Carihuairazo y los Illinizas se quedarán sin glaciares en 10 años

Hay temor de que el páramo se seque y el agua también sea insuficiente.

Hay temor de que el páramo se seque y el agua también sea insuficiente. Foto: Captura de video
13 Noviembre, 2019, 3:26 pm
Por: Televistazo 
En Ecuador, en pocos años ya no se podrán ver los actuales paísajes en montañas sobre los 5.000 metros. Primarán macisos con cada vez menos nieve, con panoramas en donde lo único que se verá serán rocas y arena
 
Unas montañas son más vulnerables que otras por su ubicación y altura. Entre ellas, las que están en mayor riesgo son el Carihuairazo y el Illiniza sur.
 
 
Según los últimos estudios, en los próximos 10 años ambas montañas se quedarán sin sus glaciares. Será un impacto para los visitantes que los escalaban para vivir la experiencia de tocar el hielo.
 
“El glaciar es un componente del ciclo hidrológico y si cambia el glaciar cambia el ciclo hidrológico a la parte baja del glaciar. Cuando no llueve, el graciar se derrite más aquí en esta zona tropical ecuatoriana; eso hace que yo tenga más agua cuando no llueve”, explicó Marcos Villacís, jefe de Ingeniería Civil y Ambiental de la Politécnica.
 
 
“Y a futuro, con un glaciar más pequeño, se tendría más agua cuando no llueve, pero la cantidad va a ser más pequeña porque el glaciar es más pequeño”, agregó.
 
Son montañas que apenas superan los 5.000 metros de altura y por eso ya no pueden mantener sus coberturas nevadas 
 
Como la nieve llega se va. La altura y la temperatura no permiten que se consolide y genere nuevo hielo para mantener el glaciar.
 
 
Esta situación preocupa a quienes dependen de este recurso. Ellos temen que el páramo se vaya secando y por eso el agua también sea insuficiente.
 
Atrás quedarán estos paísajes. Las laderas cubiertas de nieve de nuestros macisos serán, día a día, un lejano recuerdo. Y el ciclo de agua, que hasta  ahora corre y nutre los páramos y también da vida a incontables pueblos, habrá cambiado.
En Ecuador, en pocos años ya no se podrán ver los actuales paísajes en montañas sobre los 5.000 metros. Primarán macisos con cada vez menos nieve, con panoramas en donde lo único que se verá serán rocas y arena
 
Unas montañas son más vulnerables que otras por su ubicación y altura. Entre ellas, las que están en mayor riesgo son el Carihuairazo y el Illiniza sur.
 
 
Según los últimos estudios, en los próximos 10 años ambas montañas se quedarán sin sus glaciares. Será un impacto para los visitantes que los escalaban para vivir la experiencia de tocar el hielo.
 
“El glaciar es un componente del ciclo hidrológico y si cambia el glaciar cambia el ciclo hidrológico a la parte baja del glaciar. Cuando no llueve, el graciar se derrite más aquí en esta zona tropical ecuatoriana; eso hace que yo tenga más agua cuando no llueve”, explicó Marcos Villacís, jefe de Ingeniería Civil y Ambiental de la Politécnica.
 
 
“Y a futuro, con un glaciar más pequeño, se tendría más agua cuando no llueve, pero la cantidad va a ser más pequeña porque el glaciar es más pequeño”, agregó.
 
Son montañas que apenas superan los 5.000 metros de altura y por eso ya no pueden mantener sus coberturas nevadas 
 
Como la nieve llega se va. La altura y la temperatura no permiten que se consolide y genere nuevo hielo para mantener el glaciar.
 
 
Esta situación preocupa a quienes dependen de este recurso. Ellos temen que el páramo se vaya secando y por eso el agua también sea insuficiente.
 
Atrás quedarán estos paísajes. Las laderas cubiertas de nieve de nuestros macisos serán, día a día, un lejano recuerdo. Y el ciclo de agua, que hasta  ahora corre y nutre los páramos y también da vida a incontables pueblos, habrá cambiado.