Julio Silva, un trotamundo de la tecnología

Es guayaquileño y es el gerente global de Analíticas para Redes Sociales de Google.

  • El guayaquileño de 36 años es actualmente el gerente global de Analíticas para Redes Sociales de Google.
  • El guayaquileño de 36 años es actualmente el gerente global de Analíticas para Redes Sociales de Google.
10 Septiembre, 2019, 10:13 am
Por: Redacción 
Al ecuatoriano Julio Silva el sueño americano se le concretó en grande. Soñó y lo hizo. Y sí que lo hizo. El guayaquileño de 36 años es actualmente el gerente global de Analíticas para Redes Sociales de Google, el gigante tecnológico norteamericano.
 
En camiseta deportiva y derrochando verbo y juventud, Silva repasa para ecuavisa.com lo que fueron sus comienzos en el mercado laboral “gringo” y revela una peculiar técnica que bien podría ser uno de los secretos de su éxito profesional: “aplicar por deporte”. 
 
 
 
 
 
Su carrera profesional en Estados Unidos arrancó en 2007, después de conseguir una pasantía en el Departamento de Comercio del Gobierno norteamericano, y luego de haber estudiado Administración de Empresas y Marketing.  
 
Antes de llegar a Google, Silva se forjó en el Banco de América, Disney, Cisco y Deloitte. Ser profesor fue su primer oficio en la que muchos ven como la tierra de las oportunidades. Un tiempo después conseguiría otro empleo como analista. 
 
Julio Silva, el guayaco, ya había calentado lo suficiente laboralmente: con confianza plena en sus capacidades, iría a todo riesgo por nuevos desafíos. Hambre y a comerse el mundo. Silva considera que haber aprendido inglés desde el colegio fue sumamente importante. Su meta ahora era entrar a una corporación “de las grandes ligas”. Allá apuntaban sus narices. Era su norte. La búsqueda de otro peldaño al gran sueño americano que iba edificando. 
 
Ese recorrido lo llevó a ciudades como Charlotte, Seattle, Boston, Houston, Chicago… La lista, amplia; sus ganas, también. Entonces, parió una técnica a la que él le puso nombre y todo: “aplicar por deporte”. Al todo o nada. 
 
“Mandaba aplicaciones a todos lados y me entrevistaban pero yo estaba perfeccionando el arte de entrevistarme para mejorar mi marca personal”, dice Silva en una rápida muestra del tesón que le puso a lo suyo. En cada opción, una oportunidad para lo siguiente. 
 
Una de esas aplicaciones fue para Google, un proceso que según él “ha sido el más extenuante de su vida”.
 
“Me analizaron en distintas dimensiones. Ellos me llevaban a otro nivel. Tuve entrevistas de panel, de casos, situacionales”, recuerda Silva de ese momento, cuando estaba a punto de entrar a esa mole de la tecnología presente a diario en nuestras vidas.
 
La gente de Google vio en Julio experiencia multicultural y fue eso lo que llamó la atención del monstruo corporativo, que le abrió las puertas a un ecuatoriano para dirigir uno de sus departamentos más importantes. 
 
El compatriota se convirtió en el jefe del área de investigación de mercados basados en redes sociales. Un momento grande. Grandísimo. 
 
Desde el 2017 se radicó en San Francisco, aunque recorre casi semanalmente distintas ciudades del mundo, desde Nueva York hasta Singapur. Un trotamundo de la tecnología.  
 
Esta característica de su trabajo le permite retornar a Ecuador varias veces al año, por lo que considera que nunca ha abandonado su país, donde, entre otros, está el equipo que late en su corazón: Emelec.
 
En un futuro espera estar de vuelta definitivamente en su tierra, desempeñando uno de sus primeros oficios: la enseñanza. 
 
En doce años, este ecuatoriano ha conseguido distintos cargos dentro de empresas de renombre mundial. A pesar de la distancia encontró la oportunidad de volver cada cierto tiempo a su patria, a deleitarse con su comida, a abrazar a sus amigos y a gritar los goles de su equipo. 
 

 

Al ecuatoriano Julio Silva el sueño americano se le concretó en grande. Soñó y lo hizo. Y sí que lo hizo. El guayaquileño de 36 años es actualmente el gerente global de Analíticas para Redes Sociales de Google, el gigante tecnológico norteamericano.
 
En camiseta deportiva y derrochando verbo y juventud, Silva repasa para ecuavisa.com lo que fueron sus comienzos en el mercado laboral “gringo” y revela una peculiar técnica que bien podría ser uno de los secretos de su éxito profesional: “aplicar por deporte”. 
 
 
 
 
 
Su carrera profesional en Estados Unidos arrancó en 2007, después de conseguir una pasantía en el Departamento de Comercio del Gobierno norteamericano, y luego de haber estudiado Administración de Empresas y Marketing.  
 
Antes de llegar a Google, Silva se forjó en el Banco de América, Disney, Cisco y Deloitte. Ser profesor fue su primer oficio en la que muchos ven como la tierra de las oportunidades. Un tiempo después conseguiría otro empleo como analista. 
 
Julio Silva, el guayaco, ya había calentado lo suficiente laboralmente: con confianza plena en sus capacidades, iría a todo riesgo por nuevos desafíos. Hambre y a comerse el mundo. Silva considera que haber aprendido inglés desde el colegio fue sumamente importante. Su meta ahora era entrar a una corporación “de las grandes ligas”. Allá apuntaban sus narices. Era su norte. La búsqueda de otro peldaño al gran sueño americano que iba edificando. 
 
Ese recorrido lo llevó a ciudades como Charlotte, Seattle, Boston, Houston, Chicago… La lista, amplia; sus ganas, también. Entonces, parió una técnica a la que él le puso nombre y todo: “aplicar por deporte”. Al todo o nada. 
 
“Mandaba aplicaciones a todos lados y me entrevistaban pero yo estaba perfeccionando el arte de entrevistarme para mejorar mi marca personal”, dice Silva en una rápida muestra del tesón que le puso a lo suyo. En cada opción, una oportunidad para lo siguiente. 
 
Una de esas aplicaciones fue para Google, un proceso que según él “ha sido el más extenuante de su vida”.
 
“Me analizaron en distintas dimensiones. Ellos me llevaban a otro nivel. Tuve entrevistas de panel, de casos, situacionales”, recuerda Silva de ese momento, cuando estaba a punto de entrar a esa mole de la tecnología presente a diario en nuestras vidas.
 
La gente de Google vio en Julio experiencia multicultural y fue eso lo que llamó la atención del monstruo corporativo, que le abrió las puertas a un ecuatoriano para dirigir uno de sus departamentos más importantes. 
 
El compatriota se convirtió en el jefe del área de investigación de mercados basados en redes sociales. Un momento grande. Grandísimo. 
 
Desde el 2017 se radicó en San Francisco, aunque recorre casi semanalmente distintas ciudades del mundo, desde Nueva York hasta Singapur. Un trotamundo de la tecnología.  
 
Esta característica de su trabajo le permite retornar a Ecuador varias veces al año, por lo que considera que nunca ha abandonado su país, donde, entre otros, está el equipo que late en su corazón: Emelec.
 
En un futuro espera estar de vuelta definitivamente en su tierra, desempeñando uno de sus primeros oficios: la enseñanza. 
 
En doce años, este ecuatoriano ha conseguido distintos cargos dentro de empresas de renombre mundial. A pesar de la distancia encontró la oportunidad de volver cada cierto tiempo a su patria, a deleitarse con su comida, a abrazar a sus amigos y a gritar los goles de su equipo. 
 

 

SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
Le puede interesar
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
TEMAS RELACIONADOS