Petróleo cierra en baja en Nueva York, a 59,69 dólares por barril

El precio del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en junio perdió 19 centavos.

El precio del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en junio perdió 19 centavos.
15 Mayo, 2015, 3:51 pm
Por: Redacción 
El petróleo cerró nuevamente en baja el viernes en Nueva York, ante la desaceleración del ritmo de cierre de pozos en Estados Unidos, lo que podría implicar un retroceso menor de lo esperado de la producción.
 
El precio del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en junio perdió 19 centavos y cerró a 59,69 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).
 
En Londres, en cambio, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en julio, en su primer día de utilización como contrato de referencia, terminó la sesión a 66,81 dólares, en alza de 11 centavos en relación al cierre del jueves.
 
Con ocho pozos de petróleo menos en Estados Unidos esta semana en relación a la semana anterior, según la sociedad de servicios petroleros Baker Hughes, "la reducción en la cantidad de pozos es la menor desde el 12 de diciembre", subrayó James Williams, de WTRG Economics.
 
"Así que incluso aunque la producción probablemente baje, no será tanto como anticipamos", añadió.
 
El mercado sufre actualmente una sobreabundancia de oferta, pero algunas señales de una caída de la producción nacional alentaron a los inversores en las últimas semanas y contribuyeron a impulsar al alza los precios. La cotización del barril de WTI aumentó aproximadamente 40% entre mediados de marzo e inicios de mayo.
 
Según Williams, la cantidad de pozos en actividad en Estados Unidos podría alcanzar un mínimo y volver a aumentar en las próximas semanas. "Esto tendrá un efecto psicológico en el mercado" y representará un factor de baja. 
 
Tim Evans, de Citi, observó que la mediocridad de los indicadores sobre la economía estadounidense, como la decepción provocada por la caída de la confianza de los consumidores en la economía, "socava la esperanza de una recuperación fuerte del crecimiento después del primer trimestre", y por lo tanto de una clara recuperación de la demanda.
 
El mercado se mantiene además prudente antes de una reunión ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en tres semanas.
 
La OPEP rechazó en noviembre limitar su producción de crudo, con algunos países, como Arabia Saudita, bajando incluso sus precios para consolidar sus porciones de mercado.
 
"¿Estamos asistiendo a un cambio de tendencia en el mercado petrolero?", se preguntaron los analistas de Commerzbank.
 
Según ellos, la ausencia de una reacción eufórica del mercado al anuncio el miércoles de una caída de las reservas de crudo en Estados Unidos o a un nuevo incidente en el Golfo entre un navío comercial y patrullas iraníes "podría indicar que el alza de los precios, que no tiene un fundamento claro, está al borde de sus fuerzas".
 
Por su parte, Williams estimó que los precios alcanzaron un punto de equilibrio susceptible de durar, con un margen de cinco dólares.
Fuente: AFP
El petróleo cerró nuevamente en baja el viernes en Nueva York, ante la desaceleración del ritmo de cierre de pozos en Estados Unidos, lo que podría implicar un retroceso menor de lo esperado de la producción.
 
El precio del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en junio perdió 19 centavos y cerró a 59,69 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).
 
En Londres, en cambio, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en julio, en su primer día de utilización como contrato de referencia, terminó la sesión a 66,81 dólares, en alza de 11 centavos en relación al cierre del jueves.
 
Con ocho pozos de petróleo menos en Estados Unidos esta semana en relación a la semana anterior, según la sociedad de servicios petroleros Baker Hughes, "la reducción en la cantidad de pozos es la menor desde el 12 de diciembre", subrayó James Williams, de WTRG Economics.
 
"Así que incluso aunque la producción probablemente baje, no será tanto como anticipamos", añadió.
 
El mercado sufre actualmente una sobreabundancia de oferta, pero algunas señales de una caída de la producción nacional alentaron a los inversores en las últimas semanas y contribuyeron a impulsar al alza los precios. La cotización del barril de WTI aumentó aproximadamente 40% entre mediados de marzo e inicios de mayo.
 
Según Williams, la cantidad de pozos en actividad en Estados Unidos podría alcanzar un mínimo y volver a aumentar en las próximas semanas. "Esto tendrá un efecto psicológico en el mercado" y representará un factor de baja. 
 
Tim Evans, de Citi, observó que la mediocridad de los indicadores sobre la economía estadounidense, como la decepción provocada por la caída de la confianza de los consumidores en la economía, "socava la esperanza de una recuperación fuerte del crecimiento después del primer trimestre", y por lo tanto de una clara recuperación de la demanda.
 
El mercado se mantiene además prudente antes de una reunión ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en tres semanas.
 
La OPEP rechazó en noviembre limitar su producción de crudo, con algunos países, como Arabia Saudita, bajando incluso sus precios para consolidar sus porciones de mercado.
 
"¿Estamos asistiendo a un cambio de tendencia en el mercado petrolero?", se preguntaron los analistas de Commerzbank.
 
Según ellos, la ausencia de una reacción eufórica del mercado al anuncio el miércoles de una caída de las reservas de crudo en Estados Unidos o a un nuevo incidente en el Golfo entre un navío comercial y patrullas iraníes "podría indicar que el alza de los precios, que no tiene un fundamento claro, está al borde de sus fuerzas".
 
Por su parte, Williams estimó que los precios alcanzaron un punto de equilibrio susceptible de durar, con un margen de cinco dólares.