Ministro Jarrín rinde versión en caso de tráfico de armas

Abogado de uno de los militares detenidos señala que el ministro se contradijo en Fiscalía

ECUADOR.- Abogado de uno de los militares detenidos señala que el ministro se contradijo en Fiscalía. Foto: Archivo
21 Febrero, 2019, 12:33 pm
Por: Redacción 

A tempranas horas de este 21 de febrero de 2019, el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, acudió a la Fiscalía General del Estado para rendir su versión por el delito de delincuencia organizada, dentro del caso por tráfico de armas y municios en el Ejército, que se investiga desde octubre de 2018 y por cual hay 13 detenidos, entre ellos 7 militares en servicio activo.

 

Revise: Oficiales rinden versión en caso por tráfico de armas

 

"La información dada por el ministro ha sido de mucha importancia, pero deja ver contracciones dentro del proceso", señaló Erick Huilca, abogado de uno de los militares detenidos. "Ha dicho que ellos detectaron infiltraciones de grupos irregulares del Ejército ecuatoriano, pero en esta diligencia dijo que él desconoce este tipo de infiltraciones, lo cual contradice lo dicho por él meses anteriores".

 

 
Asimismo, agregó el jurista, a Jarrín le preguntaron si conoce de la desaparición de armamento y municiones, "él dijo que no, de la pérdida de armamento en el Ejército ecuatoriano dijo que no... Sobre la infiltración de personas dentro del Ejército también dijo que no existe". 
 
"El aporte ha sido favorable para la defensa, por cuanto ha referido que no existe pérdida de munición ni de armamento, entonces no se podría demostrar los elementos del tipo penal que se investiga", enfatizó Huilca.
 
El ministro asistió a la diligencia de forma reservada, e ingresó y salió por la parte posterior de la Fiscalía.
 
Este caso inició el  17 de octubre de 2018, cuando se realizó el operativo Megaimpacto en las provincias de Esmeraldas, Loja, Guayas, Santo Domingo y Pichincha, donde fueron allanadas las bodegas de armas de las Fuerzas Armadas.
 
El comandante del Ejército de la época, Roque Moreira, dijo que las Fuerzas Armadas "oportunamente proporcionó información a las instituciones competentes sobre indicios de posible involucramiento de miembros de la institución para que realice las investigaciones correspondientes".
 
La fiscal María Coloma, quien lideró el operativo en Guayas, indicó que la investigación concierne a "un grupo delincuencial vinculado a la cuestión de narcotráfico, tráfico de armas, vinculado a las muertes que se han dado a nivel de frontera" con Colombia. Agregó que las actividades criminales estaban "relacionadas con alias Guacho", quien comanda el Frente Oliver Sinisterra, autor del secuestro y posterior asesinato del equipo periodístico de diario El Comercio y de una pareja ecuatoriana.
 
La instrucción fiscal se extendió 30 días más por la vinculación de otros cuatro procesados. 
 

A tempranas horas de este 21 de febrero de 2019, el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, acudió a la Fiscalía General del Estado para rendir su versión por el delito de delincuencia organizada, dentro del caso por tráfico de armas y municios en el Ejército, que se investiga desde octubre de 2018 y por cual hay 13 detenidos, entre ellos 7 militares en servicio activo.

 

Revise: Oficiales rinden versión en caso por tráfico de armas

 

"La información dada por el ministro ha sido de mucha importancia, pero deja ver contracciones dentro del proceso", señaló Erick Huilca, abogado de uno de los militares detenidos. "Ha dicho que ellos detectaron infiltraciones de grupos irregulares del Ejército ecuatoriano, pero en esta diligencia dijo que él desconoce este tipo de infiltraciones, lo cual contradice lo dicho por él meses anteriores".

 

 
Asimismo, agregó el jurista, a Jarrín le preguntaron si conoce de la desaparición de armamento y municiones, "él dijo que no, de la pérdida de armamento en el Ejército ecuatoriano dijo que no... Sobre la infiltración de personas dentro del Ejército también dijo que no existe". 
 
"El aporte ha sido favorable para la defensa, por cuanto ha referido que no existe pérdida de munición ni de armamento, entonces no se podría demostrar los elementos del tipo penal que se investiga", enfatizó Huilca.
 
El ministro asistió a la diligencia de forma reservada, e ingresó y salió por la parte posterior de la Fiscalía.
 
Este caso inició el  17 de octubre de 2018, cuando se realizó el operativo Megaimpacto en las provincias de Esmeraldas, Loja, Guayas, Santo Domingo y Pichincha, donde fueron allanadas las bodegas de armas de las Fuerzas Armadas.
 
El comandante del Ejército de la época, Roque Moreira, dijo que las Fuerzas Armadas "oportunamente proporcionó información a las instituciones competentes sobre indicios de posible involucramiento de miembros de la institución para que realice las investigaciones correspondientes".
 
La fiscal María Coloma, quien lideró el operativo en Guayas, indicó que la investigación concierne a "un grupo delincuencial vinculado a la cuestión de narcotráfico, tráfico de armas, vinculado a las muertes que se han dado a nivel de frontera" con Colombia. Agregó que las actividades criminales estaban "relacionadas con alias Guacho", quien comanda el Frente Oliver Sinisterra, autor del secuestro y posterior asesinato del equipo periodístico de diario El Comercio y de una pareja ecuatoriana.
 
La instrucción fiscal se extendió 30 días más por la vinculación de otros cuatro procesados.