Incidente entre expresidente Correa y periodista ecuatoriano en Bruselas

El expresidente de Ecuador Rafael Correa y el periodista Ramiro Cueva fueron convocad
Foto: Archivo
15 Julio, 2018, 10:37 am
Por: Redacción 
El expresidente de Ecuador Rafael Correa y el periodista Ramiro Cueva fueron convocados para declarar ante un juzgado de Bruselas, en Bélgica, el próximo 9 de agosto. La cita se define luego de un incidente entre ambos, ocurrido en las inmediaciones de la vivienda de Correa.
 
Cueva aseguró que tras realizar la cobertura del Mundial de Fútbol en Rusia, viajó a Lovaina –donde reside ahora el exmandatario– para realizar un reportaje.
 
En una de las grabaciones puede verse una discusión en momentos en que el exmandatario camina junto a su hija Anne Dominique, quien lleva muletas, por las calles de Lovaina (Bélgica), ciudad donde reside desde mayo de 2017. Luego circularon otros videos donde se registra a Cueva corriendo y una foto en la que está en el piso, justo en el momento de su detención.
 
El reportero lojano sostuvo que fue a Lovaina para cumplir con un trabajo periodístico luego de que se conociera el pedido para que Interpol detuviera al expresidente por el juicio que se lleva a cabo en su contra por el presunto secuestro de Fernando Balda. Además sostuvo que fue perseguido por Rafael Correa y su equipo de seguridad. Mientras que el exmandatario aseguró que salió el domingo 8 de julio a realizar compras con su hija en una tienda cercana y que un hombre al que no reconoció en un primer momento lo amenazó con dispararle.
 
Luego supo que era Ramiro Cueva y la discusión siguió, de modo que pidió ayuda a la policía local. Cueva anticipó que sí acudirá a la diligencia y lo mismo dijo el exmandatario, quien manifestó que confía en la justicia del país europeo. 
 
Cueva aseguró que el expresidente lo insultó y que por ello él le respondió. Sin embargo, a través de un comunicado, Correa manifiesta que "Cueva ha adulterado burdamente audios y videos del celular que supuestamente le habían robado, para hacer creer, con mucha incoherencia, que su encuentro fue fortuito y que el agredido de palabra fue él". Agregó que en el juicio se demostrarán "todas sus falsedades".
 
El expresidente de Ecuador Rafael Correa y el periodista Ramiro Cueva fueron convocados para declarar ante un juzgado de Bruselas, en Bélgica, el próximo 9 de agosto. La cita se define luego de un incidente entre ambos, ocurrido en las inmediaciones de la vivienda de Correa.
 
Cueva aseguró que tras realizar la cobertura del Mundial de Fútbol en Rusia, viajó a Lovaina –donde reside ahora el exmandatario– para realizar un reportaje.
 
En una de las grabaciones puede verse una discusión en momentos en que el exmandatario camina junto a su hija Anne Dominique, quien lleva muletas, por las calles de Lovaina (Bélgica), ciudad donde reside desde mayo de 2017. Luego circularon otros videos donde se registra a Cueva corriendo y una foto en la que está en el piso, justo en el momento de su detención.
 
El reportero lojano sostuvo que fue a Lovaina para cumplir con un trabajo periodístico luego de que se conociera el pedido para que Interpol detuviera al expresidente por el juicio que se lleva a cabo en su contra por el presunto secuestro de Fernando Balda. Además sostuvo que fue perseguido por Rafael Correa y su equipo de seguridad. Mientras que el exmandatario aseguró que salió el domingo 8 de julio a realizar compras con su hija en una tienda cercana y que un hombre al que no reconoció en un primer momento lo amenazó con dispararle.
 
Luego supo que era Ramiro Cueva y la discusión siguió, de modo que pidió ayuda a la policía local. Cueva anticipó que sí acudirá a la diligencia y lo mismo dijo el exmandatario, quien manifestó que confía en la justicia del país europeo. 
 
Cueva aseguró que el expresidente lo insultó y que por ello él le respondió. Sin embargo, a través de un comunicado, Correa manifiesta que "Cueva ha adulterado burdamente audios y videos del celular que supuestamente le habían robado, para hacer creer, con mucha incoherencia, que su encuentro fue fortuito y que el agredido de palabra fue él". Agregó que en el juicio se demostrarán "todas sus falsedades".