Inicio ·Noticias · Artículo

Ecuador retoma inversiones con "convenios bilaterales"

Redacción

tmenendez

|

Jueves 08 de Marzo de 2018 - 12:47
compártelo
  • QUITO, Ecuador.- La canciller María Fernanda Espinosa revisa la nueva herramienta con 36 embajadores. Foto: Cancillería
QUITO, Ecuador.- La canciller María Fernanda Espinosa revisa la nueva herramienta con 36 embajadores. Foto: Cancillería
Bajo una nueva figura, Ecuador busca retomar las inversiones. La Cancillería presentó este 8 de marzo de 2018 un nuevo modelo de acuerdos bilaterales y marca así distancia de los conocidos 'TBI' (Tratados Bilaterales de Inversión). El Gobierno denomina a estas nuevas herramientas como Convenios Bilaterales de Inversión (CBI).
 
Según la canciller María Fernanda Espinosa, este documento, que será la base para futuras negociaciones, busca atraer inversión con una oferta que combina seguridad jurídica con mecanismos de diálogo de alto nivel, orientados a prevenir y solucionar eventuales diferencias de manera amigable y constructiva. Así lo explicó desde un hotel de Quito en el marco de una reunión con 36 embajadores.
 
"Ecuador requiere de inversión extranjera directa que, respetando su normativa en materia social, ambiental y laboral, contribuya al cambio de la matriz productiva y a la generación de empleos de calidad", explicó la canciller.
 
Agregó, además, que "con esta nueva figura se busca eliminar la lesividad de los TBI, que causaron pérdidas millonarias a Ecuador".
 
La Secretaría General de la Presidencia, el Ministerio de Comercio Exterior e Inversiones, la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) y la Procuraduría General del Estado también forman parte del equipo que construyó este mecanismo de inversiones.
 
"Con la presentación de este nuevo modelo de convenio, el Gobierno del presidente Lenín Moreno muestra su decisión política de iniciar la negociación inmediata de convenios bilaterales, que garanticen los derechos de los inversionistas, precautelando al mismo tiempo los intereses del Estado ecuatoriano, en el marco de su normativa nacional y del derecho internacional", destacó la ministra Espinosa.
 
Según la autoridad, los nuevos convenios incorporan mecanismos de solución de controversias y solucionan los "conflictos de intereses que se han evidenciado en la conformación de los tribunales arbitrales". También señalan obligaciones de los inversionistas en relación a la corrupción, contempla sanciones para los corruptores y por responsabilidades civiles, administrativas y penales.
 
Además, contemplan programas de cooperación bilateral sobre desarrollo de capacidades, asistencia técnica y transferencia de tecnología.
 
El encuentro de la Cancillería contó, entre otros, con representantes de los 16 países cuyos TBI fueron denunciados el 16 de mayo de 2017, mediante decreto presidencial. En concreto, quedaron sin vigencia los “acuerdos de promoción y protección recíproca de Inversiones” con Italia (2001), Bolivia (1995), Perú (1999), España (1996), Estados Unidos (1993), Canadá (1996), Argentina (1994), Venezuela (1993), Francia (1994), Países Bajos (1999), Suecia (2001), Chile (1993), Suiza (1968), China (1994), Alemania (1996) y Gran Bretaña e Irlanda del Norte (1994).
 
El 17 de mayo de 2017, el gobierno de Rafael Correa terminó de forma unilateral 16 TBIs mediante decretos ejecutivos con Alemania, Argentina, Bolivia, Canadá, Chile, China, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Países Bajos, Perú, Reino Unido, Suecia, Suiza y Venezuela. 
 
 
Según la Comisión, el Estado ecuatoriano ha sido demandado por $ 21.200 millones, por compensación tras la supuesta violación de los acuerdos de protección a los inversores extranjeros.
 

Bajo una nueva figura, Ecuador busca retomar las inversiones. La Cancillería presentó este 8 de marzo de 2018 un nuevo modelo de acuerdos bilaterales y marca así distancia de los conocidos 'TBI' (Tratados Bilaterales de Inversión). El Gobierno denomina a estas nuevas herramientas como Convenios Bilaterales de Inversión (CBI).

 

Según la canciller María Fernanda Espinosa, este documento, que será la base para futuras negociaciones, busca atraer inversión con una oferta que combina seguridad jurídica con mecanismos de diálogo de alto nivel, orientados a prevenir y solucionar eventuales diferencias de manera amigable y constructiva. Así lo explicó desde un hotel de Quito en el marco de una reunión con 36 embajadores.

 

"Ecuador requiere de inversión extranjera directa que, respetando su normativa en materia social, ambiental y laboral, contribuya al cambio de la matriz productiva y a la generación de empleos de calidad", explicó la canciller.

 

Agregó, además, que "con esta nueva figura se busca eliminar la lesividad de los TBI, que causaron pérdidas millonarias a Ecuador".

 

La Secretaría General de la Presidencia, el Ministerio de Comercio Exterior e Inversiones, la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) y la Procuraduría General del Estado también forman parte del equipo que construyó este mecanismo de inversiones.

 

"Con la presentación de este nuevo modelo de convenio, el Gobierno del presidente Lenín Moreno muestra su decisión política de iniciar la negociación inmediata de convenios bilaterales, que garanticen los derechos de los inversionistas, precautelando al mismo tiempo los intereses del Estado ecuatoriano, en el marco de su normativa nacional y del derecho internacional", destacó la ministra Espinosa.

 

Según la autoridad, los nuevos convenios incorporan mecanismos de solución de controversias y solucionan los "conflictos de intereses que se han evidenciado en la conformación de los tribunales arbitrales". También señalan obligaciones de los inversionistas en relación a la corrupción, contempla sanciones para los corruptores y por responsabilidades civiles, administrativas y penales.

 

Además, contemplan programas de cooperación bilateral sobre desarrollo de capacidades, asistencia técnica y transferencia de tecnología.

 

El encuentro de la Cancillería contó, entre otros, con representantes de los 16 países cuyos TBI fueron denunciados el 16 de mayo de 2017, mediante decreto presidencial. En concreto, quedaron sin vigencia los “acuerdos de promoción y protección recíproca de Inversiones” con Italia (2001), Bolivia (1995), Perú (1999), España (1996), Estados Unidos (1993), Canadá (1996), Argentina (1994), Venezuela (1993), Francia (1994), Países Bajos (1999), Suecia (2001), Chile (1993), Suiza (1968), China (1994), Alemania (1996) y Gran Bretaña e Irlanda del Norte (1994).

 

El 17 de mayo de 2017, el gobierno de Rafael Correa terminó de forma unilateral 16 TBIs mediante decretos ejecutivos con Alemania, Argentina, Bolivia, Canadá, Chile, China, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Países Bajos, Perú, Reino Unido, Suecia, Suiza y Venezuela. 

 

La decisión se tomó con base en el informe emitido por Comisión de Auditoría de los Tratados de Protección Recíproca de Inversiones (Caitisa), que indicó que estos tratados firmados por Ecuador "no cumplieron con las promesas de atracción de inversión extranjera".

 

Según la Comisión, el Estado ecuatoriano ha sido demandado por $ 21.200 millones, por compensación tras la supuesta violación de los acuerdos de protección a los inversores extranjeros.

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos