Colombia: Duque convoca a reunión a promotores de protestas

Las manifestaciones contra el régimen llevan ya 5 días.

Las manifestaciones contra el régimen de Iván Duque (foto) llevan ya 5 días. Foto:AFP
25 Noviembre, 2019, 10:34 pm
Por: AFP 
El presidente conservador Iván Duque convocó a una reunión el martes a los promotores de las protestas en contra de su gobierno, que este lunes completan cinco días en las calles de Colombia.
 
"Mañana se reunirá el presidente con los representantes del paro nacional", dijo la ministra de Trabajo, Alicia Arango, en la presidencial Casa de Nariño.
 
 
El encuentro con el Comité Nacional del Paro, que reúne a sindicatos y estudiantes, se desarrollaría en el marco del "diálogo social" convocado por el jefe de Estado en respuesta a las manifestaciones en contra de sus políticas sociales, económicas y de seguridad.
 
Presionado por las movilizaciones y con una popularidad en rojo, Duque llamó el viernes a una "conversación nacional" con "todos los sectores" para debatir "reformas" a su política social.
 
Pero desde entonces reiteró su llamado a conversar sin invitar directamente a los promotores del paro, que lideraron la mayor convocatoria en contra de un gobierno central en los últimos tiempos.
 
 
"La impaciencia ciudadana es grande, el reclamo ciudadano es grande (...), pero también es muy importante entender que los gobiernos no pueden ni ser promeseros, ni los gobiernos tienen varitas mágicas con las que se producen soluciones milagrosas e inmediatas", dijo Duque más temprano.
 
El comité del paro no confirmó inmediatamente su presencia. 
 
Pero Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, uno de los sindicatos más poderosos, declinó participar por considerar insuficiente el tiempo dispuesto por el gobierno para el encuentro, que según dijo era "de una hora".
 
"Nosotros vamos es por una sola reunión convocada expresamente para que el grupo de las organizaciones que estuvimos en el paro podamos exponerle al señor presidente de la república todos nuestros puntos de vista", afirmó.
 
- Marcha femenina -
 
La CUT y el sindicato de profesores de instituciones públicas lideraron una "gran marcha" este lunes, que confluyó con la conmemoración del Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer.
 
 
Miles se unieron al llamado en varias ciudades. En Bogotá y Medellín las mujeres caminaron por avenidas emblemáticas vestidas con prendas violeta en rechazo de feminicidios y reivindicando sus derechos.
 
"Esta agenda feminista me parece que es más que pertinente en el marco del paro nacional, de hecho todas las demandas sociales del paro tienen una base que es el cuidado de la vida y el respeto por el otro", dijo Olga, historiadora de 35 años que prefirió no dar su apellido.
 
A su lado transitaban miles de jóvenes, los principales promotores de las manifestaciones callejeras desatadas la semana pasada.
Sectores opuestos a la marcha realizaron un plantón en el hospital de la policía, en el oeste de Bogotá, en homenaje a los 341 uniformados heridos desde el jueves en choques con manifestantes.
 
Aunque las marchas han sido en su mayoría pacíficas, han dejado tres muertos, unos 500 heridos entre civiles, policías y militares, 172 detenidos y 61 extranjeros expulsados por participar en "actos vandálicos", la mayoría venezolanos.
 
- Siguen reuniones -
 
Duque lideró este lunes la segunda jornada del "diálogo social", que reunió a representantes de patrones y empleados, no reconocidos por los sindicatos.
 
 
Las pláticas se desarrollarán hasta el 15 de marzo a nivel nacional y regional para hablar de lucha anticorrupción, desempleo, "crecimiento económico con equidad", educación, fortalecimiento de instituciones, paz y medio ambiente.
 
Al final, se buscará consolidar un paquete legislativo, iniciativas de políticas públicas y que las "inquietudes" sean incluidas en los planes de desarrollo de los alcaldes que asumen en enero, explicó el coordinador nacional del diálogo, Andrés Molano.
 
El Comité Nacional del Paro llamó a una marcha el 21 de noviembre, de la que desde entonces surgieron movilizaciones y cacerolazos liderados mayoritariamente por jóvenes.
 
Los convocantes son de sectores tan amplios como los reclamos y exigencias contra el gobierno de Duque, que con poco más de quince meses en el poder luce debilitado.
 
Las centrales obreras rechazan supuestas iniciativas gubernamentales para flexibilizar el mercado laboral y las pensiones. Los estudiantes reclaman más recursos para la educación pública, y los indígenas, que no hacen parte del comité, exigen protección tras el asesinato de decenas de ellos desde que Duque asumió el poder en agosto de 2018. 
 
Todos cuestionan el asesinato de líderes sociales y el intento de modificar el pacto de paz de 2016 que desarmó a la exguerrilla FARC, que también ha participado en las marchas.
 
Para el martes fueron convocados nuevos cacerolazos.
El presidente conservador Iván Duque convocó a una reunión el martes a los promotores de las protestas en contra de su gobierno, que este lunes completan cinco días en las calles de Colombia.
 
"Mañana se reunirá el presidente con los representantes del paro nacional", dijo la ministra de Trabajo, Alicia Arango, en la presidencial Casa de Nariño.
 
 
El encuentro con el Comité Nacional del Paro, que reúne a sindicatos y estudiantes, se desarrollaría en el marco del "diálogo social" convocado por el jefe de Estado en respuesta a las manifestaciones en contra de sus políticas sociales, económicas y de seguridad.
 
Presionado por las movilizaciones y con una popularidad en rojo, Duque llamó el viernes a una "conversación nacional" con "todos los sectores" para debatir "reformas" a su política social.
 
Pero desde entonces reiteró su llamado a conversar sin invitar directamente a los promotores del paro, que lideraron la mayor convocatoria en contra de un gobierno central en los últimos tiempos.
 
 
"La impaciencia ciudadana es grande, el reclamo ciudadano es grande (...), pero también es muy importante entender que los gobiernos no pueden ni ser promeseros, ni los gobiernos tienen varitas mágicas con las que se producen soluciones milagrosas e inmediatas", dijo Duque más temprano.
 
El comité del paro no confirmó inmediatamente su presencia. 
 
Pero Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, uno de los sindicatos más poderosos, declinó participar por considerar insuficiente el tiempo dispuesto por el gobierno para el encuentro, que según dijo era "de una hora".
 
"Nosotros vamos es por una sola reunión convocada expresamente para que el grupo de las organizaciones que estuvimos en el paro podamos exponerle al señor presidente de la república todos nuestros puntos de vista", afirmó.
 
- Marcha femenina -
 
La CUT y el sindicato de profesores de instituciones públicas lideraron una "gran marcha" este lunes, que confluyó con la conmemoración del Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer.
 
 
Miles se unieron al llamado en varias ciudades. En Bogotá y Medellín las mujeres caminaron por avenidas emblemáticas vestidas con prendas violeta en rechazo de feminicidios y reivindicando sus derechos.
 
"Esta agenda feminista me parece que es más que pertinente en el marco del paro nacional, de hecho todas las demandas sociales del paro tienen una base que es el cuidado de la vida y el respeto por el otro", dijo Olga, historiadora de 35 años que prefirió no dar su apellido.
 
A su lado transitaban miles de jóvenes, los principales promotores de las manifestaciones callejeras desatadas la semana pasada.
Sectores opuestos a la marcha realizaron un plantón en el hospital de la policía, en el oeste de Bogotá, en homenaje a los 341 uniformados heridos desde el jueves en choques con manifestantes.
 
Aunque las marchas han sido en su mayoría pacíficas, han dejado tres muertos, unos 500 heridos entre civiles, policías y militares, 172 detenidos y 61 extranjeros expulsados por participar en "actos vandálicos", la mayoría venezolanos.
 
- Siguen reuniones -
 
Duque lideró este lunes la segunda jornada del "diálogo social", que reunió a representantes de patrones y empleados, no reconocidos por los sindicatos.
 
 
Las pláticas se desarrollarán hasta el 15 de marzo a nivel nacional y regional para hablar de lucha anticorrupción, desempleo, "crecimiento económico con equidad", educación, fortalecimiento de instituciones, paz y medio ambiente.
 
Al final, se buscará consolidar un paquete legislativo, iniciativas de políticas públicas y que las "inquietudes" sean incluidas en los planes de desarrollo de los alcaldes que asumen en enero, explicó el coordinador nacional del diálogo, Andrés Molano.
 
El Comité Nacional del Paro llamó a una marcha el 21 de noviembre, de la que desde entonces surgieron movilizaciones y cacerolazos liderados mayoritariamente por jóvenes.
 
Los convocantes son de sectores tan amplios como los reclamos y exigencias contra el gobierno de Duque, que con poco más de quince meses en el poder luce debilitado.
 
Las centrales obreras rechazan supuestas iniciativas gubernamentales para flexibilizar el mercado laboral y las pensiones. Los estudiantes reclaman más recursos para la educación pública, y los indígenas, que no hacen parte del comité, exigen protección tras el asesinato de decenas de ellos desde que Duque asumió el poder en agosto de 2018. 
 
Todos cuestionan el asesinato de líderes sociales y el intento de modificar el pacto de paz de 2016 que desarmó a la exguerrilla FARC, que también ha participado en las marchas.
 
Para el martes fueron convocados nuevos cacerolazos.