AFP
 
Peter Thomson, enviado especial de la ONU para los océanos, cree que esas opciones que hoy suenan a teoría científica podrían ser parte de una solución más amplia si primero se detiene el cambio climático.
 
"Las soluciones, las ideas, están todas ahí. Ahora se trata de trabajar para definir cuáles son financieramente viables y cuáles son científicamente viables. Pero hay soluciones para casi todos los problemas que se presentan", dijo a la AFP.
 
"Al igual que la agricultura, la desalinización tiene sus problemas. ¿Qué hacer con el desecho de solución salina que se obtiene durante el proceso? o ¿cómo producir en forma sustentable para el medio ambiente? Si no los tuviera, estaríamos hablando de magia", añadió aunque pese a todo, es optimista: "cuando me dicen que la próxima guerra será por el agua, yo respondo: ¡Basura! La oferta de agua en este planeta es infinita", concluyó. 
 
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
Le puede interesar
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
TEMAS RELACIONADOS