Inicio ·Noticias · Artículo

Júpiter habría destruido una primera generación de planetas del Sistema Solar

Redacción

gpinasco

|

Miércoles 25 de Marzo de 2015 - 12:41
compártelo
  • El gran planeta habría actuado como una bola de demolición generando colisiones entre los primeros planetas.
El gran planeta habría actuado como una bola de demolición generando colisiones entre los primeros planetas.
El planeta más grande de nuestro sistema solar, Júpiter, podría haber actuado como una bola de demolición destruyendo una primera generación de planetas interiores del sistema solar primitivo. 
 
Los resultados de este estudio publicado por las Actas de la Academia Nacional de Ciencia de Estados Unidos podrían ayudar a explicar por qué nuestro Sistema Solar es tan diferente a los cientos de otros sistemas planetarios que los astrónomos han descubierto en los últimos años, ya que la mayoría de los planetas extrasolares están mucho más cerca de sus estrellas que los planetas interiores de nuestro sistema.  
 
 
"Ahora que podemos mirar a nuestro propio sistema solar en el contexto de todos estos otros sistemas planetarios, una de las características más interesantes es la ausencia de planetas dentro de la órbita de Mercurio", dijo Gregory Laughlin, profesor y director de astronomía y astrofísica en la Universidad de California en Santa Cruz y coautor del artículo. 
 
"El sistema planetario, cuestión común en nuestra galaxia, parece ser un conjunto de súper-Tierras con periodos orbitales alarmantemente cortos. Nuestro sistema solar está mirando cada vez más como un bicho raro", agregó. 
 
Esta investigación plantea que Júpiter migró primero hacia adentro, hacia el Sol, hasta la formación de Saturno que hizo que revertiera el curso y migrara hacia el exterior a su posición actual. 
 
orbits-400.jpg
Este diagrama muestra la distrubión orbital de planetas extrasolares más pequeños que Júpiter que fueron detectados por la misión Kepler, en comparación a las orbitas de Mercurio, Venus, la Tierra y Marte. La mayoría de estos planetas extrasolares están mucho más cerca a su estrella central que los planetas de nuestro sistema solar lo están con respecto al sol. (Créditos:  Batygin y Laughlin, PNAS)
 
En ese momento es posible que planetas rocosos se hayan estado formando cerca del sol, camino a convertirse en típicas "súper-Tierras". Sin embargo, las perturbaciones gravitacionales del movimiento de Júpiter habrían barrido los planetas interiores, lo que desencadenó una serie de colisiones que destruyeron todos los cuerpos nacientes en pedazos, llevándolos hacia el Sol. 
 
 
Una segunda generación de planetas interiores se habría formado posteriormente a partir del material que quedó como resultado, lo que coincide con la evidencia de que los planetas interiores de nuestro Sistema Solar (Mercurio, Venus, Tierra y Marte) son más jóvenes que los planetas exteriores. 
 
La teoría de la migración de Júpiter fue planteada por otro equipo de astrónomos en 2011, lo que fue conocido como "Gran Track". Esta nueva investigación apoya lo anterior concluyendo que las consecuencias de ese movimiento generaron las condiciones para que se formaran planetas como la Tierra.
 

El planeta más grande de nuestro sistema solar, Júpiter, podría haber actuado como una bola de demolición destruyendo una primera generación de planetas interiores del sistema solar primitivo. 

 

Los resultados de este estudio publicado por las Actas de la Academia Nacional de Ciencia de Estados Unidos podrían ayudar a explicar por qué nuestro Sistema Solar es tan diferente a los cientos de otros sistemas planetarios que los astrónomos han descubierto en los últimos años, ya que la mayoría de los planetas extrasolares están mucho más cerca de sus estrellas que los planetas interiores de nuestro sistema.  

 

Lea: Algo se mueve en una luna de Júpiter

 

"Ahora que podemos mirar a nuestro propio sistema solar en el contexto de todos estos otros sistemas planetarios, una de las características más interesantes es la ausencia de planetas dentro de la órbita de Mercurio", dijo Gregory Laughlin, profesor y director de astronomía y astrofísica en la Universidad de California en Santa Cruz y coautor del artículo. 

 

"El sistema planetario, cuestión común en nuestra galaxia, parece ser un conjunto de súper-Tierras con periodos orbitales alarmantemente cortos. Nuestro sistema solar está mirando cada vez más como un bicho raro", agregó. 

 

Esta investigación plantea que Júpiter migró primero hacia adentro, hacia el Sol, hasta la formación de Saturno que hizo que revertiera el curso y migrara hacia el exterior a su posición actual. 

 

orbits-400.jpg

Este diagrama muestra la distrubión orbital de planetas extrasolares más pequeños que Júpiter que fueron detectados por la misión Kepler, en comparación a las orbitas de Mercurio, Venus, la Tierra y Marte. La mayoría de estos planetas extrasolares están mucho más cerca a su estrella central que los planetas de nuestro sistema solar lo están con respecto al sol. (Créditos:  Batygin y Laughlin, PNAS)

 

En ese momento es posible que planetas rocosos se hayan estado formando cerca del sol, camino a convertirse en típicas "súper-Tierras". Sin embargo, las perturbaciones gravitacionales del movimiento de Júpiter habrían barrido los planetas interiores, lo que desencadenó una serie de colisiones que destruyeron todos los cuerpos nacientes en pedazos, llevándolos hacia el Sol. 

 

Lea: Descubren al "gemelo" de Júpiter

 

Una segunda generación de planetas interiores se habría formado posteriormente a partir del material que quedó como resultado, lo que coincide con la evidencia de que los planetas interiores de nuestro Sistema Solar (Mercurio, Venus, Tierra y Marte) son más jóvenes que los planetas exteriores. 

 

La teoría de la migración de Júpiter fue planteada por otro equipo de astrónomos en 2011, lo que fue conocido como "Gran Track". Esta nueva investigación apoya lo anterior concluyendo que las consecuencias de ese movimiento generaron las condiciones para que se formaran planetas como la Tierra.

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos