Inicio ·Noticias · Artículo

Obama autoriza sancionar a piratas informáticos dentro y fuera de EE.UU.

Redacción

tmenendez

|

Miércoles 01 de Abril de 2015 - 13:17
compártelo
  • EE.UU.- Las empresas o los individuos que se consideren afectados pueden apelar en caso de sanción. Foto: Archivo
EE.UU.- Las empresas o los individuos que se consideren afectados pueden apelar en caso de sanción. Foto: Archivo
El presidente Barack Obama autorizó el miércoles imponer sanciones económicas a piratas informáticos estadounidenses y extranjeros, permitiendo al gobierno congelar los activos de empresas o personas implicadas en ciberataques contra Estados Unidos.
 
"Las amenazas cibernéticas son uno de los problemas económicos y de seguridad nacional más graves para Estados Unidos, y mi administración está llevando a cabo una estrategia global para hacerle frente", dijo Obama al emitir la orden ejecutiva.
 
"A partir de hoy, damos una advertencia a quienes representan amenazas importantes para nuestra seguridad o nuestra economía dañando nuestras infraestructuras esenciales, perturbando o robando nuestras redes informáticas o roban secretos industriales de empresas estadounidenses o datos personales de empresas estadounidenses o datos personales de ciudadanos estadounidenses para sacar provecho", añadió.
 
 
 
 
En virtud de la orden, el Tesoro estadounidense tiene el poder de congelar o bloquear activos de las personas o empresas implicadas en ataques contra redes informáticas estadounidenses "cruciales", como sistemas bancarios o relacionados con el robo de datos en tarjetas de crédito.
 
Con esta medida Estados Unidos busca castigar tanto a piratas en su propio territorio como en el exterior.
 
"Suele ser difícil castigar a los malhechores, en parte por legislaciones extranjeras débiles o mal aplicadas, o porque algunos gobiernos no quieren o no pueden luchar contra los responsables", observó.
 
No obstante, el mandatario aclaró que las medidas "de ninguna manera afectarían a las "víctimas involuntarias de ciberataques", como personas cuyas computadoras hayan sido pirateadas para atacar a otro blanco, y que este programa no se utilizaría contra investigadores en seguridad informática ni para restringir la libertad de expresión en internet.
 
 
 
 
La medida prevé la posibilidad de apelar en caso de que empresas o individuos se consideren injustamente sancionados.
 
"Tenemos previsto usar esta herramienta de forma juiciosa y en circunstancias excepcionales", adelantó John Smith, responsable de la OFAC (Office of Foreign Assets Control, que depende del Tesoro y gestiona las sanciones).
 
El anuncio ocurre después de una serie de ataques descubiertos en los últimos meses, uno de los cuales afectó seriamente los estudios Sony Pictures, además del acceso a datos bancarios y médicos de decenas de millones de ciudadanos.
 
"Las intrusiones y ataques cibernéticos -muchos dirigidos desde el extranjero- atacan nuestros negocios, roban secretos comerciales y cuestan empleos estadounidenses. Piratas informáticos iraníes han atacado bancos estadounidenses", escribió Obama en un mensaje publicado en un blog y transmitido por la Casa Blanca.
 
"Los ataques informáticos de Corea del Norte contra Sony Pictures destruyeron información y pusieron fuera de servicio a miles de computadores. En las fallas (de seguridad) recientes que han salido en titulares, datos personales de más de 100 millones de estadounidenses se han visto comprometidos, como informaciones sobre sus tarjetas de crédito o médicas", añade.
 
 
Fuente: AFP

El presidente Barack Obama autorizó el miércoles imponer sanciones económicas a piratas informáticos estadounidenses y extranjeros, permitiendo al gobierno congelar los activos de empresas o personas implicadas en ciberataques contra Estados Unidos.

 

"Las amenazas cibernéticas son uno de los problemas económicos y de seguridad nacional más graves para Estados Unidos, y mi administración está llevando a cabo una estrategia global para hacerle frente", dijo Obama al emitir la orden ejecutiva.

 

"A partir de hoy, damos una advertencia a quienes representan amenazas importantes para nuestra seguridad o nuestra economía dañando nuestras infraestructuras esenciales, perturbando o robando nuestras redes informáticas o roban secretos industriales de empresas estadounidenses o datos personales de empresas estadounidenses o datos personales de ciudadanos estadounidenses para sacar provecho", añadió.

 

 

HACKERS REALIZAN EL MAYOR ROBO DE DATOS DE LA HISTORIA: EXTRAJERON 1.200 MILLONES DE CLAVES

 

 

En virtud de la orden, el Tesoro estadounidense tiene el poder de congelar o bloquear activos de las personas o empresas implicadas en ataques contra redes informáticas estadounidenses "cruciales", como sistemas bancarios o relacionados con el robo de datos en tarjetas de crédito.

 

Con esta medida Estados Unidos busca castigar tanto a piratas en su propio territorio como en el exterior.

 

"Suele ser difícil castigar a los malhechores, en parte por legislaciones extranjeras débiles o mal aplicadas, o porque algunos gobiernos no quieren o no pueden luchar contra los responsables", observó.

 

No obstante, el mandatario aclaró que las medidas "de ninguna manera afectarían a las "víctimas involuntarias de ciberataques", como personas cuyas computadoras hayan sido pirateadas para atacar a otro blanco, y que este programa no se utilizaría contra investigadores en seguridad informática ni para restringir la libertad de expresión en internet.

 

 

PIRATEAN LA PÁGINA WEB DEL MAYOR FABRICANTE MUNDIAL DE ORDENADORES

 

 

La medida prevé la posibilidad de apelar en caso de que empresas o individuos se consideren injustamente sancionados.

 

"Tenemos previsto usar esta herramienta de forma juiciosa y en circunstancias excepcionales", adelantó John Smith, responsable de la OFAC (Office of Foreign Assets Control, que depende del Tesoro y gestiona las sanciones).

 

El anuncio ocurre después de una serie de ataques descubiertos en los últimos meses, uno de los cuales afectó seriamente los estudios Sony Pictures, además del acceso a datos bancarios y médicos de decenas de millones de ciudadanos.

 

"Las intrusiones y ataques cibernéticos -muchos dirigidos desde el extranjero- atacan nuestros negocios, roban secretos comerciales y cuestan empleos estadounidenses. Piratas informáticos iraníes han atacado bancos estadounidenses", escribió Obama en un mensaje publicado en un blog y transmitido por la Casa Blanca.

 

"Los ataques informáticos de Corea del Norte contra Sony Pictures destruyeron información y pusieron fuera de servicio a miles de computadores. En las fallas (de seguridad) recientes que han salido en titulares, datos personales de más de 100 millones de estadounidenses se han visto comprometidos, como informaciones sobre sus tarjetas de crédito o médicas", añade.

 

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos