Inicio ·Noticias · Artículo

Acusan a sacerdote de violar a una menor en Guayaquil

Redacción

gpinasco

|

Miércoles 15 de Mayo de 2013 - 16:30
compártelo
Un sacerdote es acusado de abusar sexualmente de una menor de edad en Guayaquil. La Fiscalía se encuentra investigando esta denuncia mientras que la Arquidiócesis de la ciudad ya tomó medidas ante el hecho.
 
A la parroquia Jesús Obrero llegaron esta mañana dos agentes designados por la Fiscalía para hacer el reconocimiento del lugar en donde, supuestamente, el sacerdote Pedro Vicente García García habría abusado de una menor de edad. 
 
La diligencia no pudo cumplirse ya que no hubo nadie que abriera las puertas de la iglesia ni de la casa parroquial. 
 
Los moradores de las calles Leónidas Plaza y Alcedo en la ciudad dicen sentirse sorprendidos ante la noticia. “Todo fue como un balde de agua caído, aquí”, comenta Jimmy Pilligua, habitante del sector.
 
El padre César Piechestein, portavoz de la Arquidiócesis de Guayaquil,  asegura que apenas tuvieron conocimiento de la denuncia tomaron medidas. “Apenas se supo del problema, Monseñor Antonio habló con el sacerdote, lo suspendió, lo removió de la parroquia y se inició el expediente que ya fue enviado a la Santa Sede”, asegura el portavoz.
 
La postura de la Iglesia católica sobre este tipo de delitos es radical, como explica Piechestein: “la posición de la Iglesia es tolerancia cero, no podemos jamás ser cómplices, callar u ocultar una situación de estas”.
 
Al momento, el caso se encuentra en indagación previa y es investigado por Miriam Moncayo Bonilla, fiscal quinta de la Unidad de Violencia Sexual e Intrafamiliar.
 

 

Un sacerdote es acusado de abusar sexualmente de una menor de edad en Guayaquil. La Fiscalía se encuentra investigando esta denuncia mientras que la Arquidiócesis de la ciudad ya tomó medidas ante el hecho.

 

A la parroquia Jesús Obrero llegaron esta mañana dos agentes designados por la Fiscalía para hacer el reconocimiento del lugar en donde, supuestamente, el sacerdote Pedro Vicente García García habría abusado de una menor de edad. 

 

La diligencia no pudo cumplirse ya que no hubo nadie que abriera las puertas de la iglesia ni de la casa parroquial. 

 

Los moradores de las calles Leónidas Plaza y Alcedo en la ciudad dicen sentirse sorprendidos ante la noticia. “Todo fue como un balde de agua caído, aquí”, comenta Jimmy Pilligua, habitante del sector.

 

El padre César Piechestein, portavoz de la Arquidiócesis de Guayaquil,  asegura que apenas tuvieron conocimiento de la denuncia tomaron medidas. “Apenas se supo del problema, Monseñor Antonio habló con el sacerdote, lo suspendió, lo removió de la parroquia y se inició el expediente que ya fue enviado a la Santa Sede”, asegura el portavoz.

 

La postura de la Iglesia católica sobre este tipo de delitos es radical, como explica Piechestein: “la posición de la Iglesia es tolerancia cero, no podemos jamás ser cómplices, callar u ocultar una situación de estas”.

 

Al momento, el caso se encuentra en indagación previa y es investigado por Miriam Moncayo Bonilla, fiscal quinta de la Unidad de Violencia Sexual e Intrafamiliar.

 

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos