Inicio ·Noticias · Artículo

Conferencia internacional en Bruselas para poner fin a epidemia de ébola

Redacción

mguaman

|

Martes 03 de Marzo de 2015 - 7:51
compártelo
  • BRUSELAS. Desde el pico de la epidemia, durante el otoño, los nuevos casos se dividieron por diez, pasando de unos 900 a un centenar en promedio por semana, según la ONU. Fotos: Archivo
BRUSELAS. Desde el pico de la epidemia, durante el otoño, los nuevos casos se dividieron por diez, pasando de unos 900 a un centenar en promedio por semana, según la ONU. Fotos: Archivo
Los dirigentes de los tres países africanos afectados por la epidemia de ébola y los representantes de la comunidad internacional analizan este martes en Bruselas los medios para poner fin a la pandemia y garantizar que llegue la ayuda prometida de 4.900 millones de dólares.
 
Los presidentes de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, Sierra Leona, Ernest Bai Koroma, y de Guinea, Alpha Condé, los países más afectados y epicentro de la epidemia declarada a principios de 2014, están presentes en Bruselas, así como los representantes de agencias de la ONU, el Banco Mundial, organizaciones no gubernamentales o delegaciones de la UE, de Estados Unidos, de China, Cuba o Australia.
 
Sirleaf declaró a la AFP que espera de esta conferencia la definición de una "hoja de ruta" para el restablecimiento económico de la región. "No queremos relajar los esfuerzos" frente al ébola, agregó declarándose "optimista" sobre el resultado de este combate.
 
"Será una tarea muy difícil y meticulosa", subrayó el coordinador de la ONU para la lucha contra la epidemia, David Nabarro, en una conferencia de prensa en Bruselas.
 
 
Desde el pico de la epidemia, durante el otoño, los nuevos casos se dividieron por diez, pasando de unos 900 a un centenar en promedio por semana, según la ONU.
 
La movilización internacional, tardía, y africana permitieron contener la epidemia, que dejó al menos unos 9.700 muertos.
 
De los tres países más afectados, Liberia está en la buena senda, pero la tendencia sigue sin embargo al alza en algunas zonas del litoral de Guinea y Sierra Leona así como con la persistencia de algunos focos en las zonas más inaccesibles de esos países del oeste de Africa.
 
Aunque los casos de contaminación estén bajando, "la epidemia no terminó, debemos aún concentrar nuestros esfuerzos para vencer al ébola de una vez por todas", señaló al llegar a la reunión la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.
 
"Aun no estamos en el punto de poder dar vuelta la página. Hay que mantener la movilización", señalan en la Comisión.
 
Entre las prioridades están la creación de equipos sanitarios itinerantes. Una de las preocupaciones es la de convencer a las "comunidades que aún resisten" a adoptar las buenas prácticas, según Ismail Ud sheij Ahmed, que dirige la misión de coordinación de la ONU sobre el ébola.
 
 
En materia de personal "faltan aún entre 200 a 300 especialistas de salud pública", estimó Nabarro.
 
El desafío también es el de garantizar que las ayudas prometidas lleguen. El compromiso alcanzó un total de 4.900 millones de dólares, de los cuales ya se utilizaron unos 2.400 millones, según la Comisión Europea.
Fuente: AFP

Los dirigentes de los tres países africanos afectados por la epidemia de ébola y los representantes de la comunidad internacional analizan este martes en Bruselas los medios para poner fin a la pandemia y garantizar que llegue la ayuda prometida de 4.900 millones de dólares.

 

Los presidentes de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, Sierra Leona, Ernest Bai Koroma, y de Guinea, Alpha Condé, los países más afectados y epicentro de la epidemia declarada a principios de 2014, están presentes en Bruselas, así como los representantes de agencias de la ONU, el Banco Mundial, organizaciones no gubernamentales o delegaciones de la UE, de Estados Unidos, de China, Cuba o Australia.

 

Sirleaf declaró a la AFP que espera de esta conferencia la definición de una "hoja de ruta" para el restablecimiento económico de la región. "No queremos relajar los esfuerzos" frente al ébola, agregó declarándose "optimista" sobre el resultado de este combate.

 

"Será una tarea muy difícil y meticulosa", subrayó el coordinador de la ONU para la lucha contra la epidemia, David Nabarro, en una conferencia de prensa en Bruselas.

 

Lea: Un fármaco contra el ébola financiado por UE arroja resultados esperanzadores

 

Desde el pico de la epidemia, durante el otoño, los nuevos casos se dividieron por diez, pasando de unos 900 a un centenar en promedio por semana, según la ONU.

 

La movilización internacional, tardía, y africana permitieron contener la epidemia, que dejó al menos unos 9.700 muertos.

 

De los tres países más afectados, Liberia está en la buena senda, pero la tendencia sigue sin embargo al alza en algunas zonas del litoral de Guinea y Sierra Leona así como con la persistencia de algunos focos en las zonas más inaccesibles de esos países del oeste de Africa.

 

Aunque los casos de contaminación estén bajando, "la epidemia no terminó, debemos aún concentrar nuestros esfuerzos para vencer al ébola de una vez por todas", señaló al llegar a la reunión la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

 

"Aun no estamos en el punto de poder dar vuelta la página. Hay que mantener la movilización", señalan en la Comisión.

 

Entre las prioridades están la creación de equipos sanitarios itinerantes. Una de las preocupaciones es la de convencer a las "comunidades que aún resisten" a adoptar las buenas prácticas, según Ismail Ud sheij Ahmed, que dirige la misión de coordinación de la ONU sobre el ébola.

 

Lea: Corea del Norte veta extranjeros de su maratón por miedo a ébola

 

En materia de personal "faltan aún entre 200 a 300 especialistas de salud pública", estimó Nabarro.

 

El desafío también es el de garantizar que las ayudas prometidas lleguen. El compromiso alcanzó un total de 4.900 millones de dólares, de los cuales ya se utilizaron unos 2.400 millones, según la Comisión Europea.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos