Restos de niña ecuatoriana serán repatriados tras resultados de ADN

El cónsul de Ecuador en Nueva York dijo que el examen se realizó el viernes y se esperan resultados.

23 Marzo, 2014, 4:27 pm
Por: Redacción 
El consulado de Ecuador en Nueva York brinda ayuda psicológica a José Álvarez y Martha Quilay, padres de Jocelyn Nohemí, la menor hallada muerta en confusas circunstancias en un albergue de Ciudad Juárez, el 11 de marzo pasado, y cuyo cadáver podrá ser repatriado una vez que se cotejen en una prueba de ADN las similitudes genéticas con sus progenitores.
 
Jorge López, cónsul de Ecuador en Nueva York, informó a Andes que pese a que los padres de Nohemí, de 12 años de edad, reconocieron por medio de fotos a su hija, las autoridades mexicanas esperan los resultados de la prueba de ADN para autorizar la repatriación. "El examen se realizó el viernes y se espera los resultados para el próximo martes".
 
“La mamá reconoció por medio de fotografías que se trataba de la hija, pero las autoridades locales de México han pedido que enviemos una prueba de ADN para certificar que se trata de la niña. Esperamos la próxima semana enviar las pruebas a México para que hagan el doble checking de que se trata realmente de la hija de ellos”, indicó el Cónsul.  
 
Paralelo a esta diligencia, el Consulado adelanta los trámites para la repatriación del cadáver a Ecuador, así como el acompañamiento y asistencia psicología a los padres y familiares de la niña, oriunda de Cañar.
 
“Nosotros como gobierno estamos en primer lugar ocupándonos de la parte más importante que es la repatriación del cadáver, de dar la asistencia psicológica, el acompañamiento social”, señaló.
 
López precisó que el propio presidente de la República, Rafael Correa, está siguiendo el caso muy de cerca y ha dispuesto todo el apoyo para los familiares de la menor. 
 
En tanto, el consulado de Ecuador en Monterrey solicitó a las autoridades locales información sobre las circunstancias en las que la niña apareció muerta. Según versiones de prensa que citan a las autoridades oficiales, la menor fue rescatada por la policía estatal mexicana el viernes 7 de marzo, cuando Domingo Fermas, identificado como “pollero”, intentaba ingresarla de manera ilegal a Estados Unidos.  
 
Tras el rescate, Nohemí fue puesta a disposición del Ministerio Público Federal y posteriormente internada en el albergue La Esperanza donde, luego de tres días de internada, se suicidó en un baño.
 
El cónsul dijo que la voz de alerta sobre la desaparición de Nohemí se dio el 12 de marzo a través de un pastor de la iglesia cristiana a donde acuden sus padres, tras lo cual inició el proceso de búsqueda que concluyó con la noticia de que se había suicidado en México.
 
En principio, la Procuraduría mexicana había informado que la menor era oriunda del estado de Durango (México) y que tenía 8 años.
El consulado de Ecuador en Nueva York brinda ayuda psicológica a José Álvarez y Martha Quilay, padres de Jocelyn Nohemí, la menor hallada muerta en confusas circunstancias en un albergue de Ciudad Juárez, el 11 de marzo pasado, y cuyo cadáver podrá ser repatriado una vez que se cotejen en una prueba de ADN las similitudes genéticas con sus progenitores.
 
Jorge López, cónsul de Ecuador en Nueva York, informó a Andes que pese a que los padres de Nohemí, de 12 años de edad, reconocieron por medio de fotos a su hija, las autoridades mexicanas esperan los resultados de la prueba de ADN para autorizar la repatriación. "El examen se realizó el viernes y se espera los resultados para el próximo martes".
 
“La mamá reconoció por medio de fotografías que se trataba de la hija, pero las autoridades locales de México han pedido que enviemos una prueba de ADN para certificar que se trata de la niña. Esperamos la próxima semana enviar las pruebas a México para que hagan el doble checking de que se trata realmente de la hija de ellos”, indicó el Cónsul.  
 
Paralelo a esta diligencia, el Consulado adelanta los trámites para la repatriación del cadáver a Ecuador, así como el acompañamiento y asistencia psicología a los padres y familiares de la niña, oriunda de Cañar.
 
“Nosotros como gobierno estamos en primer lugar ocupándonos de la parte más importante que es la repatriación del cadáver, de dar la asistencia psicológica, el acompañamiento social”, señaló.
 
López precisó que el propio presidente de la República, Rafael Correa, está siguiendo el caso muy de cerca y ha dispuesto todo el apoyo para los familiares de la menor. 
 
En tanto, el consulado de Ecuador en Monterrey solicitó a las autoridades locales información sobre las circunstancias en las que la niña apareció muerta. Según versiones de prensa que citan a las autoridades oficiales, la menor fue rescatada por la policía estatal mexicana el viernes 7 de marzo, cuando Domingo Fermas, identificado como “pollero”, intentaba ingresarla de manera ilegal a Estados Unidos.  
 
Tras el rescate, Nohemí fue puesta a disposición del Ministerio Público Federal y posteriormente internada en el albergue La Esperanza donde, luego de tres días de internada, se suicidó en un baño.
 
El cónsul dijo que la voz de alerta sobre la desaparición de Nohemí se dio el 12 de marzo a través de un pastor de la iglesia cristiana a donde acuden sus padres, tras lo cual inició el proceso de búsqueda que concluyó con la noticia de que se había suicidado en México.
 
En principio, la Procuraduría mexicana había informado que la menor era oriunda del estado de Durango (México) y que tenía 8 años.