Más de 30 testigos participan en audiencia del caso Karina del Pozo

Los sospechosos del homicidio llegaron al Tribunal, en Quito, bajo un fuerte resguardo policial.

4 Septiembre, 2013, 11:47 am
Por: Redacción 
Este miércoles 4 de septiembre, alrededor de las 09:10, se instaló la audiencia de juzgamiento contra los tres implicados en la muerte de la joven Karina del Pozo. Treinta y dos testigos, entre familiares, policías, peritos e investigadores, comparecen ante en el Tribunal Séptimo de Garantías Penales, en Quito. 
 
El fiscal Vicente Reinoso acusa a David P. como autor material y a Manuel S. y José S. como coautores del crimen, ocurrido en febrero pasado; los sospechosos llegaron al sitio con chalecos antibalas y bajo resguardo policial.
 
Entre los testigos que comenzaron a dar sus versiones, constan Cecilia Rivera y Nicolás León, quienes también fueron detenidos por este caso, pero al no comprobarse su participación en el asesinato, fueron liberados en agosto pasado.
 
La joven Karina del Pozo fue reportada como desaparecida el pasado 19 de febrero. Su cuerpo fue encontrado ocho días después, entre los matorrales de una quebrada en Llano Chico, en las afueras de la Capital.
Este miércoles 4 de septiembre, alrededor de las 09:10, se instaló la audiencia de juzgamiento contra los tres implicados en la muerte de la joven Karina del Pozo. Treinta y dos testigos, entre familiares, policías, peritos e investigadores, comparecen ante en el Tribunal Séptimo de Garantías Penales, en Quito. 
 
El fiscal Vicente Reinoso acusa a David P. como autor material y a Manuel S. y José S. como coautores del crimen, ocurrido en febrero pasado; los sospechosos llegaron al sitio con chalecos antibalas y bajo resguardo policial.
 
Entre los testigos que comenzaron a dar sus versiones, constan Cecilia Rivera y Nicolás León, quienes también fueron detenidos por este caso, pero al no comprobarse su participación en el asesinato, fueron liberados en agosto pasado.
 
La joven Karina del Pozo fue reportada como desaparecida el pasado 19 de febrero. Su cuerpo fue encontrado ocho días después, entre los matorrales de una quebrada en Llano Chico, en las afueras de la Capital.