El Oro: 15 mil habitantes sin agua por deslave y rotura en tuberías

Las fuertes lluvias provocaron más de 15 deslizamientos de tierra en la vía Guando - Zaruma.

22 Mayo, 2014, 2:32 pm
Por: Redacción 
Las fuertes lluvias provocaron más de 15 deslizamientos de tierra en la vía Guando - Zaruma, en la provincia de El Oro. Los deslaves rompieron dos tuberías de conducción de agua potable dejando sin el líquido vital a 15 mil habitantes.
 
El alcalde Jhansy López indica que las vías están afectadas. ''Directamente en lo que es vial está afectada la parroquia Salvias esta incomunicada y en cuanto al otro deslizamiento de tierra afecta a toda la ciudad en lo que tiene que ver a la conducción al agua potable''.
 
Los habitantes de la parroquia Sinsao deben realizar trasbordos para sacar sus productos, debido a que la mesa de la carretera se arrancó en unos 60 metros. Mientras que en el sector Roma, lodo y palos inundaron los patios de las casas.
 
Fernando Maldonado señala que la quebrada taponó la alcantarilla lo que puso en riesgo su vivienda. ''Temor de todos nosotros teníamos porque la quebrada casi tiene tres metros de profundidad y la casa queda ahí entonces tenía miedo y para el lado de atrás hay una piscina y tenía miedo que la piscina se reviente y se valla con casa y todo''.
 
Los funcionarios del Consejo Provincial limpian los deslaves para habilitar temporalmente la vía, mientras que el Cuerpo de Bomberos prepara tres tanqueros para entregar agua a las familias, las instituciones educativas y el hospital.
 
El COE (Comite de Operaciones de Emergencia) cantonal analiza la posibilidad de la declaratoria de emergencia. 
Las fuertes lluvias provocaron más de 15 deslizamientos de tierra en la vía Guando - Zaruma, en la provincia de El Oro. Los deslaves rompieron dos tuberías de conducción de agua potable dejando sin el líquido vital a 15 mil habitantes.
 
El alcalde Jhansy López indica que las vías están afectadas. ''Directamente en lo que es vial está afectada la parroquia Salvias esta incomunicada y en cuanto al otro deslizamiento de tierra afecta a toda la ciudad en lo que tiene que ver a la conducción al agua potable''.
 
Los habitantes de la parroquia Sinsao deben realizar trasbordos para sacar sus productos, debido a que la mesa de la carretera se arrancó en unos 60 metros. Mientras que en el sector Roma, lodo y palos inundaron los patios de las casas.
 
Fernando Maldonado señala que la quebrada taponó la alcantarilla lo que puso en riesgo su vivienda. ''Temor de todos nosotros teníamos porque la quebrada casi tiene tres metros de profundidad y la casa queda ahí entonces tenía miedo y para el lado de atrás hay una piscina y tenía miedo que la piscina se reviente y se valla con casa y todo''.
 
Los funcionarios del Consejo Provincial limpian los deslaves para habilitar temporalmente la vía, mientras que el Cuerpo de Bomberos prepara tres tanqueros para entregar agua a las familias, las instituciones educativas y el hospital.
 
El COE (Comite de Operaciones de Emergencia) cantonal analiza la posibilidad de la declaratoria de emergencia. 

NOTICIAS DESTACADAS