Tras polémica por declaraciones, comunidad judía en Argentina pide reunión con Correa


La visita del presidente de Ecuador, Rafael Correa, a Argentina quedó teñida por sus declaraciones al defender a Irán y minimizar el impacto del atentado contra la sede de la mutualista judía AMIA de Buenos Aires, en 1994, el más cruento en la historia de ese país.

Ésta no “una competencia para ver quién tiene más muertos”, replicó el presidente de la AMIA.
5 Diciembre, 2012, 1:21 pm
Por: Redacción 


La visita del presidente de Ecuador, Rafael Correa, a Argentina quedó teñida por sus declaraciones al defender a Irán y minimizar el impacto del atentado contra la sede de la mutualista judía AMIA de Buenos Aires, en 1994, el más cruento en la historia de ese país.


Hoy los principales diarios de Buenos Aires destacan en sus portadas impresas y online la molestia que generaron las declaraciones de Correa en la comunidad judía luego de comparar ese atentado  con los de Libia, y pedir ver dónde están los verdaderos peligros. La Nación titula Correa minimizó el atentado contra la AMIA y desató una fuerte polémica, mientras Clarín: Acusan a Correa de haber "justificado" el atentado a la AMIA.


En declaraciones al canal C5N, el mandatario se refirió al tema luego de que la entrevistadora le preguntó por la negativa iraní a entregar los ciudadanos a los que la Justicia argentina considera como autores del atentado que dejó 85 muertos. “Conozco ese caso. Es muy doloroso para la historia argentina, pero vea cuántos murieron en el bombardeo de la OTAN a Libia. Comparemos las cosas también y veamos dónde están los verdaderos peligros; no debemos manipular”. Esa respuesta fue la que repicó en la comunidad. No pasó mucho tiempo para que manifiesten su “estupor” y “profundo rechazo” a las expresiones del mandatario ecuatoriano.


Ésta no “una competencia para ver quién tiene más muertos”, replicó el presidente de la AMIA, Guillermo Borger, y le recordó a Correa que el de AMIA fue el “peor atentado que sufrió la Argentina”. "Correa se piensa que estamos en una competencia para ver quién tiene más muertos y se está olvidando que es el peor atentado que sufrió la Argentina, un país democrático con todos los plenos derechos que fue atacado por el terrorismo internacional", advirtió.


Hoy, el Centro Simon Wiesenthal, una organización judía internacional de derechos humanos, acusó al presidente ecuatoriano de haber "justificado" el atentado.


Lo mismo hizo la DAIA, otra organización judía, que repudió las palabras del Jefe de Estado de Ecuador, y en una carta al embajador Eduardo Wellington Sandoval Cordova pidió una reunión con Correa.


Solicitud al régimen de Cristina Fernández
"El gobierno argentino debe reclamar una inmediata disculpa pública de Correa, debido a sus comentarios ofensivos", señaló el director del Centro Wiesenthal para América Latina, Sergio Widder.


El atentado a la AMIA todavía no ha sido esclarecido, pero la justicia argentina emitió en el 2006 órdenes de captura contra ocho iraníes, entre ellos el expresidente Ali Akbar Rafsanjani, y un libanés por su presuntos vínculos con ese acto terrorista.


La semana pasada funcionarios de Argentina e Irán se reunieron en Zurich (Suiza) en el marco de las negociaciones abiertas con el objetivo de buscar un mecanismo legal para esclarecer el atentado que no esté en contradicción con los sistemas legales de los dos países.

La visita del presidente de Ecuador, Rafael Correa, a Argentina quedó teñida por sus declaraciones al defender a Irán y minimizar el impacto del atentado contra la sede de la mutualista judía AMIA de Buenos Aires, en 1994, el más cruento en la historia de ese país.

Hoy los principales diarios de Buenos Aires destacan en sus portadas impresas y online la molestia que generaron las declaraciones de Correa en la comunidad judía luego de comparar ese atentado  con los de Libia, y pedir ver dónde están los verdaderos peligros. La Nación titula Correa minimizó el atentado contra la AMIA y desató una fuerte polémica, mientras Clarín: Acusan a Correa de haber "justificado" el atentado a la AMIA.

En declaraciones al canal C5N, el mandatario se refirió al tema luego de que la entrevistadora le preguntó por la negativa iraní a entregar los ciudadanos a los que la Justicia argentina considera como autores del atentado que dejó 85 muertos. “Conozco ese caso. Es muy doloroso para la historia argentina, pero vea cuántos murieron en el bombardeo de la OTAN a Libia. Comparemos las cosas también y veamos dónde están los verdaderos peligros; no debemos manipular”. Esa respuesta fue la que repicó en la comunidad. No pasó mucho tiempo para que manifiesten su “estupor” y “profundo rechazo” a las expresiones del mandatario ecuatoriano.

Ésta no “una competencia para ver quién tiene más muertos”, replicó el presidente de la AMIA, Guillermo Borger, y le recordó a Correa que el de AMIA fue el “peor atentado que sufrió la Argentina”. "Correa se piensa que estamos en una competencia para ver quién tiene más muertos y se está olvidando que es el peor atentado que sufrió la Argentina, un país democrático con todos los plenos derechos que fue atacado por el terrorismo internacional", advirtió.

Hoy, el Centro Simon Wiesenthal, una organización judía internacional de derechos humanos, acusó al presidente ecuatoriano de haber "justificado" el atentado.

Lo mismo hizo la DAIA, otra organización judía, que repudió las palabras del Jefe de Estado de Ecuador, y en una carta al embajador Eduardo Wellington Sandoval Cordova pidió una reunión con Correa.

Solicitud al régimen de Cristina Fernández"El gobierno argentino debe reclamar una inmediata disculpa pública de Correa, debido a sus comentarios ofensivos", señaló el director del Centro Wiesenthal para América Latina, Sergio Widder.

El atentado a la AMIA todavía no ha sido esclarecido, pero la justicia argentina emitió en el 2006 órdenes de captura contra ocho iraníes, entre ellos el expresidente Ali Akbar Rafsanjani, y un libanés por su presuntos vínculos con ese acto terrorista.

La semana pasada funcionarios de Argentina e Irán se reunieron en Zurich (Suiza) en el marco de las negociaciones abiertas con el objetivo de buscar un mecanismo legal para esclarecer el atentado que no esté en contradicción con los sistemas legales de los dos países.