Vaticano recibió la misa de inicio del papado de Francisco ante la tumba de San Pedro

La solemne misa de inicio de pontificado de Francisco comenzó en el interior de la Ba
19 Marzo, 2013, 7:27 am
Por: Redacción 
La solemne misa de inicio de pontificado de Francisco comenzó en el interior de la Basílica de San Pedro, a la que entró el nuevo pontífice para orar ante la tumba del Apóstol.
 
Francisco bajó a las Grutas Vaticanas (cripta) para rezar, junto con los Patriarcas y los arzobispos mayores de las iglesias católicas orientales asistentes a la misa, ante la Tumba de San Pedro.
 
Se arrodilló ante la tumba y oró unos minutos. Después esparció incienso.
 
En el recinto de la tumba de Pedro dos diáconos llevaban en una bandeja el palio (estola) y el anillo del Pescador, símbolos del poder pontificio, que posteriormente fueron llevados a la plaza.
 
Mientras tanto, los cardenales esperaron alrededor del Altar de la Confesión, en el centro de la basílica de San Pedro, bajo el que se encuentra la tumba de Pedro.
 
Tras el rezo, el Papa, los patriarcas y arzobispos mayores católicos de rito oriental y los cardenales salieron en procesión hasta el altar de la plaza de San Pedro, donde se ofició la misa.
 
Mientras, se cantaron las "Laudes Regiae", letanías en honor de Cristo, en las que se resalta en nombre de los papas santos.
 
Una vez en la plaza de san Pedro se procedió a la colocación del palio y del anillo del Pescador.  
La solemne misa de inicio de pontificado de Francisco comenzó en el interior de la Basílica de San Pedro, a la que entró el nuevo pontífice para orar ante la tumba del Apóstol.
 
Francisco bajó a las Grutas Vaticanas (cripta) para rezar, junto con los Patriarcas y los arzobispos mayores de las iglesias católicas orientales asistentes a la misa, ante la Tumba de San Pedro.
 
Se arrodilló ante la tumba y oró unos minutos. Después esparció incienso.
 
En el recinto de la tumba de Pedro dos diáconos llevaban en una bandeja el palio (estola) y el anillo del Pescador, símbolos del poder pontificio, que posteriormente fueron llevados a la plaza.
 
Mientras tanto, los cardenales esperaron alrededor del Altar de la Confesión, en el centro de la basílica de San Pedro, bajo el que se encuentra la tumba de Pedro.
 
Tras el rezo, el Papa, los patriarcas y arzobispos mayores católicos de rito oriental y los cardenales salieron en procesión hasta el altar de la plaza de San Pedro, donde se ofició la misa.
 
Mientras, se cantaron las "Laudes Regiae", letanías en honor de Cristo, en las que se resalta en nombre de los papas santos.
 
Una vez en la plaza de san Pedro se procedió a la colocación del palio y del anillo del Pescador.  
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
Le puede interesar
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
TEMAS RELACIONADOS