Empresarios y trabajadores plantean sus puntos de vista frente al nuevo Código de Trabajo

Ambos grupos laborales esperan una discusión urgente del cuerpo legal que plantea cambios de fondo.

Empresarios y trabajadores plantean sus puntos de vista frente al nuevo Código de Trabajo. Foto: API
16 Mayo, 2014, 8:24 pm
Por: Redacción 
El primer Código de Trabajo del Ecuador fue publicado en el Registro Oficial el 14 de noviembre de 1938. Desde entonces se han hecho cambios puntuales en algunos artículos del texto.
 
Por primera vez, un Gobierno pretende cambiar íntegramente este cuerpo legal con nuevos planteamientos no solo de forma sino de fondo.
 
El presidente ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano, Roberto Aspiazu, señala que la propuesta del Gobierno no ha sido discutida con los empleadores.
 
Señala que el borrador del código propuesto por el Ejecutivo no cuenta con planteamientos del sector empresarial.
 
Por ello Aspiazu cree que es prematuro opinar sobre si el proyecto mejorará o empeorará las relaciones entre empleadores y trabajadores.
 
Sin embargo, afirma que hay un acercamiento con un grupo de organizaciones sindicales.
 
Pero el sector empresarial aún no se ha reunido con el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), que también agrupa a cuatro organizaciones sindicales. Su dirigente, Mesías Tatamuez, considera que el código del Gobierno provocaría un retroceso para el sector laboral.
 
Señala que uno de los temas que podría generar divergencias con el sector empresarial es la declaratoria de huelga. El Gobierno propone que se realice fuera de la empresa.
 
El FUT espera que la discusión entre empresarios y trabajadores empiece con los cambios que generan desacuerdos, entre ellos: la eliminación de guarderías, la mensualización de décimos y jubilación patronal.
 
Ambos sectores esperan generar consensos para evitar que se genere una ruptura en sus relaciones.
El primer Código de Trabajo del Ecuador fue publicado en el Registro Oficial el 14 de noviembre de 1938. Desde entonces se han hecho cambios puntuales en algunos artículos del texto.
 
Por primera vez, un Gobierno pretende cambiar íntegramente este cuerpo legal con nuevos planteamientos no solo de forma sino de fondo.
 
El presidente ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano, Roberto Aspiazu, señala que la propuesta del Gobierno no ha sido discutida con los empleadores.
 
Señala que el borrador del código propuesto por el Ejecutivo no cuenta con planteamientos del sector empresarial.
 
Por ello Aspiazu cree que es prematuro opinar sobre si el proyecto mejorará o empeorará las relaciones entre empleadores y trabajadores.
 
Sin embargo, afirma que hay un acercamiento con un grupo de organizaciones sindicales.
 
Pero el sector empresarial aún no se ha reunido con el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), que también agrupa a cuatro organizaciones sindicales. Su dirigente, Mesías Tatamuez, considera que el código del Gobierno provocaría un retroceso para el sector laboral.
 
Señala que uno de los temas que podría generar divergencias con el sector empresarial es la declaratoria de huelga. El Gobierno propone que se realice fuera de la empresa.
 
El FUT espera que la discusión entre empresarios y trabajadores empiece con los cambios que generan desacuerdos, entre ellos: la eliminación de guarderías, la mensualización de décimos y jubilación patronal.
 
Ambos sectores esperan generar consensos para evitar que se genere una ruptura en sus relaciones.